Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

02/02/13 - 00:00 Nacionales

Juan Carlos: Ley castiga a empleados

La vigencia de las leyes de actualización tributaria tendrá un mayor impacto en la clase trabajadora, empleados, técnicos, profesionales y empresas.

Juan Carlos Paredes, presidente del Colegio de Contadores Públicos y Auditores (CPA), quien participó ayer en el programa Diálogo Libre, transmitido en www.prensalibre.com, explicó los alcances e impactos de la nueva normativa.

Además, aseguró que los agentes económicos mantienen incertidumbre a un mes de haber cobrado vigencia las normas, sobre todo por las impugnaciones que se han presentado.

¿Cuál es la estructura tributaria del país?

La base fundamental del sistema tributario son el impuesto sobre la renta (ISR) y el impuesto al valor agregado (IVA).

En Guatemala la recaudación se rige a través de los impuestos indirectos, como al consumo —IVA—, que tiene una incidencia del 50% del total recaudado, y el otro impuesto importante es el ISR, que tiene 30%. Luego vienen otros impuestos.

¿Qué opinión tiene el CPA de la vigencia de la nueva actualización?

Se han modificado varias leyes, como el Código Tributario, la Ley del IVA, del ISR y el impuesto de circulación de vehículos. Pero los dos impuestos más importantes, que son el ISR y el IVA, son los que han generado controversia y redacción incorrecta.

De acuerdo con ese criterio, ¿cómo denomina esta nueva normativa?

Como una actualización de tarifas y controles sobre los contribuyentes, y la carga de mayor impuestos será para los empleados.

Las empresas tendrán un sistema complejo, sobre todo en las retenciones. Otros sectores regulados serán los agricultores y artesanos, que ahora tendrán que cumplir con más controles.

¿Cuál es el panorama tributario ahora?

Se ha regulado a los pequeños contribuyentes, se han establecido tarifas diferentes para los empleados, se restructura el ISR y otros aspectos complementarios, como el aumento del 100% del impuesto sobre circulación de vehículos (ISCV).

¿Cuál es esa carga para la población?

La población ya carga un 12% del IVA, y los empleados, una tasa sobre ISR y además el ISCV. Sumando todos estos elementos, para los empleados la carga tributaria llega a 25%.

Hay que recordar que las personas individuales se convierten en consumidores y son los que soportan el IVA.

Al final, los empleados también pagan IVA. El tema tributario es complicado, ya que toca el bolsillo de las personas. Esto a su vez puede generar problemas que no son deseables.

¿Cuál es el objetivo de esta nueva reforma?

Llevar al Estado una recaudación de por lo menos Q5 mil millones para cubrir el presupuesto, ya que la proyección de recaudación para el 2013 es de Q50 mil millones.

Sin embargo, con las impugnaciones presentadas de manera reciente no hay claridad en cuanto a su funcionamiento, y puede ser que no se logre su objetivo y el Estado podría recurrir a más deuda para cubrir su presupuesto.

El presupuesto para este año es de Q68 mil millones, y con esa brecha de gastos que existe, el Estado recurrirá a mayor deuda.

¿Cuál es la postura del CPA?

Desde que se presentó el proyecto de reforma hicimos recomendaciones en el sentido de que para los empleados se eliminara la planilla del IVA, a una reducción gradual.

Esa planilla fomenta el consumo y se mantiene la estructura de la formalidad.

Esta reforma grava a los mismos —base tributaria— y no se va a incorporar una base más amplia.

También encontramos contradicciones, como las retenciones y régimen simplificado, donde hay artículos que no tienen congruencia y armonización. Esto ha generando incertidumbre para los agentes económicos.

En los gastos deducibles que afectan a otros sectores, como el aguinaldo y el bono 14, solo se permitirá el 100% de deducción. Está muy complejo en las retenciones, ya que hasta una factura por un valor Q10 tendrá que tener retención, y esto es inoperante para un sistema tributario.

¿Cuál es el impacto para las personas asalariadas?

El modelo se desarrolló en 1992, por medio de la planilla del IVA, y ahora se da un cambio extraordinario que va a impactar en todos los empleados con ingresos por Q75 mil a Q300 mil —anuales—.

Por ejemplo, un empleado que tenía ingresos por Q100 mil, antes no pagaba el IVA y lo podía acreditar a la planilla del IVA y no terminaba con un ISR con una tendencia de cero.

Ahora tendrá una carga de Q2 mil porque hay un incremento, por lo tanto ya no tendrá devolución y la planilla ya no tendrá mayor efecto.

¿Cuál es el impacto para las empresas?

Hay aspectos positivos y negativos. Entre los positivos están que la tarifa sobre el ISR para el 2013 es del 31%; para el 2014, 28%, y para el 2015, del 25%.

Eso significa que la inversión extranjera con esa tarifa puede ser motivada para que venga a Guatemala.

Hay un ordenamiento del ISR para el régimen simplificado y el régimen general.

La parte negativa son las contradicciones, ya que salen afectados los productores agrícolas y artesanales, que se les obliga a emitir factura e inscribirse en la SAT para aplicar retenciones. También están afectados todos los agentes de retención.

¿A quién castigan las nuevas normativas fiscales?

En general a los empleados, profesionales, técnicos y aquellos que están en el régimen del 5%, porque hay un incremento de tasa al 7%. Es decir, el impuesto se aumenta en 40%.

¿Cómo percibe las impugnaciones?

Hay artículos que se extralimitan de la Constitución, pero creo que van a ser suspendidos por la Corte de Constitucionalidad.

¿Cuáles son las recomendaciones del CPA?

Que el Congreso atienda las sugerencias de urgencia nacional para corregir las leyes lo antes posible y que la CC agilice todos aquellos recursos planteados; que se dé un consenso entre los sectores para estabilizar esta temática.

¿Cómo califica el sistema tributario nacional?

Cada cuatro años se cambia y no es estable. Eso implica que la estructura tributaria no sea tan sólida y no da certeza cada cierto tiempo a los contribuyentes, ya que se cambia la forma de tributación en aspectos importantes.

POR URíAS GAMARRO /

Q5 mil millones es la proyección de la recaudación fiscal con las nuevas medidas tributarias.

100 por cien es el incremento del impuesto de circulación de vehículos en el 2013.

50 por ciento de la recaudación en el país se logra por medio del IVA, según la estructura tributaria.


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Relacionadas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.