Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

09/11/12 - 00:00 Nacionales

Miles de viviendas dañadas por terremoto en el país

Las evaluaciones efectuadas por autoridades del Sistema de Emergencia Nacional registran dos mil 263 viviendas dañadas por el terremoto que azotó el país el pasado miércoles y 52 personas muertas, 22 desaparecidas, tres soterradas, dos mil 966 evacuadas y 638 en albergues en San Marcos, Quiché y Quetzaltenango.

La tragedia hizo que el Gobierno decretara estado de Calamidad Pública en Retalhuleu, Quetzaltenango, Sololá, Quiché, Totonicapán, San Marcos y Huehuetenango por 30 días. Se restringe la locomoción y se establecen cordones sanitarios, entre otras limitaciones. Mira en esta infográfica el recuento oficial preliminar de víctimas y daños

El presidente Otto Pérez Molina, quien ayer visitó Quetzaltenango, explicó que con esa medida se espera canalizar de manera más rápida la ayuda para los damnificados en las zonas afectadas.

Esos son los departamentos con mayores daños por el terremoto de 7.2 grados en la escala de Richter, registrado el miércoles, a las 10.35 horas.

Aunque se continúa con la búsqueda de personas desaparecidas, Pérez Molina aseguró anoche en conferencia de prensa que el Gobierno ya está en la segunda fase de la emergencia: la de evaluación y consolidación de daños.

El mandatario visitó San Juan Ostuncalco y Palestina de los Altos, Quetzaltenango, para evaluar los daños estructurales y visitar a familias albergadas en esas localidades.

Recuento de daños

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) reportó 52 personas muertas: 40 en San Marcos, 11 en Quetzaltenango y una en Sololá.

En San Marcos hay 19 personas desaparecidas y otras tres en Quetzaltenango, para totalizar 22.

Anoche, el presidente declinó brindar nuevas cifras de víctimas, al señalar que se revisan los primeros datos, que podrían variar hacia la baja.

Las primeras evaluaciones de la Conred oficializaron dos mil 263 viviendas afectadas, de las cuales 554 tienen daños severos, 991 moderado, 538 leves y 180 están en zonas clasificadas de alto riesgo.

La cifra de personas damnificadas llega a mil 200. Hay un millón 200 mil afectadas y dos mil 966 han sido evacuadas, en su mayoría mediante los consejos comunitarios de Desarrollo. Hasta anoche, 638 personas permanecían en 15 albergues.

En Quetzaltenango, según la Conred, se atiende a 212 personas en albergues en Cajolá y San Juan Ostuncalco.

En Quiché, 96 personas están protegidas en Pocojil 2, mientras en San Marcos se atiende a 330 originarias de las aldeas San Francisco Soche, San Marcos; El Quetzal, Esquipulas Palo Gordo, San Antonio Sacatepéquez, San Pedro Sacatepéquez y Tejutla.

La Conred informó del envío de 44.22 toneladas de ayuda humanitaria para los albergues instalados en salones municipales y escuelas.

El mandatario, en su segunda conferencia de prensa anoche, no cuantificó los daños, aunque asegura se tienen fondos suficientes para comenzar con la fase de reconstrucción, recursos principalmente obtenidos de préstamos y espacios presupuestarios de los ministerios.

“Hay US$60 millones —unos Q469 millones— en préstamos otorgados y disponibles para utilizar, y se han identificado Q250 millones con espacio presupuestario que pueden ser transferidos inmediatamente”, agregó Pérez Molina.

El gobernante también informó sobre la llegada al país de un equipo de expertos del Banco Interamericano de Desarrollo, que ayudará con la evaluación y cuantificación de daños.

Además se enviará a 54 oficiales del Ejército para comenzar desde hoy “a evaluar, casa por casa”, las zonas más afectadas por el sismo.

El método, según la Conred, incluye boletas y personal capacitado en evaluación de daños.

Carreteras

La información del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, registra 12 carreteras afectadas y dos puentes con daños, aunque se restableció en las primeras 12 horas el paso en todos puntos afectados.

El ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, dijo que la Dirección de Caminos identificó, hasta ayer, grietas en el asfalto en la ruta de Quetzaltenango a San Marcos, y del kilómetro 140 al 164 de la CA-1 Occidente.

Pérez Molina emitió una alerta para el tránsito por esas rutas y pidió precaución por el peligro de derrumbes en la zona, debido a la inestabilidad del terreno.

Añadió que las labores de limpieza han empezado, y hay ocho convoyes en San Marcos.

Edificios públicos

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, aseguró que se prioriza un sistema de protección para las áreas donde hay viviendas destruidas en San Marcos y Quetzaltenango, principalmente.

López Bonilla dijo que hubo daños en la cárcel preventiva y la comisaría de San Marcos, lo que dejó a 150 policías sin sede de operaciones, y se necesita reubicar al grupo en los próximos días.

Agregó que la prisión preventiva de Quetzaltenango tiene daños severos, por lo que se podrían utilizar fondos de otras asignaciones para reconstruir los edificios.

El Ministerio de Salud reportó 26 centros con daños y que el hospital de San Marcos también necesita reparaciones.

Según el ministro del ramo, Jorge Villavicencio, disponen de US$50 millones en préstamos que se usarán en las reparaciones.

El Ministerio de Educación informó de 10 escuelas dañadas en San Marcos y Quetzaltenango, y la Dirección Departamental del primer lugar.

Para las reparaciones, la cartera de Educación también cuenta con recursos propios, aseguró Pérez.

Limitan garantías

El decreto gubernativo firmado por el presidente Pérez la noche del miércoles último fija por 30 días el estado de Calamidad en los departamentos más afectados por el terremoto.

El decreto justifica la medida de excepción por los daños a la vida, integridad y bienes de los guatemaltecos, pero no limita las garantías individuales, según el decreto gubernamental.

Bajo el estado de Calamidad, las dependencias gubernamentales podrán autorizar la compra de bienes y servicios, y contratar la ejecución y supervisión de trabajos sin la obligación de licitarlos.

Con la medida se limita el derecho de libre locomoción, cambiar o mantener la residencia de las personas en lugares afectados.

También permite establecer cordones sanitarios que limiten la circulación de vehículos y restringe la entrada de personas en las zonas afectadas o declaradas de alto riesgo.

POR ALEX ROJAS /

Estado de calamidad

El decreto suspende dos artículos  de la Constitución durante 30 días.

Los artículos 5 y 26, que garantizan la libertad de acción y de locomoción, respectivamente.

El decreto regirá en siete departamentos: Retalhuleu, Quetzaltenango, Sololá, Quiché, Totonicapán, San Marcos y Huehuetenango.

Dentro de las medidas, el decreto establece que el Gobierno podrá limitar el derecho de libre locomoción de las personas o que estas mantengan sus residencias en lugares de riesgo.

También que las autoridades podrán  exigir a todos los particulares el auxilio y cooperación para el control de las zonas afectadas.

Faculta al Ministerio de Finanzas para que identifique los espacios presupuestarios para atender la urgencia  y los asigne adonde corresponda.


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.