Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

21/12/12 - 00:00 Justicia

Testigo señala a cómplices

Algunos de los auditores de la Contraloría General de Cuentas (CGC) habrían recibido dinero por parte de Adolfo Vivar Marroquín, alcalde de Antigua Guatemala, para que no reportaran en sus informes las anomalías en que incurría la comuna, según reveló el colaborador eficaz Boris Asencio, extesorero de esa municipalidad.

En su declaración afirmó que los montos que habrían recibido algunos funcionarios varían entre Q10 mil y Q60 mil, desde que asumió la alcaldía Vivar Marroquín en el 2008, y para no obstaculizar la investigación no se citan sus nombres.

Vivar Marroquín y otras 10 personas son sindicados de pertenecer a una red criminal dedicada a defraudar millones de quetzales del erario.

En su testimonio en el Juzgado Primero B de Mayor Riesgo, Asencio señaló a unas seis personas que pertenecen a la CGC, entre jefes y empleados, unos asignados a la Municipalidad de Antigua Guatemala y otros ubicados en la zona 1 capitalina.

Vivar Marroquín los habría convencido para que escondieran las irregularidades que cometían en la autorización de los proyectos, y que en sus auditorías reportaran que los gastos de ese ayuntamiento estaban en regla.

“En una ocasión el alcalde me obligó a que le llevara Q30 mil a una persona, con la que nos reunimos en una gasolinera de San Lucas Sacatepéquez. A otra persona le llevé el paquete con dinero y documentos a la zona 1”, afirmó.

Los contralores también pidieron, a cambio de su silencio, que Vivar Marroquín les otorgara plazas para sus familiares. El jefe edil cumplió y les proporcionó empleo en Catastro y en el área del Impuesto Único Sobre Inmuebles.

Prensa Libre buscó la versión de la contralora general, Nora Segura, pero informaron que se encontraba en una reunión, y pese a que se dejó mensaje no devolvió la llamada.

Ayer se celebró la audiencia en la cual Miguel Ángel Gálvez le daría los beneficios a Asencio, por su declaración como colaborador eficaz.

Sin embargo la audiencia fue declarada en reserva, por lo que personas ajenas a la diligencia fueron retiradas de la sede del juzgado.

POR HUGO ALVARADO /

Siguen en prisión

Once personas están ligadas.  
Adolfo Vivar está en  prisión en la Brigada Militar Mariscal Zavala y enfrentará proceso por peculado, fraude, lavado de dinero, concusión y asociación ilícita.
Por los mismos delitos quedó  Boris Asencio, extesorero de la comuna. Él fue enviado al Cuartel de Matamoros.
Los otros nueve  son procesados por asociación ilícita, lavado de dinero y caso especial de estafa.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.