Comunitario

Falta certeza para usar ambulancias

Pese a la necesidad de transportar pacientes durante emergencias, decenas de ambulancias adquiridas por el Ministerio de Salud para fortalecer el Pacto Hambre Cero se encuentran en desuso, debido a falta de recursos para su mantenimiento.

Por POR A. ROJAS, A. OROZCO, O. TOLEDO Y M. LÓPEZ

En febrero último, el Ejecutivo terminó en  Huehuetenango la entrega de  ambulancias.
En febrero último, el Ejecutivo terminó en Huehuetenango la entrega de ambulancias.

La cartera de Salud gastó Q82.83 millones en la compra de 334 vehículos para igual número de municipios. Se pretendía, por medio de convenios firmados con las alcaldías, que estas se harían cargo de su mantenimiento.

De acuerdo con Gustavo Barillas, vocero del Ministerio de Salud, todas las ambulancias fueron entregadas a las áreas respectivas, pero no explicó cuántos alcaldes aceptaron el convenio.

Las unidades se entregaron entre diciembre y marzo pasados.

En varios departamentos se confirmó que las comunas rechazaron el compromiso, por falta de recursos, mientras los centros de Salud carecen del servicio.

Falta de certeza

Se desconoce cuántas ambulancias están en uso y, pese a los requerimientos, la cartera de Salud no proporcionó el número de convenios firmados.

Según Barillas, “no importa que los alcaldes no firmen el acuerdo, porque se hacen reajustes en las finanzas de las áreas de Salud”. Sin embargo, tampoco pudo determinar cuántas deben hacer estos reajustes.

Ni el ministro de Salud, Jorge Villavicencio, ni los viceministros de Atención Primaria en Salud y Financiero, Iván Mendoza y William Sandoval, respondieron las llamadas.

El jefe de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Luis Enrique Monterroso, dijo que las ambulancias se compraron por recomendación de esa entidad, ya que la falta de vehículos es uno de los cuatro factores que inciden en las muertes por desnutrición.

“Algunos alcaldes ponen en la balanza un galón de combustible versus la vida de un niño, y eso es una violación de los derechos humanos”, refirió.

Afectados

Una de las ambulancias guardadas está en San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, donde el área de Salud daba Q100 para combustible, pero se gastaban Q40 solo en el viaje para recoger el vale de gasolina, por lo cual se dejó de utilizar, indicó Noemí Racancoj, coordinadora de la Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Sexual y Reproductiva, la Nutrición y la Educación.

Racancoj, también representante de la sociedad civil en el Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional, expuso que la misma situación observaron en San Marcos, Totonicapán y Huehuetenango, durante una visita que hicieron a las áreas de Salud de esos departamentos.

“Lejos de fortalecer el Pacto Hambre Cero, la entrega de las ambulancias trajo otro problema; alcaldes, áreas de Salud y otros sectores no están trabajando en armonía, y la población sigue padeciendo por la falta de vehículos para llegar a centros de atención”, expresó.

En Huitán, Quetzaltenango, la población debe aportar entre Q200 y Q250 para el combustible de la ambulancia, de lo contrario no pueden ser trasladados al centro de atención, afirmó Racancoj.

Rechazo edil

Froilán Rodas, alcalde de Tacaná, San Marcos, y presidente de la Asociación de Alcaldes y Autoridades Indígenas (Agaai), explicó que el rechazo obedece a que las comunas tienen distintas prioridades y no puede asumir más gastos.

“No podía ser que, existiendo un Ministerio de Salud con presupuesto específico para esto, se traslade a las municipalidades, cuando tienen otros compromisos. Por ejemplo, aquí pagamos enfermeras, hacemos centros de Salud y no podemos estar sumándonos más responsabilidades”, refirió.

Miguel López, alcalde de Pastores y presidente de la Asociación de Municipalidades de Sacatepéquez, donde en 14 de 16 comunas no se alcanzaron acuerdos, explicó que se harían cargo de los gastos de las ambulancias solo si las trasladan a propiedad de las comunas.

Aseguró: “Es complicado dar combustible y personal para las ambulancias cuando no son de esta municipalidad”.

Alexánder Muñoz, alcalde de Chinique, Quiché, coincidió en que las comunas pagarían el mantenimiento, pero si fueran administradas por ellas.

“Originalmente se nos informó que estarían al servicio de las municipalidades, pero en Ixcán se determinó que la unidad iba para el Centro de Atención Permanente y la comuna debería darle mantenimiento y combustible, y ello no es competencia del municipio”, dijo.

También se consideró una irresponsabilidad de las autoridades hacer un show para decir que se apoyan programas sociales, cuando cientos de ambulancias se encuentran en desuso.

Compromisos ediles

Según el convenio, las ambulancias prestarán el servicio en centros de Salud, y las comunas deben comprometerse a:

Servicios preventivos cada dos mil 500, cinco mil y 20 mil kilómetros a las ambulancias, en forma cíclica, hasta los 100 mil kilómetros de recorrido.

Las comunas tienen permitido el uso de los vehículos solo para cubrir emergencias vinculadas con el combate de la desnutrición del Pacto Hambre Cero.

Las ambulancias no podrán estar en posesión de las municipalidades más de 48 horas y cualquier daño o siniestro será responsabilidad las comunas.

La vigencia del convenio y responsabilidad de las comunas es de tres años a partir de la suscripción del contrato.

Vehículos Comprados

El Ministerio de Salud gastó Q82 millones en 334 ambulancias.

Son 158 microbuses modificados.

Cada microbús costó Q281 mil 199.

Además hay 176 picops adaptados.

Por cada picop se gastaron Q218 mil 224.

Todos los vehículos tienen piso antideslizante de lámina labrada de aluminio.

Cada uno tiene un botiquín metálico.

Banca lateral

Un atril aéreo

Camilla con patas retráctiles

Una colchoneta de vinil

Dos cinchos para asegurar al paciente.

Una tabla marina plástica con juego de cinco cinchos de nailon para sujetar al paciente durante el rescate.

Un tanque de oxígeno tipo E con carretilla para moverlo.

Llave reguladora de oxígeno, mascarilla, manguera y un extinguidor tipo ABC.

Las ambulancias se entregaron a las áreas de Salud.

Q82.83 millones fue la inversión del Ministerio de Salud en la compra de 334 ambulancias.