Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

15/04/13 - 00:00 Comunitario

Ojos electrónicos contra el crimen

El uso de la tecnología como herramienta para velar por la seguridad ciudadana ha ido en aumento en el país, al punto que en conjunto en varias localidades del país están instaladas más de 2 mil 800 cámaras, muchas de las cuales servían al inicio para control vehicular, pero se han convertido en recurso vital para prevenir, registrar e investigar delitos con un alto grado de celeridad y certeza.

La capital y municipios aledaños concentran casi 2 mil 400 cámaras de la PNC y municipales.

En la provincia, el número y alcance de sistemas de cámaras de videovigilancia varía de un municipio a otro. Hay departamentos en que ningún municipio cuenta aún con sistema de monitoreo visual, en otros no están instalados en red o bien han quedado en el abandono.

En la capital la instalación de estos aparatos empezó en el 2007, cuando se colocaron las primeras 26 cámaras de la Policía Municipal de Tránsito (PMT).

En la provincia, el municipio pionero fue Pachalum, Quiché, que invirtió Q800 mil para instalar 34 cámaras, en el 2009. La finalidad era detectar cualquier comportamiento fuera de lo normal en la comunidad.

Funcionalidad

El monitoreo de puntos críticos de tránsito, semáforos, control de velocidad y uso de celulares fueron los primeros objetivos del sistema de cámaras y centro de monitoreo de la comuna capitalina, cuyas operaciones están a cargo de la PMT. Sin embargo, este registro trascendió como herramienta en casos de violencia.

Hechos y escenas captados en horas o días específicos empezaron a ser solicitados por la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP) para fines investigativos.

“Con el tiempo los datos que se recolectaban sobre el tránsito resultaron de utilidad para el tema de seguridad”, afirmó Amílcar Montejo, intendente de Tránsito, quien explicó que cada mes reciben entre 150 y 200 consultas del Ministerio Público para revisar videos.

“Las cámaras han sido en muchas ocasiones importantes para resolver casos”, refirió Javier Monterroso, asesor de la fiscal general del MP.

Cámaras privadas

“A lo largo de todo este tiempo nos hemos dado cuenta de cómo contribuyen los sistemas de videovigilancia, no solo los que tenemos, sino también los privados. Han ayudado tanto al MP como a los centros de investigación criminal a resolver muchos casos”, indicó el viceministro de Tecnología, Juan Carlos Argueta Medina, quien expuso que la PNC cuenta en la capital con un total de mil 850 cámaras, que forman parte del proyecto Paradas Seguras y cuya distribución abarca rutas del Transurbano.

“Son herramientas que pueden tener los investigadores para poder dilucidar un hecho delictivo”, aseguró.

Erwin del Águila, jefe de la PMT de Santa Catarina Pinula, concuerda en que el uso de cámaras ha contribuido a la disminución de hechos delictivos.

“Los lugares en donde se han colocado las cámaras son bastante estratégicos, pues solían darse hechos delictivos en las cercanías. A raíz de la colocación de las cámaras se redujeron. También es una herramienta bastante útil para resolver hechos”, dijo.

Disuasivo

Varias de las autoridades consultadas también coinciden en que estos sistemas de vigilancia tienen una función disuasiva.

“Hemos constatado que las cámaras ayudan a disuadir a las personas que cometen hechos delictivos, por el temor a ser grabados”, explicóÉrick Pocasangre, alcalde de Villa Canales, municipio que cuenta con 34 cámaras en su cabecera y que proyecta ampliar su cobertura a Boca del Monte.

En Mixco se implementó un centro de monitoreo exclusivo para seguridad con 240 cámaras. “Están destinadas al tema de la delincuencia, como parte del programa Mixco Seguro, que estamos buscando a través de tecnología, pero también a través de programas que van enfocados al tema de la prevención”, expresó Otto Pérez Leal, alcalde del municipio.

En la capital se tiene previsto aumentar a mil el número de equipos, con ayuda del Ministerio de Gobernación, que tiene abierta una compra por excepción en el portal de Guatecompras por mil 18 cámaras que, según Argueta, están destinadas a la zona 18 capitalina.

En Villa Nueva, el proyecto trabaja anclado a una página web en que el vecino puede presentar sus denuncias.

“El sistema ha generado mucha información que hace mucho más efectivo el trabajo del MP, la PNC y los entes de investigación”, afirmó el alcalde Edwin Escobar.

costos

La inversión erogada para estos sistemas varía. Algunos rebasan los millones de quetzales y otros no llegan ni a los ni los Q100 mil. Los consultados no pudieron dar cifras concretas y aducen que parte del equipo es producto de donaciones de empresas privadas o del Ministerio de Gobernación.

La mayoría de las cámaras instaladas son domos PTZ —pan-tilt-zoom (paneo horizontal, movimiento vertical y acercamiento)— y cámaras LPR —Licence Plate Recognition (reconocimiento de placas)—.

De acuerdo con Diego Luna, gerente de Kripton Security, las primeras pueden llegar a tener un costo aproximado de US$1,800 por unidad, y las segundas, fijas, un costo de US$150, pero requieren de un software analítico específico. Adicional a eso se debe considerar el costo de instalación de fibra óptica y equipos especiales en los centros de monitoreo.

POR PAMELA SARAVIA Y CORRESPONSALES /

Proyecto ambicioso

Vecinos colaboran

Villa Nueva cuenta con 90 cámaras, con las cuales tiene cubiertas todas las entradas y salidas del municipio.
De acuerdo con el  alcalde  Edwin Escobar, en el centro de operaciones hay un miembro de cada unidad de las fuerzas de seguridad. Hay un soldado del Escuadrón 6, un policía de la Comisaría 15,  un bombero  voluntario y uno  municipal,  un miembro de la PMT y uno de la Policía Municipal. “Ellos comunican y coordinan  acciones por radio constantemente”, explicó.
Adicional a la implementación de cámaras, la página web www.spnc.gt —Seguridad para Nuestra Comunidad— es una herramienta en que se puede presentar denuncias   anónimas. Este programa ha permitido geoposicionar los puntos  en donde más delitos se cometen en el sector.
“Este sistema de seguridad lo que ha hecho es empoderar al vecino”, refirió Escobar. “La información del vecino le está dando ahora validación a lo que las cámaras graban”, indicó. Esto ha permitido la respuesta  inmediata de las fuerzas de seguridad.
La tasa de homicidios en Villa Nueva disminuyó 28.5 por ciento del 2011 al 2012 y esperan que este esfuerzo en conjunto de vecinos y autoridades logre reducirla aún más.

2,460 cámaras hay repartidas por la vía pública de la capital.

200 solicitudes del MP llegan a la comuna capitalina cada mes.

1,800 dólares puede costar una cámara PTZ, una de las más usadas.


Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.