Guatemala

Letras de tesorería serían alternativa de financiamiento

La emisión de letras de tesorería podrían ser un instrumento que permita financiar el Presupuesto del 2013, ante el atraso en la aprobación de dos préstamos, uno del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por US$237.2 millones —Q1 mil 850 millones—, y otro del Banco Mundial (BM), por US$200 millones —Q1 mil 560 millones—.

Por URÍAS GAMARRO

María Concepción Castro —centro— y funcionarios del Ministerio de Finanzas  explican la necesidad de aprobar  préstamos para financiar el Presupuesto.
María Concepción Castro —centro— y funcionarios del Ministerio de Finanzas explican la necesidad de aprobar préstamos para financiar el Presupuesto.

La emisión, que se haría en el mercado local, cubriría Q3 mil 409 millones correspondientes a esos créditos, explicó ayer María Concepción Castro, viceministra de Finanzas, al acudir a una cita en el Congreso.

“Si no se aprueban los dos préstamos, es probable que coloquemos las letras de tesorería para cubrir ese espacio de financiamiento en el Presupuesto”, afirmó la funcionaria.

Destino de fondos

El destino de esos fondos se utilizaría para el pago del servicio de la deuda pública, por un monto superior a los Q2 mil 600 millones, y para el financiamiento del presupuesto de la Dirección General de Caminos, del Ministerio de Comunicaciones, por unos Q781 millones.

Castro indicó que el plazo máximo para pagar esas letras es el 31 de diciembre de este año, por lo que se considera una deuda de corto plazo.

El Ministerio de Finanzas (Minfin) tiene la facultad de colocar las letras hasta por 20% de los ingresos corrientes calculados, sin la autorización del Congreso.

La viceministra explicó que no se ha definido una fecha para la colocación de los instrumentos de captación.

Según el Banco de Guatemala, al 28 de febrero último la deuda interna era de Q49 mil 634 millones, y la externa, de US$6 mil 934 millones.

Panorama difícil

Gustavo Echeverría, presidente de la Comisión de Finanzas, advirtió de que si el Congreso no aprueba esos préstamos, se pondrá al Ejecutivo en una situación difícil.

“Son obligaciones —el servicio de pago de deuda— que no se pueden dejar de pagar, y ante eso se deberá hacer recortes en otras áreas”, subrayó.

Juan Ramón Ponce, también de esa comisión legislativa, opina que “la situación política es complicada y los préstamos no van a pasar”.

Carlos Barreda, integrante de la referida sala congresil, indicó que el pago de intereses por las letras de tesorería es más alto que un préstamo; incluso podría superar el 9% de interés, y eso significará mayor endeudamiento.

Manuel Pérez Lara, exintegrante de la Junta Monetaria, aseguró que la tasa de interés promedio de una letra de tesorería está entre el 6% y el 6.5% en el mercado local.

“Para hacer esa colocación, el Minfin deberá llevarlo a cabo en diferentes tramos porque es un monto alto”, aseguró.

Para el sistema financiero, explicó Pérez Lara, esta subasta representa una oportunidad positiva de inversión a corto plazo.