Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

23/03/13 - 01:34 Comunitario

Estudiantes de Usac denuncian corrupción y violencia

Como en sus inicios en 1898, con  un desfile bufo se coronaron ayer las actividades de la Huelga de Dolores del  2013, el cual    se centró en denunciar a través de la sátira los tres problemas  que, según los estudiantes, castigan más al país: violencia, corrupción gubernamental y poca inversión en educación y salud.

-- Galería Fotográfica: Desfile Bufo --

Como cada año, la actividad estudiantil  convocó desde las 8 horas a cientos de guatemaltecos, que pasado el mediodía aún observaban el recorrido de estudiantes de la Universidad de San Carlos, entre aplausos para cada carroza y comparsa.

Ningún edificio público fue dañado ni pintado,  en un desfile donde se calcula la participación de   más de  20 mil estudiantes y donde se presentaron    18 unidades académicas y cinco comparsas. 

Sátira y color

Algunos con  crítica directa y otros   con música e ingenio, los temas predominantes del recorrido fueron   inseguridad, corrupción y problemas económicos del país.

Cada unidad académica echó mano de sus fortalezas para abordar los problemas nacionales. La carroza de Agronomía, con una bota militar gigante que aplastaba un mapa de Guatemala, pedía políticas de conservación ambiental.

La representación de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales demandaba el retiro de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), además de señalar un sistema de justicia  lento e ineficiente.

La Facultad de Ciencias Económicas y Sociales  manifestó su apoyo al movimiento estudiantil normalista, y en su carroza representó a los estudiantes cargando la cruz del magisterio; atrás, dos figuras representaban al líder magisterial Joviel Acevedo y a la ministra de Educación, Cynthia Del Águila.

El tradicional Santo Entierro de Arquitectura representó el edificio de la Rectoría como el lugar donde yace  la Universidad, por la falta de presupuesto, pues  según dijeron se está matando la autonomía del  sancarlista.

Música y protesta 

“No se acaba el fervor que ahora siento por dentro, no se acaba el valor, sigue viva la fuerza que solo aviva nuestro honor”, decía una de las canciones de la comparsa Centenaria y Vitalicia, que a ritmo de balada dio su apoyo a los estudiantes de  magisterio.

La Comparsa festejó sus 25 años de creación y fue bien recibida por el público, que se identificó con las canciones. Algunas fueron coreadas por quienes desde el  jueves último habían visto la presentación inicial en la también tradicional velada estudiantil.

Los sancarlistas se disfrazaron de ingenieros, según comentaron, prestos a construir las polémicas casas “tipo Baldetti”, como en un inicio fueron bautizadas las viviendas que el Fondo Nacional para la Paz edificó para los damnificados por el terremoto en San Marcos.    

Lucha por espacios

Los espacios  para cada unidad académica   fueron asignados por el Honorable Comité de Huelga de Dolores, aunque  no faltaron las disputas por desfilar primero, lo que generó un roce entre  estudiantes de Ingeniería y   de Agronomía,  que al final,    por la fuerza, encabezaron el desfile.

Un problema similar se registró entre estudiantes  de Psicología y Arquitectura, quienes  destruyeron la carroza de los futuros psicólogos, aunque estos tampoco permitieron que les robaran su puesto entre los primeros cinco del recorrido.

El Honorable Comité de Huelga de Dolores, seguido de la comparsa Centenaria y Vitalicia,  abrió el paso a las vistosas carrozas, que terminaron el recorrido a eso de las 17 horas, frente al Palacio Nacional de la Cultura.

Datos

9 horas duró el desfile bufo, que salió del Paraninfo Universitario hacia el Palacio Nacional de la Cultura, a través de la Sexta Avenida, zona 1.

20 mil acreditaciones entregó el Comité de Huelga de Dolores a las 18 unidades académicas para identificar a sus  estudiantes, aunque desfilaron más.

Diplomático huelguero

Stephen McFarland, ahora en Kabul, Afganistán, recuerda el desfile bufo. El diplomático estadounidense que durante tres años  trabajó  en el país presenció el desfile bufo durante ese tiempo,   y ahora, desde Kabul,  envió una felicitación a los sancarlistas, a través de su cuenta de Facebook.

Ingenio estudiantil en las  calles

Los  universitarios recorrieron más de dos kilómetros para denunciar y criticar a las autoridades.

Las imágenes del presidente Otto Pérez Molina y de la vicepresidenta Roxana Baldetti fueron las que más se repitieron.

La figura del papa Francisco fue parodiada por los huelgueros.

El juicio que enfrenta  Efraín Ríos Montt  fue una de las sátiras de los sancarlistas, quienes lo representaron dentro de una celda.

La Comparsa Centenaria y Vitalicia festejó 25 años de participar en la Huelga.

Los rostros de Fidel Castro, el Che Guevara  y Hugo Chávez no faltaron en el desfile bufo.

Por disputas de lugares en el desfile se registraron conatos de pelea.

El No nos tientes,  periódico de los huelgueros, tuvo un costo de Q5.

El rechazo a la militarización del país fue expresado por medio de parodias.

Los reyes feos hicieron reír a cientos de personas que presenciaron el desfile.

Empleados del Ministerio de Gobernación vieron las comparsas desde sus oficinas.

Tradición centenaria

En   1898, durante el gobierno de Manuel Estrada Cabrera,  nace la Huelga de Dolores, por iniciativa de un grupo de jóvenes estudiantes de las facultades de Medicina y Derecho   de la Universidad de San Carlos, quienes se unen y se las ingenian para denunciar las  acciones del gobierno. El primer desfile recorre las calles el 1 de abril de ese año.

Debido a la represión, en 1903  la Huelga se suspende y se retoma en 1920, tras el derrocamiento de Estrada Cabrera. En los 14 años de dictadura de Jorge Ubico tampoco hubo celebración.

 En 1949, la Huelga es  excomulgada por el arzobispo Mariano Rossell y Arellano, quien en 1956 hace una  segunda excomunión.

Cuando comienza  el conflicto armado interno, en los años 1960, el desfile se efectúa en el campus universitario, y  en 1978 los estudiantes son reprimidos violentamente, lo que da origen a las   capuchas.

POR ALEX ROJAS Y MANUEL HERNáNDEZ / Guatemala

Herramientas

Relacionadas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.