Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

16/04/13 - 00:00 Justicia

Hubo genocidio ixil, dice perito

Héctor Roberto Rosada Granados, ex negociador de la Paz por parte del Gobierno (1993-95), declaró ayer en el debate que se sigue contra los generales José Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez, acusados de genocidio y deberes contra la humanidad.

En su declaración, Rosada Granados dijo que las acciones que el Ejército cometió en el área ixil, Quiché, “buscaban la eliminación de esa etnia”.

Rosada Granados fue propuesto por el Ministerio Público (MP) para que elaborara un peritaje histórico sobre las operaciones militares desarrolladas en Santa María Nebaj, San Gaspar Chajul y San Juan Cotzal, lugar denominado como Triángulo Ixil.

Tras su estudio, el exnegociador concluyó en que “en el período de 1981 a 1983 el Estado guatemalteco, por intermedio del Ejército, cometió genocidio de manera sistemática”.

Lectura del espejo

El perito informó al Tribunal Primero A de Alto Impacto que a una de las tácticas efectuadas por las fuerzas militares se le denomina “lectura del espejo”, la cual consiste en investigar las cualidades y características de las comunidades ixiles para saber cómo accionar en su contra.

“Se tenía la idea de que ese pueblo estaba a favor del Ejército Guerrillero de los Pobres. Por medio de Inteligencia Militar se tuvo información sobre las actividades de los habitantes de la región y como contraataque se formaron las Patrullas de Autodefensa Civil y los comisionados militares”, añadió Rosada Granados.

La conclusión del perito fue que la intención era “enfrentar al pueblo contra el pueblo” y de esa forma restar la capacidad de “hostigamiento de los grupos contrainsurgentes”.

“Seguían órdenes”

Durante la jornada número 17 del juicio contra Ríos Montt y Rodríguez Sánchez también se escuchó la declaración del general peruano Rodolfo Robles Espinoza. La Fiscalía le solicitó un informe sobre terminología militar y la cadena de mando.

De acuerdo con las declaraciones de Robles Espinoza, “toda la información de las operaciones militares en el área ixil llegaban al alto mando militar”.

Aseguró: “El plan Victoria 82 fue elaborado por orden del general Ríos Montt, y los soldados que realizaban los operativos solo seguían las órdenes emitidas”.

El general peruano agregó que el encargado de ponerlo en práctica fue Héctor Mario López Fuentes, quien en esa época era el jefe del Estado Mayor de la Defensa. Se instruyó que el comando de la zona militar número 20 y la fuerza de tarea Gumarcaj debían ejecutar las órdenes.

Robles Espinoza agregó que por la jerarquía en las fuerzas castrenses “el director de Inteligencia Militar (G-2) no tenía capacidad de mando”, por lo cual no se le puede responsabilizar de ninguna acción.

POR JERSON RAMOS /

“Seguirá el debate”

Pese a que la Corte de Constitucionalidad confirmó que el Juzgado Primero A de Mayor Riesgo debe admitir la prueba de la defensa, según la resolución del 11 de abril último, el Tribunal Primero A de Alto Impacto indicó que continuará con el debate contra los generales José Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez.

César Calderón, abogado de Rodríguez Sánchez, resaltó al Tribunal que por el fallo de la CC se debía suspender la audiencia de ayer.

Yasmín Barrios, presidenta de la judicatura, respondió que el “3 de abril se dio cumplimiento a la orden del Tribunal Constitucional y por ello se recibió la prueba de la defensa”, y continuó con la diligencia.

El fallo notificado el jueves recién pasado se relaciona con una consulta que el juez Miguel Ángel Gálvez hizo a la CC, sobre la duda de si él debía admitir la prueba.


Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.