Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

15/03/11 - 17:23 Comunitario

Justifican uso de fuerza en muerte de migrante guatemalteco

En medio de retrasos, bromas y expectativas por los resultados de la investigación sobre la muerte del migrante guatemalteco Manuel Jamínez a manos del agente Frank Hernández, una Comisión de dicha institución concluyó este martes que la Policía actuó de acuerdo a las políticas del uso de fuerza en caso de verse amenazados.

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA - El Presidente de la Comisión de la Policía, John Mack, indicó que luego de seis meses de una investigación profunda, concluyeron que el uso de la fuerza en este caso fue justificado y están de acuerdo con la actuación de los agentes policíacos según lo reportado por el Jefe de la Policía, Charlie Beck, en sus recomendaciones sobre las políticas a seguir en casos como el de Manuel Jamínez.

Los incidentes ocurrieron a eso de la una de la tarde del 5 de septiembre de 2010, en la intersección de la Calle 6 y Unión, sector popular del centro angelino y donde residen miles de connacionales procedentes del altiplano guatemalteco. Esa tarde, Manuel Jamínez, originario de Sololá, caminaba en estado de ebriedad por el área, pidiendo dinero a los transeúntes, situación que causó molestias en algunas personas, quienes dieron aviso a la Policía, de acuerdo con testigos presenciales.

La decisión de la Comisión de la Policía es categórica e inapelable, aunque el Fiscal del Distrito podría iniciar un proceso independiente.

En declaraciones exclusivas para Prensa Libre, Mack reconoció la tragedia que significaron los hechos y que los resultados son dolorosos tanto para la familia, la comunidad migrante y el cuerpo policíaco, pero que esperan que la población entienda su postura y sigan trabajando conjuntamente.

Luego de la presentación de resultados, tuvo lugar una conferencia de prensa donde el Jefe de la Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, y el Alcalde de esta ciudad, Antonio Villaraigosa, defendieron en todo momento el actuar de los policías.

Beck hizo énfasis en que el ADN de Jamínez fue encontrado en las pruebas realizadas al cuchillo que éste portaba. Añadió que el inmigrante se acercó con el arma blanca a menos de doce pies de los agentes, lo cual representaba una amenaza a la integridad física de los mismos.

Reconoció que para la institución a su cargo significa un duro golpe la pérdida de una vida y que de esta experiencia se ha aprendido una dura lección. Agregó que esperan seguir con los acercamientos con la comunidad guatemalteca y mejorar las relaciones con la misma.

Idioma

Por su parte, el Alcalde de Los Ángeles, agradeció la labor realizada por la Comisión y la Policía y mantuvo su postura de calificar como héroe al agente que disparó contra Jamínez, pues cerca del lugar había una señora con su hijo de apenas unos meses de edad, aseguró.

Agregó que luego del incidente sostuvo reuniones con autoridades consulares y líderes guatemaltecos, en las cuales se enteró que muchos migrantes chapines son indígenas y que únicamente hablan "dialectos indígenas" (sic).

Finalmente bromeó con los reporteros de los medios en español presentes al indicarles que seguramente este grupo de migrantes no ve sus programas, pues no los entienden, lo que suscitó la risa entre algunos de los presentes en la reunión.

Continuarán demanda

En la reunión se contó con la presencia de los Cónsules Generales de Guatemala, Nicaragua y México, así como los asesores de la Comisión Nacional del Migrante de Guatemala, Conamigua. El Cónsul guatemalteco, Pablo García, dijo que respetan los resultados, pero que pedirán todos los documentos y pruebas presentadas para estar seguros que se cumplieron con los procedimientos de ley. Además se acompañará a la familia de Jamínez en todo el proceso y se les apoyará en lo que necesiten.

El abogado Luis Carrillo, quien presentó la demanda en noviembre pasado, no se mostró sorprendido por un fallo que él mismo había anticipado a Prensa Libre durante los funerales de Jamínez en Los Ángeles California. Adicionalmente dijo tener en su poder un vídeo que hará llegar a los medios de comunicación en donde aportarán pruebas de que Manuel Jamínez no portaba arma alguna. Descalificó el trabajo de la Comisión, la cual dijo se caracteriza por cubrir siempre las irregularidades de los agentes en casos de abuso de fuerza.

Testigos

Según el testimonio aportado por testigos, Manuel Jamínez estaba borracho, pero en ningún momento amenazó al agente. Los activistas y los inmigrantes que no creyeron la versión de las autoridades realizaron tres días de protestas violentas.

Manifestantes indignados dijeron que la policía debió haber lidiado con la situación de una forma diferente, usando gas pimienta o un arma de electrochoque para inmovilizar a Jamínez, en lugar de dispararle a la cabeza.

En la ofandad

Manuel Jamínez tenía 37 años y era natural de Sololá, de donde emigró a Estados Unidos para poder ayudar a su esposa, Isabel Marroquín y sus tres hijos: Juan, Manuel y Miguel Jamínez Marroquín, de 9, 12 y 14 años, que quedaron huérfanos.


POR GIOVANNI BAUTISTA / Estados Unidos

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.