Comunitario

Fuerte sequía impacta en la agricultura

Daños en cultivos de maíz, frijol, arroz y otras siembras, y racionamiento en el suministro de agua son el principal impacto de la larga canícula, producto del fenómeno El Niño, según expertos, en la mayor parte de Guatemala,  Centroamérica y Latinoamérica. 

Por REDACCIÓN

José Bran, de Sanarate, El Progreso, muestra el escaso crecimiento de las mazorcas.
José Bran, de Sanarate, El Progreso, muestra el escaso crecimiento de las mazorcas.

Cálculos preliminares dan cuenta de 40 mil familias afectadas por la falta de lluvia en el país desde el 9 de julio, según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga). El 40 por ciento de la producción de maíz podría ser afectado en al menos ocho departamentos del corredor seco, según esa fuente.

En Centro y Sudamérica el daño no solo abarca cultivos de maíz y frijol, sino también la ganadería. Miles de reses han muerto en Nicaragua y Colombia, pero también ha impactado en el racionamiento de agua en Venezuela, y en Brasil han bombardeado las nubes para generar lluvia.

El Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño, con sede en Guayaquil, Ecuador, informó que la sequía en la región es consecuencia de esta alteración climática, que causa déficit de lluvia en Norte, Centro y Sudamérica.

Daños en el país

Pérdidas en cultivos de maíz en El Progreso, Huehuetenango, Quiché, Quetzaltenango, Totonicapán, Zacapa, Chiquimula y Baja Verapaz fueron confirmadas por el Maga, situación que pone en riesgo a miles de familias.

Según monitoreo del Maga, en El Progreso la escasez de lluvia y la extensión de la canícula causaron que el 70 por ciento de cultivos de maíz se perdieran. Grandes extensiones de milpa solo alcanzaron 25 centímetros de altura, y otras crecieron, pero se secaron.

Boris Herrera, delegado del Maga, explicó que se perdieron más de 20 mil manzanas de milpa, en las cuales se hubieran cosechado 150 mil quintales de maíz. Unas 16 mil familias lo perdieron todo.

José Oscal, de 71 años, dijo: “Calculo pérdidas por unos Q3 mil, para mí eso es una gran cantidad. El año pasado coseché solo cuatro quintales de maíz en media manzana, pero este año no lograré ni dos”.

Fabio Estrada, agricultor de Finca Cruz, Guastatoya, expresó que este año no pudo cosechar ni un quintal en dos manzanas de terreno.

El año pasado, un monitoreo del Maga en ese departamento reveló que ocho mil 895 agricultores tuvieron pérdidas por Q10 millones.

En Huehuetenango, el municipio más afectado es Aguacatán, unas tres mil 375 familias de 33 comunidades de la parte sur fueron afectadas por la sequía. Este año no podrán cosechar maíz ni frijol y temen padecer hambre, ya que el trabajo es escaso.

Julio Rodríguez, de la Asociación de Campesinos de Aguacatán, aseguró que hicieron un censo en el cual determinaron que las pérdidas superan Q1 millón 500 mil, que afectan a unos 17 mil pobladores.

En un recorrido se constató que la falta de lluvia causó que la milpa creciera solo 40 centímetros y floreciera sin dar frutos.

Gaspar Fuentes, de la aldea Ixchimal, indicó que gastaron en vano, porque la semilla no germinó.

Considera que ir a la Costa Sur es lo más viable, para obtener dinero y comprar maíz y frijol.

Afirmó que cuando es un buen año cosecha 15 quintales de maíz y cinco de frijol, pero este no cree poder reunir ni siquiera un quintal.

María Mendoza, 53, no se da por vencida, ya que limpia su plantación de maíz, con la esperanza de obtener aunque sea una pobre cosecha.

Por aparte, extensionistas del Maga en Quiché indicaron que unas 70 comunidades serán las más perjudicadas por daños en cultivos de maíz y frijol.

Juan José Rodríguez, delegado del Maga, dijo que los municipios más afectados son Canillá, San Bartolomé Jocotenango, San Andrés Sajcabajá, Sacapulas y Chicamán. Diego Us, alcalde de Chicamán, expuso que no ha llovido en un mes y que los cultivos de maíz y frijol se secan.

Centenares de agricultores de Quetzaltenango advierten de que la cosecha de maíz será escasa, porque la milpa no ha crecido. Además, la lluvia se anticipó y hubo períodos largos de sequía. Este fenómeno es evidente en el Valle del Palajunoj.

Ivo de León, delegado del Maga, dijo que solo tienen reporte de daños en San Miguel Sigüilá, donde el granizo dañó las siembras, y en Coatepeque, por la prolongada canícula.

La vendedora de granos básicos Ester Ixquiac, del mercado La Democracia, en la zona 3 de Xelajú, refirió que a principios de año los granos básicos se encarecieron, debido a que en el 2013 la cosecha se dañó por la lluvia irregular.

