Justicia

Capturado presunto cabecilla del narco

Édgar Rolando Saguil Reyes, presunto cabecilla de un grupo de narcotraficantes, fue capturado el 25 de diciembre último por la Policía Nacional Civil (PNC), en la 3a. calle frente al numeral 2-93, colonia Santa Luisa, zona 6.

Por POR HUGO ALVARADO

Según la investigación del Ministerio Público (MP), Saguil Reyes trabajaba para el grupo de Félix Pimentel López, capturado el 8 de diciembre pasado, quien tenía el control del trasiego de drogas del Puerto de Champerico, Retalhuleu, hasta el Puerto de Ocós, San Marcos.

Saguil Reyes era el encargado del traslado de la droga en la capital, para que continuara su recorrido hasta México, ya que tenía a su cargo una célula, según el MP.

Meses atrás se allanó su residencia ubicada en el lote 32, calle B, finca San Rafael, zona 6, Chinautla, y se le incautaron 34 kilos de cocaína, que estaban ocultos en la caleta de un picop.

La orden de captura contra Saguil Reyes fue girada por comercio, tráfico y almacenamiento ilícito, conspiración para comercio, facilitación de medios y asociaciones delictivas.

Tienen nexos

Las pesquisas determinaron que entre Saguil Reyes y Pimentel López existe una conexión, ya que ambos pertenecen a la misma estructura de narcotráfico que opera para el Cartel de Sinaloa.

Ambos supuestamente son encargados del resguardo y traslado de estupefacientes.

Según el MP, Pimentel López tomó el control del trasiego de droga después de la captura de Mauro Salomón Ramírez Barrios en el litoral del Pacífico.

Pimentel López buscó que le dieran el control del mercado, pero en su lugar fue nombrada otra persona, de acuerdo con las pesquisas, por lo cual Pimentel López trabajaba por su cuenta, al punto de mover más droga que la persona que sustituyó a Ramírez Barrios.

El sindicado tenía el control desde la bocabarra del Chico, Retalhuleu, hasta Ocós, San Marcos.

También mantenía el control de la droga vía marítima, desde el Puerto de Champerico, Retalhuleu, hasta la frontera con México.

Cifra

34 kilos fueron incautados, con valor de Q3.8 millones.