Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

21/01/12 - 00:00 Justicia

MP imputa matanzas a general Ríos Montt

El ex jefe de Estado y líder del Frente Republicano Guatemalteco, José Efraín Ríos Montt, fue citado ayer por el Juzgado Primero de Mayor Riesgo para que rinda su primera declaración el jueves 26 de enero sobre genocidio, que habría ocurrido durante su gestión de facto entre 1982 y 1983.

Después de 29 años de cometidos los crímenes, el Ministerio Público (MP) presentará los indicios “contundentes” que tiene con relación a la supuesta responsabilidad del militar retirado en masacres, entre 1982 y 1983. El MP podría sindicarlo por los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad.

La semana última el fiscal del MP, Manuel Vásquez, confirmó que existe una investigación abierta contra Ríos Montt, por su supuesta vinculación en las masacres perpetradas en el Triángulo Ixil, Quiché, donde “la historia que cuentan los sobrevivientes narra que el Ejército aplicó planes de tierra arrasada”.

La jueza Carol Patricia Flores deberá resolver si liga al ex jefe de Estado a proceso y si es enviado a prisión preventiva.

asistirá

El abogado Gonzalo Rodríguez Gálvez informó que Ríos Montt acatará la orden judicial y acudirá a la audiencia para rendir su primera declaración el próximo jueves, a las 9 horas.

Afirmó que en el MP no hay indicios para señalarlo de nada y que la responsabilidad es de cada uno de los comandantes de las sedes en donde ocurrieron los hechos.

“Estamos confiados en que no hay responsabilidad, ya que él nunca estuvo en el campo de batalla”, expresó Rodríguez Gálvez.

Organizaciones que buscan que se haga justicia por hechos cometidos durante el conflicto armado mostraron su satisfacción por la decisión de la jueza de citar a Ríos Montt.

Aura Elena Farfán, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala, refirió que el ex jefe de Estado debe explicar qué pasó durante la guerra interna y sobre los planes contrainsurgentes que se pusieron en práctica durante su administración de facto.

“Esperamos que en su primera declaración no empiece con amnesia o que diga que está enfermo. Él debe decir todo lo que le consta; aunque no tiene responsabilidad en el campo de batalla, sí lo tiene de manera intelectual en el conflicto armado”, dijo Farfán.

Édgar Pérez, abogado de la Asociación Justicia y Reconciliación, que presentó la denuncia contra Ríos Montt, afirmó que ve positiva la resolución judicial y espera que el militar retirado se presente.

Agregó que esa entidad prepara su estrategia para colaborar con las investigaciones que efectúe el MP.

Ríos Montt perdió la inmunidad el 14 de enero último, al finalizar su gestión legislativa.

Sindicados

Al ahora exdiputado y a otros generales retirados se les señala de al menos cien masacres en los que murieron unas mil 771 personas, se cometieron mil 400 violaciones y más de 29 mil personas fueron desplazadas, según pesquisas del MP.

A la fecha, solo los generales Mauricio Rodríguez Sánchez y Héctor Mario López Fuentes son procesados y permanecen bajo arresto en el Hospital Militar.

El caso contra el general retirado Óscar Mejía Víctores, exministro de Defensa, también acusado, fue suspendido porque según la jueza no reúne las facultades físicas ni mentales para ir a juicio.

En la semana última, Ríos Montt envió un memorial al Juzgado Primero de Mayor Riesgo en la cual se ponía a disposición de la justicia para que lo investigue.

La jueza Flores fijó ocho días al MP —que vencen el 26 de enero— para que se pronuncie; sin embargo, se adelantó a ese plazo, y pidió que el militar retirado fuera citado.

POR HUGO ALVARADO /

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.