Guatemala

Capturan a gemelas

Policía las acusa de ser cómplices de asaltabancos Iboy y Solís

Por POR: JULIO LARA

Las gemelas Heidy Johana y Yeimi Rosmeri, de apellidos Porras Montenegro, de 22 años, son atractivas, pero quienes se enamoraron de ellas encontraron la muerte, al provocar celos en Julio René Iboy y Jorge Antonio Solís Mejicanos.

Agentes del Servicio de Investigación Criminal, SIC, les seguían la pista por su vinculación con los asaltabancos, y la noche del lunes fueron capturadas en la 59 avenida “A” y 6a. calle de la zona 18, colonia Pinares del Norte.

Las gemelas tenían orden de aprehensión desde el 29 de octubre, y se les sindica de portación de documentos falsos y encubrimiento propio. Al momento de su captura intentaron huir.

Crímenes

La Policía Nacional Civil, PNC, reveló que el 2 de septiembre del 2000 fue asesinado a balazos Manfredo Alonzo Mijangos, 34; su cadáver, hallado en la 1a. avenida y 15 calle de la colonia Primero de Julio, zona 5 de Mixco, estaba calcinado.

Las evidencias indican que los responsables del asesinato fueron Iboy y Solís Mejicanos. Este último descubrió que el occiso tenía amoríos con Heidy, su conviviente.

Por similares motivos, el 28 de enero del 2001 fue abatido a balazos Edy Lemus, de 32 años, aparentemente cuando hombres pretendían comprar un vehículo Mitsubishi Eclipse, en el taller Top Line Car, ubicado en la 15 avenida “A” 5-20, de la zona 1.

La PNC encontró las huellas de Iboy y Mejicanos en la escena del crimen, y los motivos que llevaron a cometer el hecho fue que el occiso pretendía a una de las gemelas, dice la Policía.

Hacían el trabajo

El 17 de junio, cuando se llevó a cabo la fuga de 78 reos de la cárcel de Alta Seguridad de Escuintla, conocida como El Infierno, las dos gemelas habían visitado a Iboy y Solís Mejicanos.

Según la Policía, ellas llevaron una camioneta Suburban en la que escaparon los cabecillas de la fuga e introdujeron las armas que utilizaron los reclusos para escapar.

Los detectives señalan que las ahora detenidas conocían muchas formas de falsificar sus documentos de identidad, y utilizaban distintos nombres para efectuar los trabajos que le asignaban los dos prófugos.

Iboy y Solís Mejicanos, junto a William Pérez Pérez y Jorge Mario Murga, fueron acribillados a balazos el 14 de agosto, cuando viajaban en un automóvil Nissan, color gris, que la Policía dijo estaba solvente.

Los agentes del SIC descubrieron que una mujer, con nombre y cédula falsos, había comprado el vehículo con dinero en efectivo. Se trataba de Heidy, quien había adquirido el automotor.

El 10 de agosto del 2001, tres agentes del SIC que circulaban por la cuesta Villalobos fueron abatidos a balazos por hombres armados con fusiles AK-47.

Luego del hecho, los atacantes se refugiaron en una vivienda situada en residenciales Villas Club El Dorado, Ciudad San Cristóbal.

Posteriormente, la Policía halló durante un cateo cédulas a nombre de Paola Calderón, con la fotografía de una de las gemelas.

La PNC asegura tener más documentación que relaciona a las hermanas con hechos delictivos donde participaron Iboy y Solís Mejicanos.

Vínculos con delincuentes

Las gemelas convivieron con Julio Iboy y Jorge Solís. Las dos tenían orden de captura por portación de documentos falsos y encubrimiento propio.

En la investigación, la Policía encontró que las hermanas se encargaban de buscar viviendas para que Solís y Mejicanos se refugiaran.

Se descubrió que una de las gemelas había rentado una vivienda en Ciudad San Cristóbal, la cual fue allanada el día en que fueron atacados tres investigadores de la Policía.

El SIC reveló que el automóvil en el que viajaban Iboy y Solís el día en que fueron ultimados, había sido comprado por una de las gemelas.