Comunitario

Usac habilitaría más centros universitarios

Las autoridades de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) analizan poner a funcionar dos centros universitarios más en el departamento de Guatemala, en especial luego de que el campus de la zona 12 capitalina se ha vuelto inaccesible para cientos de estudiantes, debido a los problemas de tránsito.

Por Edwin Pitán

Más de 172 mil estudiantes asisten a la sede central de la Usac. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Más de 172 mil estudiantes asisten a la sede central de la Usac. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Es evidente también el hacinamiento en algunas unidades académicas de esa casa de estudios superiores, lo cual agrava la situación.

Las nuevas sedes de la Usac serían habilitadas en Villa Nueva y San Miguel Petapa, luego de que las autoridades municipales y del Gobierno Central otorgaron terrenos para que sean construidas.

Existen dos factores por los que, en los últimos años, la Usac se ha vuelto inaccesible para miles de estudiantes. Uno de ellas es el desorden vehicular causado por la circulación de un millón 841 mil 464 automotores solo en el departamento de Guatemala. Esta situación hace complicado poder asistir a la ciudad universitaria.

Debido a la sobrepoblación en el campus central de la Usac, hay hacinamiento en las aulas de varias unidades académicas. Según cálculos del Departamento de Registro y Estadística de la Carolingia, más de 172 mil estudiantes asisten a la sede central —falta actualizar inscripciones del 2016—.

Julio Rodríguez, estudiante del primer año de Ciencias Económicas, refirió: “En los primeros días de clases me he quedado sin escritorio en el aula y recibo el curso de pie”.

Entre las facultades con más estudiantes inscritos se encuentran la de Humanidades, con 32 mil, y Ciencias Económicas, con 22 mil.

Población

Se calcula que la Usac tiene una población estudiantil de 230 mil; el 70 por ciento de los universitarios del país.

Desde hace tres años, Alejandra Castro viaja todos los días desde la zona 9, donde trabaja, hasta el campus central, para recibir cursos en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, y durante ese recorrido pierde tiempo y llega retrasada.

“Viajar de la zona 9 a la Usac se me hace imposible por las tardes. En todos lados hay colas; puedo tardar hasta una hora y media”, comentó.

Pero las complicaciones para ella no acaban con trasladarse al campus de la zona 12. Al terminar las clases debe apresurarse para abordar un autobús que la lleve a Amatitlán.

“Es una corredera la que hago todos los días para poder asegurarme de llegar a mi casa”, contó Castro.

Por las noches, en la 31 calle y 11 avenida de la zona 12, cerca de la entrada a la Usac, es habitual ver decenas de autobuses estacionados que trasladan a estudiantes a municipios aledaños a la capital, donde muchos de ellos residen.

Los proyectos

Actualmente, el Centro de Estudios de Desarrollo Seguro y Desastres de la Usac analiza emitir dictamen favorable a la construcción de sedes universitarias en San Miguel Petapa y Villa Nueva.

Los terrenos donde se construirían las sedes fueron cedidos por la municipalidad de San Miguel Petapa y por el Gobierno.

La Usac invertiría unos Q120 millones en la construcción, que provendrían de un préstamo que se gestionó con el Banco Centroamericano de Integración Económica, por US$140 millones —Q1,073 millones, aproximadamente—.

La Mancomunidad de la Gran Ciudad del Sur ha colaborado con un prediseño de los centros universitarios. Según los planos preliminares, cada extensión universitaria tendría 12 edificios de cuatro pisos cada uno, y contempla estacionamientos y áreas deportivas.

Según el coordinador de Planificación de la Mancomunidad, Juan Carlos Garrido, esas sedes de la Usac serían accesibles y no ocasionarían atascos vehiculares por asistencia masiva de estudiantes.

“Estas extensiones universitarias beneficiarían a los estudiantes de Villa Nueva, Amatitlán, San Miguel Petapa, Villa Canales, Santa Catarina Pinula y de departamentos del sur del país”, explicó Garrido.

Se prevé que cada extensión universitaria tendría capacidad para atender a 30 mil estudiantes en cuatro jornadas durante la semana.