Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

29/05/13 - 00:00 Justicia

Alfonso Portillo rechaza acusación en Nueva York

En menos de 15 minutos, el expresidente Alfonso Portillo se declaró inocente ante el juez federal Robert Patterson de conspiración para el lavado de al menos US$70 millones, del cual lo sindica la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

“Sí”, dijo Portillo en voz casi inaudible cuando el juez Patterson le preguntó si se declaraba no culpable de conspiración para lavar “decenas de millones de dólares” en bancos norteamericanos durante su gestión, del 2000 al 2004.

Portillo llegó vestido con saco gris oscuro, camisa blanca y corbata color violeta, y se mostró tranquilo.

A la diligencia acudieron sus cuatro abogados Glenn W. MacTaggart, David Rosenfield, Steven Feldman y Arthur Jakoby, de la firma Herrick, así como el guatemalteco Mauricio Berreondo, quien asiste como experto. También estuvieron presentes los fiscales Rachel Kovner y Adam Fee.

“El expresidente Portillo se defenderá de manera vigorosa de los actuales cargos y espera claramente ser declarado inocente aquí como lo fue en Guatemala”, dijo Rosenfield, al leer una declaración a la Prensa.

El abogado afirmó que Portillo, quien fue extraditado el viernes último, considera el proceso como una “extralimitación” del Departamento de Estado y el Gobierno estadounidense.

La defensa también anunció al juez que su equipo presentará en “10 días o dos semanas” un paquete de fianza para tratar de obtener la liberación del exmandatario.

Otro aspecto que mencionó el jurista al juzgador es que el exmandatario Portillo está enfermó, y pidió que se solucione el problema con el aire acondicionado en la celda donde se encuentra porque es muy fría.

La fecha de inicio de su juicio aún no fue establecida. De acuerdo con los abogados de Portillo, sería de aquí a “por lo menos un año”.

Entretanto, los fiscales indicaron al juez que presentarán el próximo 28 de junio las pruebas con las que cuenta la acusación.


No escuchó cargos

Berreondo, defensor del exmandatario en Guatemala, explicó por teléfono a Prensa Libre que no hubo necesidad de leer la acusación, debido a que el juzgador le preguntó al exgobernante si conocía los hechos que le señalaba la fiscalía, y el respondió que “sí sabía de qué lo acusaba”. Luego, Patterson le preguntó cómo se declaraba, y él respondió: “Inocente”.

La Fiscalía acusa al exgobernante, en primer lugar, de que entre el 2000 y el 2002, malversó aproximadamente US$2.5 millones aportados por la Embajada de Taiwán en Guatemala.

En el 2000, la sede diplomática de Taiwán emitió tres cheques por US$1.5 millones, con el propósito de financiar un programa guatemalteco diseñado para comprar libros para las Bibliotecas para la Paz.

Recorrido del dinero

Según el Ministerio Público, el dinero salió del banco Promotor y fue enviado al Hamilton Bank, en Miami.

Al rastrear los recursos se estableció que en el 2002 y el 2003 fueron trasladados a la offshore —entidad fuera de plaza— Education Holding Company, en las islas Bermudas, y de allí fueron enviados a una cuenta en el Riggs Bank, Londres, a nombre de Otilia Portillo Padua, hija del exmandatario.

Tras los escándalos, Portillo Padua cerró la cuenta, en marzo del 2003, luego de haber manejado US$1 millón 141 mil 354. Meses después se detectó que abrió otra cuenta en el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), en París, por US$990 mil.

El dinero transferido a las cuentas de BBVA se blanqueó aún más a través de las instituciones financieras en Luxemburgo y Suiza, entre otros lugares, en cuentas a nombre de Eugenia Padua, exesposa de Portillo, ya fallecida.

En segundo lugar, la investigación de la Fiscalía de Nueva York señala que en el 2001 el exgobernante malversó Q30 millones —US$3.9 millones— del Ministerio de la Defensa.

Portillo depositó ese dinero en el Crédito Hipotecario Nacional, entidad que era presidida por José Armando Llort Quiteño, quien colabora como testigo protegido en EE. UU.

El fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, agradeció a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y al MP por su apoyo en las investigaciones.

Mientras, David Pineda, defensor de Portillo en el país, explicó que solicitaron al Tribunal Quinto de Sentencia una certificación del tiempo que el exmandatario permaneció en prisión por ese caso.

Además, enviaron a la Corte estadounidense información sobre la orden de captura y solicitud de extradición de Llort Quiteño, para ser juzgado en Guatemala.

POR BYRON VáSQUEZ Y AGENCIAS /

Versiones de funcionarios

Tras la abrupta extradición del exmandatario Alfonso Portillo a Estados Unidos, la Comisión legislativa de Derechos Humanos citó a funcionarios involucrados en el proceso, para aclarar las dudas generadas en torno al mecanismo que se llevó a cabo el pasado viernes, durante la entrega del solicitado.

Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación;  Fernando Carrera, canciller, y Edwin Efraín Nájera, viceministro de la Defensa Nacional, coincidieron en que ellos  cumplieron con  la función administrativa que les compete.

Jorge de León Duque, magistrado de conciencia, señaló que pidió  11 informes circunstanciados  a los funcionarios involucrados para establecer cuáles fueron los criterios para la extradición. “Si se encuentra indicio de algún delito, mi obligación es poner una denuncia penal. Lo más grave fue la negación del cumplimiento de mi función”, manifestó.

Al respecto, Carrera dijo que no dieron ni  recibieron instrucciones de que algún órgano en particular, incluso el ombudsman, tuviera algún rol. “Si no se cumplió es porque tuvimos la interpretación jurídica de que el fallo de la Corte de Constitucionalidad ordenaba la verificación de la institución cuando la extradición ya se había cumplido, y no durante el proceso”, refirió.

El diputado Hugo Gálvez, presidente de la Comisión, expresó: “Me parecen más que evidentes las contradicciones en las que los diferentes funcionarios incurrieron”.

“Es evidente a todas luces que hubo, aunque no lo acepten, una planificación  a altas horas de la noche del jueves para armar  el procedimiento”, indicó.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.