Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

04/02/13 - 00:00 Nacionales

Pulso político atiza pleno del Congreso

Nervioso y serio, el ministro de Cultura, Carlos Batzín, asistió el martes 22 de enero por primera vez al Congreso de la República a una sesión destinada a su juicio político y al juego por el protagonismo en el pleno entre Libertad Democrática Renovada (Líder) y el Partido Patriota (PP).

Batzín, para quien la asistencia al Congreso no es desconocida luego de haber sido citado en ocho ocasiones por distintas bancadas el año pasado, llegó al Palacio Legislativo flanqueado por dos asesores, sin saber que el primero de sus cuestionamientos vendría por ellos.

Asesores, a escena

El primer pulso se dio cuando tras una votación para decidir si se permitía a Batzín ser acompañado por sus asesores, la propuesta se quedó a un voto para ser aprobada y el ministro ingresó solo al pleno. Mientras el funcionario aguardaba, sus asesores eran conducidos diligentemente por personal del Congreso a las oficinas de la Presidencia.

Ese primer round ganado por la oposición tuvo luego su réplica en una moción del veterano diputado Iván Arévalo, quien en una nueva votación logró que se permitiera el ingreso de los asesores.

Los refuerzos para el ministro, sin embargo, no lo dejaron mejor parado, ya que los interpelantes señalaron a Batzín por tener a su disposición 19 asesores, en los cuales gasta Q2.2 millones anuales.

El saldo del primer día con la diputada Delia Back como interpelante fue un punto para “los rojos”, como llaman los patriotistas a los diputados de Líder.

Segundo round

El jueves 24 de enero, el ministro regresó para enfrentar su segunda jornada en el hemiciclo, ante unos congresistas más pendientes de sus teléfonos celulares que de las respuestas de Batzín.

Mientras las preguntas se sucedían, entre largos intervalos de consulta con los asesores y la indiferencia general, oficialistas y opositores entraban y salían del hemiciclo, dejando sin propósito el sentido de la primera interpelación del año.

¿Pelea pactada?

Mientras las preguntas se siguen ante la abulia de los diputados en los pasillos del Congreso, representantes de partidos minoritarios se planteaban preguntas incómodas: ¿Por qué la oposición no hace señalamientos más concretos, o más maquiavélicos? ¿Se buscan pactos mientras se gana tiempo con la interpelación?

De cara al público, oposición y oficialismo intercambian reproches. “Las preguntas del segundo día han bajado notablemente de nivel. Las del primer día todavía tenían algún fundamento”, afirmaba el presidente del Congreso, Pedro Muadi, luego de las dos primeras citas.

“No pueden impedirnos nuestro derecho a fiscalizar”, replicaba el jefe de bloque Roberto Villate.

Punto muerto

“¿Qué dice la auditoría interna, ministro? ¿Todo está bien en su ministerio o hay actos anómalos?”, interrogó Leonardo Camey. Tras dos minutos de consultas con los asesores, Batzín da la respuesta obvia: “No hay actos anómalos”. Esto durante la tercera jornada de interpelación.

La cuarta ronda del pulso político duró menos de cinco minutos, y fue suspendida por una nueva ausencia de parlamentarios y un nulo esfuerzo de la Junta Directiva por hacer un llamado a su presencia, mientras rumores de esfuerzos por desgastar la imagen del Congreso, para propiciar su depuración, aumentaban entre los parlamentarios, al igual que los reproches del Ejecutivo a los diputados.

APG denuncia arbitrariedades

La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG),  en asamblea general del 31 de enero, recibió denuncias de asociados sobre restricciones a los reporteros que dan cobertura al Congreso por parte de la Oficina de Comunicación Social de esa institución.

Entre los señalamientos figura el requerimiento de portar identificaciones en el mismo palco de prensa y un supuesto intento por registrar la huella digital de los periodistas que cubren el Palacio Legislativo.

Guillermo Mendoza, director de Comunicación Social del Congreso, negó esos señalamientos y afirmó que no hay ninguna iniciativa para registrar las huellas de  los periodistas que cubren el Organismo Legislativo.

“Es algo sin sentido. No hay ningún proyecto para hacer un registro de ese tipo”, aseguró Mendoza.

El director explicó que el único registro hecho a la fecha de  los periodistas que acuden al Palacio Legislativo se efectuó el 14 de enero, durante la sesión solemne para el período legislativo 2013-2014.

En esa oportunidad se tomaron los datos de  189 periodistas, según Mendoza. También explicó que solo la Junta Directiva del Congreso podría  aprobar un proyecto como el de crear una base de datos de los periodistas que asisten al Palacio Legislativo. 

El presidente del Congreso, Pedro Muadi, indicó que no hay instrucciones suyas respecto de limitar el acceso de los comunicadores a las instalaciones de ese organismo o el acceso a información sobre el Congreso de la República.

El jefe del Organismo Legislativo citó hoy a una reunión a Guillermo Mendoza, director de Comunicación Social de la institución, para tratar ese tema, e indicó que si la APG  solicita una audiencia se les atenderá en la Presidencia del Congreso.

POR BILL BARRETO /

Agenda

El Congreso acordó sesionar tres días a la semana.

Hoy están citados los ministros de Salud, de Finanzas y de Agricultura,  representantes del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social  y la contralora general de Cuentas.

Martes, miércoles y jueves seguirá la interpelación del ministro de Cultura, Carlos Batzín. De terminar, le seguiría Cynthia del Águila,  de Educación.


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.