Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

07/02/00 - 00:00 Nacionales

“¿En dónde empieza y termina el territorio?”

Entrevista con el canciller Gabriel Orellana

El tema de Belice es considerado como un asunto de Estado; sin embargo, el canciller, Gabriel Orellana, intenta convencer que su interés es recuperar Belice; pero por otro lado sólo se pregunta que para mantener una buena relación "debemos saber dónde empieza y dónde termina el territorio".

A continuación, los aspectos más importantes de la entrevista con el canciller:

-¿Cómo se encuentra actualmente el diferendo limítrofe con Belice?

-Belice, a lo largo de estos últimos años, había acusado a Guatemala de mantener una posición ambigua respecto de su pretensión. Hoy en día, y como consecuencia de una política de largo plazo y haber logrado considerarla y llevar como una política de Estado, Guatemala logró establecer una serie de distinciones, al hacer una propuesta que fue entregada al viceprimer ministro de Belice por el ex canciller Stein, para llevar el caso a una instancia internacional.

-Cumplido este punto, Belice respondió a Guatemala con una contrapropuesta, que previo a cualquiera otra manifestación, propiciar una reunión del más alto nivel entre el jefe de Estado de Belice y el presidente de Guatemala. Nuestro país ha respondido, señalando que está abierto al diálogo.

-¿Llevarán definitivamente el caso a una instancia internacional?

-Guatemala tiene una intención muy clara: resolver el diferendo, ya sea por medio de una instancia internacional o por el diálogo, pues la vocación de Guatemala es pacifista, y debe quedar muy claro que busca una convivencia pacífica, lo más armoniosa posible entre una relación de Estado.

-No podemos, a juicio de las autoridades guatemaltecas, olvidar que entre Belice y Guatemala existe una vocación geográfica y económica de mucha importancia, pero en cuanto haya un diferendo territorial, siempre habrá una especie de termostato, donde esas armoniosas relaciones se puedan ver enturbiadas.

-De hecho, lo estamos viendo en los últimos años. Guatemala y Belice construyeron una relación bastante razonable, hasta que empezó a darse esta cadena de incidentes en la parte sur de la zona de adyacencia.

-¿Qué medidas se han tomado para proteger a los campesinos guatemaltecos en el área?

-Esta es una labor que compete más que todo al Ministerio de la Defensa. Yo he estado en constante comunicación con el ministro, y estoy enterado de que están tomando las medidas para incrementar la protección a la población civil. El Ejército reestructurará los patrullajes, a fin de mantener el máximo control posible y evitar, en todo caso, que Guatemala sea acusada de agresor.

-Ha surgido polémica respecto de las peticiones concretas. ¿Qué pide Guatemala? ¿Sólo 12 mil kilómetros o todo?

-Lo que sucede es que el tratamiento jurídico del territorio de Belice ofrece dos situaciones distintas que no podemos olvidar, y que son condicionadas por la historia. La primera es lo que podríamos, a groso modo, llamar la parte norte de Belice, la cual está conformada sustancialmente en lo que España le concesionó a Inglaterra en 1783 y 86; estos dos territorios para efectos jurídicos tienen distinto tratamiento, pero que también se discutirá.

-Y otro muy distinto es el tratamiento que se le dé al territorio comprendido entre los ríos Sibún y el Sarxtún, porque este territorio era, ni más ni menos, parte del departamento de la Verapaz. Ese es un punto que no podemos perder de vista; entonces esta parte sur de Belice es lo que Guatemala llama en su tesis una restitución de su territorio, no es reclamo, porque reclamo es cuando hay algo que se duda de quién es. No cabe duda de que este es un territorio ocupado indebidamente en su momento por la Gran Bretaña.

-Si el respeto al derecho ajeno es la paz, para que haya paz yo necesito saber en qué momento y en dónde territorialmente empieza mi derecho y en dónde termina. Queremos y demandamos paz y respeto. Para poder tenerlo queremos saber a ciencia cierta dónde empieza el territorio.

-¿Belice ha ofrecido algo?

-En algunos casos, Belice ha pretendido compensar territorio terrestre con territorio marítimo, pero también tendríamos, en su caso, saber cuál es esa oferta, porque la que se presentó por Belice hace algunos años fue calificada por algunos estudiosos de la materia como un "caramelo marítimo", que indudablemente no beneficiaba los intereses de la República de Guatemala.

-¿A qué instancia internacional se quiere llevar el caso?

-Guatemala considera que el fondo de todo este asunto es una controversia jurídica, y ha propuesto llevar este asunto a una instancia internacional, ante la negativa reiterada de Belice de querer entrar a discutir el problema territorial, así de sencillo.

-Pero, ¿cuál sería la instancia?

-Dos cosas creo que es importante clarificar los términos. En este sentido, acudir a una corte internacional requiere la concurrencia y la voluntad de dos Estados. No es como un tribunal común y corriente, en donde una persona demanda a otra sin que estén de acuerdo. Otra premisa aquí establece que los tribunales internacionales, especialmente la Corte Internacional de Justicia exigen que antes de llevar un caso a una instancia internacional es preciso haber agotado los medios pacíficos que provee el derecho internacional, la mediación de los buenos oficios.

-Guatemala estima que ya se pueden considerar todos estos medios pacíficos agotados con Belice. Nos queda un aspecto, y es dentro de la misma vocación pacifista ofrecerle a Belice una posibilidad de no tener que llegar a una corte internacional, y es llevar el caso a un arbitraje.

No responde a embajador beliceño

El canciller, Gabriel Orellana, prefirió no hacer ningún comentario respecto de las declaraciones del embajador de Belice en Guatemala, Mike Mena, quien aseguró que su país no negociará su territorio, porque la Constitución beliceña lo prohibe.

"Yo creo que el canciller de la República tiene una dignidad y una posición que no puede, bajo ningún punto de vista, permitirse entrar en polémica con las posiciones que manifieste el embajador de Belice. Debe hacerse por la instancia adecuada", aseguró.

POR: PAVEL ARELLANO /

Más noticias de Nacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.