Política

Nexos políticos afloran en nómina del Congreso

Además de familiares y algunos rostros conocidos, la nómina del Congreso evidenció la existencia de plazas ocupadas por excandidados o diputados que no lograron la reelección, así como por  contratistas del Estado o personas con doble plaza.

Por Jessica Gramajo

Archivado en:

Congreso
Congreso está inmerso en el mal uso de las plazas otorgadas por diputados y directivos. (Foto Prensa Libre: Alvaro Interiano)
Congreso está inmerso en el mal uso de las plazas otorgadas por diputados y directivos. (Foto Prensa Libre: Alvaro Interiano)

El domingo por la noche, el Congreso publicó las planillas de empleados temporales contratados en 2015 en los renglones 029 y 022, donde se revelan más datos.

Uno de los excandidatos es Miguel Ángel Sandoval, quien se postuló para presidente por la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), pero mientras hacía campaña política recibía un sueldo de Q10 mil como asistente en la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Julio Fernando Melgar  fue candidato para diputado por la UNE, y cuando no hacía campaña trabajaba como asistente del ahora primer secretario del Congreso, Carlos Barreda. La semana recién pasada, el presidente de ese organismo, Mario Taracena, dijo que este año será  asesor jurídico del Despacho.

El actual alcalde de Escuintla y exdiputado, Édgar Abraham Rivera Estévez, fue otro que aprovechó la planilla del Congreso y trabajó como asistente para el legislador Juan Carlos Rivera, con un salario de Q10 mil.

El hermano del diputado de la URNG Wálter Félix, Rubén René Félix López, también fue trabajador del Congreso y candidato a alcalde de Huehuetenango durante 2015. Era asistente del primero, con un salario de Q10 mil.  

  • Congreso
  • 1,153 personas integran la planilla de 022.

Fundaciones

Los candidatos no fueron los únicos que figuraron en la planilla del Congreso. También aparecen varios allegados a políticos y muchos de ellos tuvieron papeles importantes como Édgar Rodolfo Vásquez Ayala, quien además de ser asistente en la bancada Libertad Democrática Renovada (Líder) fue representante legal de la Fundación Identidad y Líderes de Corazón, ambas  afines al partido que impulsó a Manuel Baldizón a la Presidencia.

Pero  no fue el único defensor de Líder que trabajó para el Congreso.  Como asistente de la diputada Delia Bac y con un sueldo de Q10 mil mensuales aparece  Raúl Roberto Chávez Amado,  uno de los 55 profesionales que firmaron un documento en apoyo a Manuel Baldizón, cuando fue  acusado de haber plagiado su tesis.

Familiares

El nepotismo en el Congreso se ha denunciado durante varios años. Uno de los casos más emblemáticos fue el de los exdiputados Manuel Barquín y Baudilio Hichos.

El primero nunca negó que tuviera familiares en ese organismo, y en varias ocasiones los defendió al asegurar que tenían la preparación requerida.

Después de que salió a luz la planilla del 2015 del Congreso se supo de otros diputados que abrieron   espacio a   familiares. Uno de ellos es Oliverio García Rodas, quien tenía como asistente a su hijo José Estuardo García Reyes, que devengaba Q12 mil mensuales.

En la planilla también aparece  el hermano del diputado Eddy Rolando García Rodas, quien trabajó como asistente con el legislador Ricardo Saravia, de Compromiso, Renovación y Orden, y devengaba Q10 mil al mes.

Orlando Blanco, de la UNE, dijo que muchos legisladores están sorprendidos porque afirman tener “cargados” a muchos trabajadores que desconocen, por lo que pedirá una investigación.

Taracena reconoció que tiene ocho personas y no tres, como establece la Ley. “Tengo un pedacito de culpa. Me voy con todos en la ola... Todos mea culpa, todos humildad, aguantémonos porque abusamos todos, pero compongámoslo”, dijo.

En tanto, hoy los diputados se disponen a dispensar de dictamen con 105 votos la iniciativa que busca reformar la Ley Orgánica del Congreso, la cual será conocida de una vez en primera lectura. Cuando llegue al tercer debate se detendrán, para buscar consensos en una mesa técnica.

Usan contratos

El Congreso se vio inmerso en el mal uso de las plazas por parte de diputados y empleados.

Carlos Fernando Nájera Corado, asistente de Santiago Nájera, de la UNE, aparece en Guatecompras como contratista.

A través de la empresa Ingeniería y Constructora Naxara ha recibido contratos desde el 2010 por Q3.9 millones.

Con el tercer secretario, Manuel García Chutá, trabajó en el 2015 Claudia Floridalma Hernández Cholotío, con un sueldo de Q15 mil al mes. Ella también estaba contratada por la Dirección de Atención al Consumidor (Diaco) bajo el renglón 029, con un salario de Q4 mil 100.

Enma Concepción Samayoa Robles de Martínez fue diputada hasta el 2004. Enfrentó, junto con tres personas más, la primera denuncia por discriminación en el país, la cual promovió la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú. En el 2015, la exdiputada trabajó como asistente del congresista del PP Valentín Gramajo.