Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

19/05/11 - 00:00 Nacionales

Ganadero robó droga a grupo de narcotraficantes los Zetas

Investigaciones de Inteligencia de las unidades antinarcóticas de Guatemala descubrieron que un grupo de narcotraficantes de los Zetas busca a Otto René Salguero Morales para matarlo, debido a que les robó más de dos mil kilos de cocaína y luego los empezó a extorsionar.

Según las fuerzas de seguridad, las acciones contra Salguero causaron la muerte de 30 personas, entre ellas 27 jornaleros de la finca Los Cocos, La Libertad, Petén, el fin de semana último, así como de su sobrina y el esposo y el suegro de esta.

Las pesquisas señalan que el supuesto ganadero, quien labora y comparte territorios con una organización de narcotraficantes que opera en Izabal, se habría robado el cargamento de los Zetas en abril último. Agentes de las fuerzas antinarcóticas afirmaron que este podría haber sido de más de dos mil kilos de cocaína, cuyo destino era México.

Origen de crímenes

Según las autoridades, cuando se apropió de la droga Salguero Morales empezó a extorsionar a esa organización de narcotraficantes para entregársela, pero estos no aceptaron y comenzaron las muertes, las cuales se registraron del 10 al 15 de mayo.

De acuerdo con las pesquisas, a principios de mayo los Zetas buscaron a Salguero Morales le exigieron el cargamento y el dinero, y que entregara sus fincas.

Las autoridades aseguraron que el 10 de mayo Salguero Morales decidió enviar a Luis Carlos Bardales Chacón, esposo de su sobrina Keiry Eunice Salguero Franco, para que pagara, pero este fue secuestrado y asesinado.

La Policía informó que Luis Alberto Bardales Tobar, padre de Bardales Chacón, y Salguero Franco denunciaron —el 11 de mayo— haber recibido una llamada telefónica en la que les exigían Q450 mil por liberarlo, pero —el 13 de mayo— cuando iban a efectuar un primer pago, fueron ultimados.

Según investigadores, Salguero Franco fue decapitada porque no dijo dónde se encontraba su tío. Luego continuaron con la matanza de los 27 campesinos de la finca Los Cocos, el 14 y 15 de mayo.

Finquero y ganadero

Las autoridades comenzaron a elaborar un perfil de Salguero Morales, a quien al principio calificaron de supuesto ganadero de 50 años, propietario de al menos cuatro fincas.

Según las investigaciones, las fincas Nueva Alsacia y Nuevo Chapulco, en Izabal, se ubican a solo 14 kilómetros de la frontera con Honduras, y San Juan y Los Cocos, en Petén, a 50 kilómetros de la de México.

Al ser cuestionados por investigadores, pobladores de esta última región no indicaron nada sobre Salguero Morales ni lo vincularon con actividades ligadas al narcotráfico.

Otros de bajo perfil dijeron que contrataba jornaleros para producir queso, crema, leche y cultivar zacate para el ganado.

Las pesquisas revelan que las áreas de Petén donde están ubicadas las fincas no son aptas para cultivar aquella planta y no se halló rastro de esta.

En la finca Los Cocos, las autoridades tampoco hallaron ni una vaca. Los corrales estaban vacíos y se presume que tenían mucho tiempo de no ser utilizados.

De acuerdo con las autoridades, los fines de semana trabajadores de confianza de Salguero Morales se apostaban en el parque de Los Amates, Izabal, para ofrecer trabajo a pobladores. Les ofrecían pagarles Q50 diarios.

De origen humilde

Según investigaciones, Salguero Morales es hijo de Juan Salguero, de 77 años, y Rosa Morales, originarios de San Jorge, Zacapa, quienes, una vez casados, se trasladaron a Los Amates.

En ese lugar pusieron un pequeño negocio y se convirtieron en prominentes ganaderos.

Las pesquisas indican que pobladores del lugar dijeron que la familia Salguero Morales se dedicaba a negocios no muy claros desde hacía años, ya que no se explican cómo su fortuna surgió de un momento a otro.

Investigadores refirieron que al llegar a cierta edad, Juan Salguero decidió trasladar el manejo de sus fincas a Salguero Morales y que, en apariencia, fue así como este se vinculó con organizaciones del narcotráfico que operan en Izabal y que proveían de cargamentos de droga al cartel del Golfo.

Las averiguaciones aseguran que entre sus atribuciones está el traslado de droga de Honduras a Petén, y de allí a México; que Salguero se hizo propietario de grandes fincas, luego de ganado, armas y vehículos, y de un ejército que lo protege.

Se conoce que, después de su pleito con los Zetas, Salguero Morales pudo haberse refugiado en algún país de Centroamérica.

La última vez que se supo de él fue en el sepelio de su sobrina, el 15 de mayo último.

Sin registros

Registros del Organismo Judicial, el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil confirman que Salguero Morales no tiene antecedentes delictivos y tampoco es objeto de investigaciones abiertas por acciones ligadas al narcotráfico. Tampoco ha presentado denuncias o acciones penales contra nadie.

En el Registro Mercantil no figura ninguna empresa a su nombre o de familiares cercanos.

Ayer, al final de la tarde, el Juzgado Primero de Alto Riesgo declaró la reserva legal del caso que se abrió por la muerte de los Bardales Salguero y Franco Salguero y por la matanza en Los Cocos, pero aún existe conflicto sobre quién conocerá el proceso, por la diversidad de lugares en donde es produjeron los hechos.

Las autoridades han logrado identificar a al menos 20 ex miembros del Ejército que forman parte de las fuerzas armadas de los Zetas y vigilan a familiares, amigos y comercios de Salguero Morales.

POR REDACCIóN /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.