Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

21/02/11 - 00:00 Nacionales

Revela crueldad de banda los Pujujiles

“Mientras Santiago Cuc Pecher negociaba con familiares de una pareja secuestrada la cantidad del rescate para su liberación, otros miembros de la banda sepultábamos sus cadáveres”, declaró a las autoridades Francisco Morales Saput, de 33 años.

Morales fue detenido el 11 de febrero último en el mercado La Terminal, zona 4 capitalina, sindicado de ser miembro de la banda los Pujujiles, a la que se les atribuyen 20 secuestros, aunque las autoridades sospechan que perpetraron unos 40 más.

Los esposos Evelyn Maleny Melgar Alonzo, de 28 años, y Mario Rolando Granado Zabala, 39, fueron secuestrados en abril del 2010, pero cinco días después, debido a que las negociaciones —vía teléfono— por el rescate no avanzaban, Santiago Cuc Pecher, líder de la banda, ordenó a sus secuaces que los mataran y sepultaran.

Al principio los plagiarios exigieron Q150 mil; cinco días después rebajaron a Q60 mil, pero los familiares solo ofrecieron Q25 mil. “Mientras Santiago Cuc Pecher negociaba que la entrega de dinero se llevara a cabo en San Andrés Semetabaj, nosotros enterrábamos los cadáveres en la montaña conocida como La Loma, en el caserío El Adelanto, cantón Pujujil, de la cabecera de Sololá”, declaró Morales.

El macabro relato describe la maldad con que la referida banda trataba a sus víctimas. El nombre de este grupo delictivo se debe a que cuatro de los siete miembros capturados son de Pujujil.

El inicio y procedimiento

Según el Ministerio Público (MP) y la División Antisecuestros de la Policía Nacional Civil (PNC), la banda se organizó hace varios años, cuando sus miembros, ex agricultores, abrieron tiendas de consumo desde las cuales seleccionaban a sus víctimas. La mayor parte de los afectados eran comerciantes, a los que robaban la mercadería y la vendían en negocios de Escuintla y Sololá. Después comenzaron con los plagios y exigían Q500 mil por víctima, pero negociaban liberaciones por Q5 mil.

Mantenían a los secuestrados a la intemperie, entre cultivos de maíz y frijol, en las montañas del citado cantón.

La caída

El comisario Rafael Winaq relató que la captura de la mayoría de integrantes de la banda se empezó a gestar el 10 de diciembre último, cuando en el kilómetro 121 de la carretera Interamericana fueron detenidos Santiago Cuc Pecher, de 48 años; su hermano Bartolo, 36; y su hijo Víctor Cuc Quiejú, 26.

Los aprehendieron porque viajaban en el vehículo de los esposos María Sohom, 22, y Guillermo Guarchaj, 24, de Nahualá, secuestrados el día anterior junto a Antonio Guillermo Sohom, 16, quien viajaba con la pareja.

Al parecer, por venganza y porque eran copados, ya que la PNC efectuaba operativos permanentes en los alrededores, el resto de la banda mató a los tres plagiados y los enterró en un cerro de Pujujil, el 11 de diciembre.

El 29 de ese mes, vecinos de la comunidad encontraron restos de los cadáveres y lo reportaron a las autoridades, que determinaron que María Sohom fue torturada y que le arrancaron la cabellera.

Las investigaciones de las autoridades condujeron a la detención de otros cuatro miembros de la banda. Uno más está pendiente de captura.

POR EQUIPO DE INVESTIGACIóN /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.