Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

08/07/13 - 00:00 Nacionales

Junta Monetaria debe dar dictamen

Mientras los diputados del partido oficial se empeñan en convencer a sus aliados y a las bancadas de oposición de la necesidad de aprobar los préstamos y los bonos del tesoro, estos últimos aún requieren de obtener opinión de la Junta Monetaria (JM), antes de llegar al Congreso para poder ser aprobados.

Infografía en PDF -250Kb-

Según el presidente de la Comisión de Finanzas, Gustavo Echeverría, c el préstamo por US$237 millones —Q1 mil 896 millones— con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tiene dictamen favorable y se usará en 80 por ciento para reemplazar deuda, es decir obtener supuestas tasas más bajas y plazos más largos.

Afirmó que el otro crédito por US$200 millones —Q1 mil 600 millones— con el Banco Mundial (BM), del cual se ha hablado, aún no ha sido dictaminado en esa sala de trabajo, debido a que se encuentra estancado en la Dirección Legislativa, junto con otras 140 iniciativas de ley.

En similar situación se encuentran los bonos del tesoro por Q3 mil 445 millones, aunque con mayor complicación, ya que la iniciativa aún no ha sido presentada al Congreso y además requiere de opinión favorable de la Junta Monetaria (JM), en la cual se establezca el impacto que una emisión de títulos puede causar en la macroeconomía del país.

Sin embargo, este no ha sido un impedimento para que el Partido Patriota (PP) incluya esta propuesta entre sus prioridades, por lo que ha tenido un intenso cabildeo para obtener el aval de las diferentes bancadas, incluidos sus aliados, a quienes les prometen el pago de la deuda flotante a las empresas contratistas, muchas de las cuales son financistas de los partidos políticos.

Votos a favor

El oficialismo ha ofrecido a sus opositores que ya tiene “el plato servido” en la JM, pues les han afirmado que ya negociaron con representantes de las instancias que integran ese cuerpo colegiado y tienen seguros cinco de los siete votos que se requieren para el dictamen a favor de los bonos.

“Si tienen el aval de la Junta Monetaria va a ser muy difícil que alguna de las bancadas se oponga a la aprobación de los bonos, porque el dictamen es técnico. Además, la responsabilidad será de los integrantes de esa instancia y no del Congreso”, explicó el diputado del bloque Todos, Roberto Alejos.

Aunque la solicitud de opinión aún no ha llegado a la JM, se sabe que la decisión se podría tomar el miércoles próximo, ya que el objetivo del oficialismo sería aprobar los préstamos y los bonos la próxima semana, ya que aún deben de ser colocados en el mercado financiero.

La urgencia del Ejecutivo por aprobar los bonos se debe a las exigencias de las empresas constructoras, que han puesto plazo para continuar trabajando si no se les paga la deuda flotante.

José Fernández, subjefe del PP, indicó: “Aún se espera obtener la opinión de la Junta Monetaria. En cuanto se tenga, será el momento propicio para presentar la iniciativa al pleno, ya que servirá para el pago de la obra de arrastre y para honrar los compromisos adquiridos”.

Amplia negociación

Las negociaciones en el Congreso no serán fáciles, ya que, según una denuncia del diputado Roberto Villate, jefe del bloque de Libertad Democrática Renovada (Líder), a los congresistas se les ha dado un pago de al menos Q150 mil por el voto para aprobar préstamos y bonos.

“No se tiene que perder de vista cuáles son las empresas a las que se les va a pagar, y así se puede ver financistas de qué partido han sido”, expresó.

En la plenaria de ayer, Villate reiteró la oposición que mantendrán a la adquisición de más deuda.

Nineth Montenegro, jefa de Encuentro por Guatemala, señala que a pesar de que se cabildeó un precedente que permitía abrir las interpelaciones con temas constitucionales y de plazo fatal, lo que el PP hizo fue agregarle las palabras “financiero y económico”, porque “ello le permitirá ingresar sin ningún problema los préstamos”.

“Son unos descarados. Por fuerza quieren que se aprueben los bonos. Sé que ha habido negociaciones fuera del Congreso y que han avanzado. La mayoría de los bloques están de acuerdo con aprobarlos, pero el PP no quiere aceptar las reformas a la Ley Electoral y por eso es que aún no tienen acuerdo”, dijo Montenegro.

Orlando Blanco, jefe de la Unidad Nacional de la Esperanza, expuso: “El PP tiene que entender que la agenda va más allá de préstamos y de bonos, y que por lo mismo tiene que aceptar otras propuestas. Sabemos que les urge aprobar los préstamos porque el agua les está llegando al pecho, pero no vamos a prestarnos”, dijo.

La ruta corta

Para apresurar la aprobación de los bonos, el partido de gobierno podría ingresar la iniciativa de una vez al Congreso, para que la Comisión de Finanzas pida la opinión de la JM, y al regresar dictaminarla a favor y llevarla al pleno.

Sin embargo, aún podría pedir al pleno que se exima de dictamen y se pase a conocer de urgencia nacional con 105 votos, lo cual acortaría por completo un trámite que permite tener el análisis de varias instancias, incluido el Banguat y el Ejecutivo.

Trámite normal
Si el PP usa el trámite normal de  los bonos, primero la iniciativa tiene que ingresar en el Banco de Guatemala (Banguat), que lo traslada a la JM para que tenga una opinión favorable o desfavorable, dependiendo del análisis técnico que se efectúe.

Posteriormente debe regresar al Banguat, para que lo envíe al Ejecutivo, el cual elabora una iniciativa que debe ser enviada al Congreso para que sea dictaminada por la Comisión de Finanzas y luego por el pleno.

 

POR JESSICA GRAMAJO /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

Relacionadas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.