Guatemala

Salud denuncia mala compra de medicinas

Compras de inmunoglobulina en el Hospital General San Juan de Dios, que abastecerían de ese insumo durante  dos años, son calificadas de inadecuadas por el Ministerio de Salud, ya que exceden los protocolos para verificar fechas de vencimiento y contribuyen al desperdicio.

Por POR ANDREA OROZCO

Según datos del Sistema de Control de Almacenes (Sicoda), programa que se trabajó como piloto en ese nosocomio, las compras de inmunoglobulina ascienden a Q3.8 millones, y el proveedor es la Agencia Farmacéutica Internacional, Sociedad Anónima (Agefinsa).

Luis Enrique Monterroso, ministro de Salud, confirmó que esa es una de las compras que se revisan, ya que no es conveniente tener un abastecimiento a tan largo plazo, pues se excede el rango establecido para tener control en las fechas de vencimiento, que es de no menos de dos meses y no más de seis.

“Los recursos deben administrarse para utilizarlos en los momentos oportunos. Con esta compra se utilizó mucho dinero para un solo producto, cuando pudo comprarse menos y adquirir otros insumos”, manifestó.

Desperdicio

Otro de los problemas es que durante un tiempo el hospital solo tuvo frascos de inmunoglobulina de 10 gramos, por lo que si se necesitaban 15 gramos se abrían dos frascos y se desechaba el resto.

Pedro Alvarado, médico de ese nosocomio, explicó que el medicamento se aplica, según protocolos internacionales, en una sola dosis de 800 miligramos a un gramo por kilo de peso del paciente, y que una vez abierto el frasco ya no se puede utilizar el producto que quede.

El profesional aseguró que pidieron a las autoridades del hospital que se compraran frascos de 10, cinco y un gramos, para no desperdiciar el producto, pues tampoco se puede aplicar a los pacientes en exceso.

El médico dijo desconocer la cantidad de producto que hay en bodegas y el precio en el mercado, pero aseguró que es un insumo indispensable.

Pidieron insumos

Entre el 26 de septiembre y el 8 de octubre últimos, médicos del hospital estuvieron en asamblea permanente debido a la falta de insumos y medicamentos, por lo que no atendieron a pacientes de la consulta externa y cirugías programadas.

Monterroso atribuyó el problema a falta de controles internos y a la gestión inadecuada del exdirector de ese hospital Yuro Perusina, quien fue destituido durante la crisis.

Supervisión

El hallazgo de esa compra es resultado de un plan piloto en el San Juan de Dios para controlar los ingresos y almacenamiento de insumos a través del Sicoda.

El programa podría implementarse en todo el país en la primera quincena de noviembre, según Monterroso. Junto con este, también se implementaría otro, denominado CXP, que dará seguimiento al manejo de los recursos financieros en las 84 unidades ejecutoras del Ministerio de Salud.

Investigación

Presentan demandas

El viernes pasado fueron presentadas denuncias en el Ministerio Público contra un grupo de extrabajadores del Hospital General San Juan de Dios, confirmó ayer el ministro de Salud, Luis Enrique Monterroso.

El funcionario no dio detalles sobre las denuncias, pero dijo que estas son contra personal que laboró en la dirección y de las áreas financiera y de compras.

Según información obtenida por Prensa Libre, abogados del Ministerio de Salud, en colaboración con la Comisión Presidencial de Transparencia (Copret), presentaron la demanda contra el exdirector del nosocomio, la exencargada de compras y el exgerente financiero, tras una investigación.

Según Monterroso, una comisión de la Copret hace análisis en los 44 hospitales nacionales.