Guatemala

Cianobacteria reaparece en área norte de Atitlán

Panajachel.- Sorpresa y preocupación generó entre pobladores y autoridades de Sololá el reaparecimiento de la cianobacteria en el Lago de Atitlán.

Por ÉDGAR SÁENZ Y ÁNGEL JULAJUJ

La mancha generada por la cianobacteria tiene aproximadamente unos seis kilómetros de extensión y cubre desde la bahía Tzanjuyú, Panajachel, hasta las playas públicas de San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó.

Marvin Romero, director de la Autoridad para el Manejo Sustentable del Lago de Atitlán y su Entorno (Amsclae), informó que la mancha amarilla causada por la cianobacteria reapareció hace unas semanas, pero fue hasta el domingo último cuando se hizo visible, debido a la cantidad que se acumuló frente al Cerro de Oro, Santiago Atitlán.

Añadió que debido a los fuertes vientos que han azotado la zona, la mancha se movilizó a la parte norte del manto de agua, el cual abarca Panajachel, San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó.

Recolectan muestra

El director de Amsclae informó que ayer hizo un recorrido por el lago, para evaluar la cantidad y extensión de la mancha y obtener muestras del agua, para que se les haga un análisis bacteriológico que permita determinar la cantidad de nitrógeno y fósforo que contiene el líquido.

Añadió que han solicitado fotografías satelitales, para tener datos exactos de la extensión que tiene esta enfermedad del lago.

“Se espera que en los próximos días se tengan datos más exactos sobre qué motivó la reactivación de la cianobacteria”, refirió Romero.

Señaló que en breve se informará acerca de las medidas que se deberán tomar para el manejo de esta nueva mancha, pero adelantó que el tema lo manejará en forma directa la Vicepresidencia del la República.

Se sigue contaminando

El director dio a conocer que la primera mancha de cianobacteria en el lago fue detectada en octubre del 2009, lo que lanzó una advertencia sobre la condición en la que se encontraba ese manto de agua.

Estudios efectuados por biólogos determinaron que la cantidad de nutrientes que ingresan e el lago son principalmente derivados de agua contaminada con heces, orina, jabón, residuos de fertilizantes que introducen mucho fósforo al líquido y favorecen el crecimiento de la cianobacteria.

El proyecto Todos Juntos por el Lago permitió que en este momento seis de siete plantas de tratamiento funcionen en poblados cercanos; sin embargo, hay esfuerzos que aún no dan tanto resultado, como el ingreso de residuos de abonos.

Preocupa al sector turístico

Santos Vásquez, miembro del Comité de Autogestión Turística de Panajachel, refirió que el sector comercial, turístico, de alimentos y hotelero está preocupado por la reaparición de la cianobacteria, pues podría afectar de nuevo la actividad económica del departamento, como ocurrió en el 2009.

Agregó que espera acciones más concretas de parte del Gobierno, para contrarrestar los efectos de esa bacteria en el lago.