Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

26/07/13 - 00:00 Justicia

Hombre es enviado 80 años a prisión por asesinato

El rechazo de un beso causó que Marvin Antonio Cruz Pérez, de 43 años, matara con un hacha a su conviviente, así como al hermano y a la madre de esta, por lo que ayer fue condenado a 80 años de prisión por el Tribunal de Sentencia de El Progreso.

Durante el proceso, el Ministerio Público estableció que el 2 de enero último Cruz Pérez llegó a su vivienda y encontró en la cocina a Verónica Isabel López Boteo, 39, con quien vivía desde hacía cuatro meses.

Al acercarse y pedirle un beso, la mujer se negó, por lo que el hombre tomó un hacha y la mató a golpes.

Jesús Alberto Soma Boteo, 22, trató de defender a su hermana, pero Cruz Pérez también lo mató.

Lo mismo sucedió con la madre de las dos víctimas, Rutilia Boteo García, 52.

El hecho ocurrió frente a los dos hijos de López Boteo, de 8 y 11 años, y dejó en la orfandad a seis niños en total.

La tragedia sucedió en El Tamarindo, aldea Estancia de la Virgen, San Cristóbal Acasaguastlán, El Progreso.

Los menores señalaron durante el juicio a Cruz Pérez como autor de la masacre.

Pide perdón

Cruz Pérez también declaró y pidió perdón a la familia de sus víctimas, y expresó que al ver a los dos niños entrar en el Tribunal, le dieron ganas de abrazarlos y ofrecerles disculpas.

Carlos López Aquino, fiscal del Ministerio Público (MP) a cargo el caso, comentó que el sentenciado “fue evaluado como un acosador que está tras de su víctima, tras la presa. El rechazo genera la violencia de parte de él y personas como él cometen actos irracionales, sienten herido su ego, y la forma de dignificase es la violencia”.

Prueba científica

El fiscal expresó que además de los testimonios presentados durante el proceso, fue importante la prueba científica, pues al momento de su captura Cruz Pérez aún llevaba puesta la ropa con la que había cometido los delitos. Además, en el lugar los investigadores encontraron cabello de las víctimas y el hacha.

Lesvia Carolina Soma Boteo, hermana de la cónyuge del sentenciado, actuó como querellante adhesiva, lo cual también ayudó a fortalecer la acusación de la Fiscalía.

Soma Boteo se quedó a cargo de los seis niños de su familiar.

POR SANDRA VALDEZ /

Masacre

El 2 de enero del 2013, el condenado llegó a su casa y le pidió un beso a su conviviente.

La cónyuge se negó  a darle el beso,  por lo que éste utilizó un  hacha  para matarla.

Al ver la situación de la pareja, el hermano de la víctima trató de ayudar a su pariente, pero el agresor lo mató.  

La madre de las dos víctimas intentó   ayudar a sus hijos, pero  Cruz Pérez también la golpeó con el hacha hasta matarla.

Por estos hechos, el agresor  fue condenado a 80 años de prisión por el Tribunal de Sentencia de El Progreso.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.