Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

29/07/13 - 00:00 Justicia

Utilización discrecional de carceleta

Aunque la función de la carceleta de la Torre de Tribunales es ser un espacio de espera para reos pendientes de comparecer o ser transportados a cárceles, ha sido usada en múltiples ocasiones como centro de detención preventiva, sobre todo en casos de funcionarios, exfuncionarios y personas de nivel económico acomodado.

Ya sean exbanqueros, exfuncionarios del Organismo Judicial, alcaldes, exalcaldes, militares, policías o dueños de negocios o bien hijos de funcionarios, tienen un trato distinto a un reo común, incluso en casos que están ya en fase de juicio.

Mientras un juez no resuelva su situación legal, esas personas pernoctan en las carceletas de la Torre de Tribunales —popularmente llamadas el Gallinero— y no son enviadas a un centro de detención, como ocurre con la gran mayoría de detenidos.

La lista

Entre quienes han dormido al menos una noche en ese lugar se encuentran Rafael Eduardo González, exalcalde de San Miguel Petapa, por lavado de dinero y caso especial de estafa, y Adolfo Vivar Marroquín, alcalde de Antigua Guatemala, Sacatepéquez.

De igual forma, Beatriz Ofelia de León, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia, y, recientemente, César Jesús Crisóstomo Barrientos Aguirre, hijo del magistrado César Barrientos; los nueve militares capturados por la muerte de seis campesinos en Totonicapán, y los hermanos Francisco y Estuardo Valdés Paiz.

Además, el exmilitar Enrique Ríos Sosa, hijo de José Efraín Ríos Montt.

Cuestionable uso

Marco Antonio Canteo, analista de Seguridad en Democracia, explicó que es una mala práctica en que está incurriendo el Organismo Judicial, ya que la norma jurídica establece que a la brevedad se debe resolver la situación legal de los detenidos y no que duerman en las carceletas.

“No es posible que a determinadas personas se les trate de alguna manera y a otras no. Eso demuestra que el sistema de justicia ve con ojos distintos a determinadas personas, y eso podría considerarse como discriminación y afecta el principio de igualdad”, expuso Canteo.

Esto implica que se deben acelerar las audiencias de primera declaración de los detenidos.

“Esa cárcel tiene un mal uso, ya que su función es que los reos permanezcan un período corto mientras son escuchados por un juez competente”, indicó Gary Estrada, coordinador del Programa Privados de Libertad, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales.

Estrada refirió que esas carceletas están en condiciones pésimas, pero por eso resulta curioso que algunas personas prefieran permanecer allí y no que los envíen a prisión preventiva.

Uno de los principales problemas es la falta de coordinación entre el Sistema Penitenciario y el Organismo Judicial para el traslado de los detenidos, y otra dificultad es que los abogados defensores solicitan a los jueces el resguardo de sus clientes.

Anabella Cardona, presidenta de la Asociación de Jueces y Magistrados, dijo que no se trata de otorgar un privilegio a alguna persona, sino que por tener un perfil de vulnerabilidad, es decir, por temor a que algo les ocurra en una prisión preventiva, los juzgadores toman la decisión de dejarlos en las carceletas mientras resuelven su situación legal.

Sedem
“Discriminatoria”

Marco Antonio Canteo,  analista de  Seguridad en Democracia, refirió que no es posible que a determinadas personas se les trate de una manera y a otras no. Eso demuestra que el sistema de justicia ve con ojos distintos a determinadas personas, y esa una práctica discriminatoria, que afecta el principio de igualdad. La recomendación es que los juzgadores agilicen el proceso de la audiencia de primera declaración, para evitar ciertos privilegios, dijo Canteo.  


Asociación de jueces
Factor de riesgo

Anabella Cardona, presidenta de la Asociación de Jueces y Magistrados, manifestó que hay funcionarios o exfuncionarios que tomaron algunas decisiones que pudieron haber afectado a  personas que están detenidas y pueden tener algún tipo de represalias. Tal es el caso de policías que han detenido a delincuentes y entonces su vida corre más riesgo que otra persona que ha sido capturada. “Hay personas que tienen un mayor factor de riesgo que otras”, y por eso se les deja en la carceleta.

Espera

Capturados van  a la Torre de Tribunales.

4 carceletas fueron destinadas para hombres y dos fueron construidas para  mujeres.

POR HUGO ALVARADO /

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.