El temor del ama de casa Amparo Xicará es que los granos reporten alzas, ya que eso perjudicaría más la economía.

Según el informe semanal del Maga, el quintal de maíz estaba a Q150 el 17 de julio último, mientras que una semana antes costaba Q143.

El aumento se debe a la reducción del grano nacional que se encontraba almacenado y a la oferta del grano de origen mexicano, indicó esa entidad.

El ministro de Agricultura, Élmer López, expuso que “esta semana es crucial para la agricultura. El equipo técnico evalúa las zonas para establecer pérdidas por la canícula. El viernes próximo tendremos resultados”.

El funcionario explicó que espera que con las lluvias de los últimos días “el impacto en la agricultura se minimice”.

Según López, algunos de los departamentos que han tenido problemas en los cultivos por falta de lluvia son Retalhuleu, Santa Rosa, Zacapa, El Progreso y Baja Verapaz.-Con información de Mike Castillo, Hugo Oliva, Óscar Figueroa, Carlos Ventura, Roxana Larios y Agencias de noticias

Producción

Sectores evalúan daños

Aunque no se han reportado daños en cultivos que no sean granos básicos, otros sectores evalúan el efecto causado por la falta de lluvia.

Eddie Mendoza, presidente de la Federación de Asociaciones Agrícolas de Guatemala (Fasagua), explicó que en el caso del tomate la mayoría está sembrado bajo riego, pero los problemas se pueden dar en los cultivos a cielo abierto.

“En algunos lugares del oriente del país no ha llovido en cuatro o cinco semanas, y el cultivo más impactado es el maíz”, refirió.

Félix Sagastume, vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores de Semillas de Guatemala, expuso que la demanda de semillas ha disminuido, ya que las personas no están sembrando lo mismo que antes.

El productor afirmó que los agricultores que sembraron maíz en Chiquimula y Zacapa “lo están cortando para venderlo como alimento para ganado”.

“Desconozco el porcentaje de pérdida, pero me atrevería a decir que es el 50 por ciento de las plantaciones, y esto es solo el inicio, pues los productores no tendrán dinero para la segunda cosecha que se inicia en agosto”, indicó Sagastume.

Mario Melgar, director del Centro de Investigación y Capacitación de la Caña (Cengicaña), refirió que “la falta de lluvia impacta el crecimiento de los cultivos, pero por el momento los ingenios azucareros no han reportado pérdidas”.

Por Roxana Larios

20 Mil manzanas de maíz se perdieron en El Progreso.

Impacto

Centroamérica y el Caribe temen más pérdidas

La sequía, que puede ser más dañina que la combinación de ciclones, inundaciones y sismos, según los expertos, asuela una amplia zona de Centroamérica y el resto del continente americano, en un año en el que el fenómeno El Niño apareció.

La falta de lluvia en Puerto Rico durante los últimos meses ha causado para el campo de esa isla caribeña pérdidas por cerca de US$20 millones, según informó ayer la secretaria del Departamento de Agricultura, Myrna Comas Pagán.

El gobierno hondureño está entregando alimentos a 26 mil 827 familias en 66 municipios de ese país, donde se perdieron los cultivos de maíz y frijol a causa de la sequía, informó ayer la estatal Comisión Permanente de Contigencias.

Poca cosecha

El Salvador registra la pérdida de 2.6 millones de quintales de maíz, que representan el 10% de la cosecha, por la falta de lluvias en algunas regiones, informó el ministro de Agricultura y Ganaderia, Orestes Ortez.

Mantos acuíferos se agotan en el suroeste de Estados Unidos, según la Nasa.-AFP/AP/EFE

GRANOS

66 mil hectáreas cultivadas con maíz tendrían riesgo.

Secuelas

Mortandad de reses en Colombia y Nicaragua

En las últimas semanas, en el norte de Colombia se han registrado 642 incendios forestales, han muerto de sed unas 40 mil reses y los campesinos han perdido sus cultivos debido a la falta de agua.

Más de dos mil 500 reses han muerto en Nicaragua por desnutrición en lo que va del año, a causa de una sequía que afecta la región del Pacífico, donde se prevé además una drástica caída en la cosecha de granos básicos, informaron ayer fuentes gremiales.

Autoridades federales de Brasil solicitaron al gobierno del estado de Sao Paulo que les presente planes para el racionamiento de agua, a fin de evitar que se agote el principal estanque de la provincia. Sao Paulo afronta su peor sequía en más de 80 años. Venezuela es otros de los países que está racionando el suministro de agua entubada por una sequía severa este año.

Bombardeo de nubes

La empresa brasileña Modclima, por encargo de la Compañía de Saneamiento Básico del Estado de Sao Paulo, está “bombardeando” las nubes para generar lluvia y ya se ha logrado la caída de agua.-EFE/AFP/AP

Fuego

642 incendios forestales han ocurrido en Colombia.