Comunitario

Familias disfrutan de la Noche de los deseos

La 24 edición de las Luces Campero fue apreciada por miles de familias capitalinas, unas desde el Campo Marte y otras desde diferentes puntos de la capital. El espectáculo duró 30 minutos y asombró por igual a pequeños y grandes.

Por POR PRENSALIBRE.COM Y CARLOS ÁLVAREZ

Pirotecnia iluminó los cielos de la ciudad de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)
Pirotecnia iluminó los cielos de la ciudad de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)

CIUDAD DE GUATEMALA – Desde las 14 horas de este domingo cientos de familias llegaron al Campo Marte de la zona 5 capitalina con el afán de conseguir un buen lugar para visualizar el show de luces multicolor.

Mientras que otras miles aprovecharon las terrazas de sus hogares, edificios altos, pasarelas, miradores y cualquier punto alto que fuera ideal para observar la también conocida “Noche de los deseos”.

Luces asombraron con sus colores en el cielo. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)

A las 17 horas, y con el Campo de Marte abarrotado, comenzó el programa con la presentación de un grupo de teatro especializado en obras infantiles, quienes interpretaron la obra Salvando la Navidad.

El tránsito vehicular se complicó en los alrededores de lugar donde sería el espectáculo y la alta afluencia de personas hizo que cientos de personas se quedaran en la Avenida de la Reforma en la zona 9 capitalina para presenciar el espectáculo.

Previo al comienzo de las Luces Campero subieron al escenario los artistas Piva, Hancer, Pau Molina y Juan Pablo & Fiorella, quienes amenizaron a los asistentes por más de una hora.

Este es uno los eventos más esperados por los guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)

A las 19 horas el cielo fue la pantalla perfecta para que miles de personas disfrutaran del espectáculo de juegos pirotécnicos ya que algunas de ellos alcanzaron los 250 metros de altura.

Durante 30 minutos se apreciaron más de siete mil luces multicolores con efectos y figuras en dos dimensiones, el cual entretuvo a pequeños y grandes.

Al finalizar las miles de personas abandonaron los alrededores del Campo Marte y gracias a una buena coordinación de cuerpos de socorro, fuerzas de seguridad y agentes de tránsito no se reportó inconvenientes mayores.

Una noche de ilusión vivieron las familias guatemaltecas. (Vine: Carlos Álvarez)