Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

11/04/10 - 00:00 Nacionales

Deterioro de la naturaleza

No viene entradilla desde GN3

La destrucción de la cobertura boscosa, los promontorios de basura en toda la geografía nacional y el agotamiento del agua son los problemas ambientales que más preocupan a los guatemaltecos, quienes consideran que el Gobierno hace muy poco para solucionar la problemática.

Según la encuesta elaborada por la empresa Vox Latina para Prensa Libre, en todo el territorio, del 20 al 25 de marzo último, el 26.8 por ciento de los entrevistados considera que la principal dificultad de este tipo que enfrenta el país es la deforestación y la destrucción de las selvas. La segunda es la proliferación de la basura (25.6), y la tercera, el agotamiento del agua (21.3).

Las estadísticas del Instituto Nacional de Bosques reflejan que cada año Guatemala pierde 73 mil hectáreas de bosque y que solo se recupera el 10 por ciento, lo cual atribuye al avance de la frontera agrícola, incendios forestales y deforestación ilegal.

Basura y contaminación

Según este estudio, el 54.8 por ciento de los pobladores tira la basura lejos de sus casas o la quema, mientras que el 35 por ciento la deposita en un basurero municipal. Solo el 2.8 por ciento la entierra, y el 2 por ciento la clasifica.

De acuerdo con un informe de la Comisión Nacional para el Manejo de Desechos Sólidos del Ministerio de Medio Ambiente, el país genera a diario entre seis mil y siete mil toneladas métricas de desechos sólidos. El departamento que más basura produce es Guatemala (29.4 por ciento); le siguen Quetzaltenango (6.2) y Huehuetenango (5.2).

Otros problemas, según la percepción de los entrevistados, son la contaminación del aire (12 por ciento), de lagos y ríos (7.1), y la destrucción de la capa de ozono (2.9). También la falta de tratamiento de las aguas negras, la carencia de educación ambiental, la extinción de animales, la minería no controlada y la quema de basura.

Los encuestados creen, además, que los que más contaminan el ambiente son los automotores (36.9), las industrias (33.7) y el ser humano con sus desechos (13.9).

A criterio de los consultados, los productos más contaminantes son las pilas o baterías, debido a su alta toxicidad. El 59 por ciento dice que las tira en bolsas de deshechos; el 21.1 por ciento no utiliza estos objetos; el 8.9 por ciento las vende y el 7.10 por ciento las lanza a ríos o barrancos.

Desprotección

El estudio también refiere que, según el 71.3 por ciento de la muestra, el medioambiente no se cuida, en contraposición a la opinión del 28.8 por ciento. El 79.8 por ciento piensa, además, que es urgente solucionar los problemas ambientales, contra el 20 por ciento que responde que hay otras situaciones de mayor importancia y que deben resolverse cuanto antes.

La mayoría asevera que el trabajo del Ministerio de Ambiente respecto de la protección es insuficiente. El 46.3 por ciento afirma que esta institución gubernamental hace poco, y el 41.5 por ciento, que casi nada. Solo el 12.3 por ciento califica de positiva la labor de esta institución.

No obstante, la mayoría (70.3) está muy preocupada por los problemas ambientales; el 26.8 por ciento, un poco, y al 3 por ciento no le angustia estos asuntos.

La encuesta también refleja datos interesantes cuando se analiza por edades. El 76.4 por ciento de quienes tienen más de 56 años es el grupo más preocupado por su entorno, y el menos interesado es el de quienes están entre los 36 y 55 años (2.2).

También, la mayoría de personas está conscientes de que contribuye a la contaminación. El 32.1 por ciento reconoce de que lo hace al tirar la basura en lugares no adecuados, mientras que el 24.3 por ciento dice que lo hace al quemar los desechos. El 5 por ciento afirma que contamina con el humo del vehículo, y el 3.8 por ciento, al fumar.

El 33.1 por ciento indica que puede ayudar a revertir este problema al depositar la basura en su lugar; el 10.5 por ciento, al no quemar basura o llantas; el 9.4 por ciento, con educación; el 6.9 por ciento, al clasificar la basura, y otro 6.9 por ciento, al enterrarla.

POR FRANCISCO MAURICIO MARTíNEZ /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.