Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

16/02/13 - 00:00 Justicia

Tribunal condena a parricida a 44 años

El Tribunal Primero B de Mayor Riesgo, por unanimidad, condenó ayer a Jennifer Liliana Alquijay Osorio a 44 años de prisión como responsable de la muerte a golpes de su hija, Jeniffer Alejandra Vásquez Alquijay, de 3 años.

Alquijay Osorio fue sentenciada por parricidio, maltrato a personas menores de edad en forma continuada, simulación de violación sexual y plagio o secuestro.

En el razonamiento los juzgadores determinaron que una de las causas del parricidio fue que la hija no había sido deseada.

El Tribunal indicó que ese fue el motivo principal para que la pequeña fuera sometida de manera constante a maltrato por parte de su madre hasta causarle la muerte.

Quince días antes de morir, la menor fue sometida a golpizas diarias. La sentenciada denunciaba en el Ministerio Público al padre de la niña, Eddy Vásquez, con el objetivo de alejarlo de ella y poder golpearla.

Alquijay Osorio incluso logró quedarse con la custodia de la niña, para tener el control total.

Una de las principales pruebas para lograr la condena fue que se comprobó que la niña se comió cuatro tacos con espinaca que eran de Jeny Chinchilla, pareja sentimental de la sentenciada.

Esto provocó la ira de su madre, quien le pegó con una paleta.

Al efectuarle la necropsia se determinó que, debido a los golpes que sufrió—83 en vida y 53 después—, le estalló el estómago.

El parricidio fue perpetrado el 30 de agosto del 2012, en la habitación que Alquijay Osorio alquilaba en Ciudad del Sol, Villa Nueva.

La golpiza empezó a las 18.30 horas, cuando la madre de la niña estaba en compañía de su pareja sentimental. Durante la agonía de la víctima le dieron dicoflenaco y acetaminofén, para mermar su dolor.

Sin embargo, la menor murió y la madre la abandonó en un terreno baldío en la carretera al Mayan Golf, en ese municipio, a las 2.30 horas.

A medida que Alquijay Osorio se convencía de que iba a ser condenada se le observaba más tensa, pero, como durante todo el juicio, no mostró arrepentimiento y sostuvo que era inocente.

Orden investigar

Janeth Valdés, presidenta del Tribunal, expresó que la muerte de la víctima se pudo haber evitado.

Explicó que si los funcionarios que conocieron el proceso hubieran hecho su trabajo en forma profesional, el Tribunal no hubiera emitido la sentencia.

“Lo que pasa es que hay funcionarios que solo llegan a su trabajo a cambio de un salario y no tienen mística y profesionalismo por lo que hacen”, expuso.

Debido a esta situación, el Tribunal ordenó que se investigue a los fiscales del Ministerio Público de Villa Nueva, así como a la Procuraduría General de la Nación en relación con la psicóloga y la trabajadora social, quienes actuaron con poca profesionalidad en este caso.

También se debe investigar a Chinchilla, pareja sentimental de la sentenciada, así como a dos testigos que declararon a favor de Alquijay Osorio y mintieron.

POR HUGO ALVARADO /

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.