Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

26/07/13 - 00:00 Comunitario

Dan último adiós a estudiante Leonel Alejandro Guillén Sosa

Con aplausos, sollozos, redoble de tambores y al sonido de clarines fueron inhumados ayer, a las 16.16 horas, en el cementerio Las Flores, los restos de Leonel Alejandro Guillén Sosa, estudiante del colegio San Sebastián.

Virginia Sosa, madre del joven, al agradecer a los asistentes al sepelio, expresó: “Mi hijo tocará la banda con los querubines en el cielo, y como iba a graduarse de maestro, ahora será un gran maestro en el cielo. Te amé, te amo y te amaré”.

En medio de la ceremonia luctuosa la banda del colegio interpretó marchas marciales, una de las pasiones de Guillén Sosa, quien llegó a ser el comandante del grupo.

Honras fúnebres

El féretro con los restos del estudiante fueron llevados a las 11.26 horas al colegio San Sebastián, 6a. avenida y 2a. calle, zona 1, para recorrer, en hombros de sus compañeros, las instalaciones del establecimiento, donde fue recibido con saludo militar y la marcha de la banda.

En las afueras del plantel se congregaron decenas de estudiantes de otros establecimientos educativos que entregaron coronas y expresaron sus condolencias a la familia de Guillén Sosa.

También acompañaron el acto padres de otros estudiantes del colegio, amigos de la familia e incluso vecinos del barrio San Sebastián.

Unas mujeres suspiraban y lloraban, al tiempo que otras oraban por el descanso del alma del joven.

“Pobre mi muchachito”, dijo una señora de 65 años, quien, pese a que le dolían las piernas, permaneció de pie durante el acto.

Posteriormente se ofició una misa de cuerpo presente, y en las afueras del colegio a pesar del sol abrasador, cada vez se sumaban más personas para acompañar el sepelio.

Édgar Marroquín, director del colegio San Sebastián, resaltó las virtudes del estudiante, quien murió víctima de la violencia y al que calificó de haber sido un joven distinguido.

Marroquín presentó una reseña de la vida estudiantil de Guillén Sosa y de la forma como se hizo popular por su liderazgo.

En declaraciones a periodistas, el director recomendó a sus estudiantes: “Nada material vale la vida de los muchachos, y si alguno es asaltado, que entregue sus cosas”.

Informó que estarán de duelo hasta el viernes, y el lunes se reanudarán las clases.

María Pérez, una de las asistentes al sepelio, exclamó que se siente triste por lo ocurrido y comentó: “Ojalá que el sacrificio de la vida de Leonel despierte el sentido de responsabilidad que tenemos como ciudadanos para combatir la delincuencia”.

El cortejo fúnebre partió a las 15.42 horas hacia la última morada del estudiante de magisterio, el cementerio Las Flores, donde fue inhumado a las 16.16.

Guillén Sosa fue baleado por un individuo, el jueves de la semana recién pasada, en la 9a. calle y 8a. avenida zona 1, luego del robo de un celular.

POR JULIO F. LARA /



Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.