Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

09/10/10 - 16:20 Nacionales

México, Guatemala y Belice aún mantienen diferendos marítimos

A 200 años de su Independencia, México aún no ha logrado trazar todos sus límites marítimos ni puede presumir de tener un mapa exacto de dónde en realidad terminan las aguas territoriales del país.

Una investigación de MILENIO Diario revela que, diplomáticamente, México mantiene abiertas diferencias internacionales con Guatemala y Belice en torno a sus límites náuticos, que incluyen miles de kilómetros cuadrados de mares territoriales potencialmente ricos en recursos naturales como gas y petróleo, por mencionar algunos.

Documentos desclasificados por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a petición de ese diario dan cuenta de que si bien las fronteras terrestres de México quedaron trazadas por completo en 1963 —cuando El Chamizal, entre Chihuahua y Texas, se reincorporó al país—en lo que toca al mar, la tinta no se ha secado.

Según la información falta por definir el llamado "hoyo de dona oriental" en el Golfo de México —una zona que se extiende por 20 mil kilómetros cuadrados y que deberá ser negociada con Cuba y Estados Unidos con la mediación de la Organización de Naciones Unidas—, y los límites exactos del país en el Pacífico y el Caribe.

La Consultoría Jurídica de la cancillería de ese país reveló que en lo que toca al Océano Pacífico, la frontera marítima con Guatemala permanece abierta en los mapas y no ha podido ser negociada satisfactoriamente, a más de siglo y medio del establecimiento de relaciones entre los dos países y pese a décadas de esfuerzos diplomáticos. "La frontera marítima con Guatemala aún no ha sido trazada. El Tratado de Límites Vigente entre México y Guatemala, suscrito el 27 de septiembre de 1882, no considera la frontera marítima", informó Relaciones Exteriores en su respuesta.

Como resultado de la falta de acuerdos, la cancillería y el Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco mantienen abierto un "proceso de negociaciones" para tratar de resolver sus diferencias y establecer una franja limítrofe final que permita a ambos países explotar sus recursos —entre los que se encuentran miles de especies económicamente atractivas, como el atún— legalmente. Pero a la fecha no se ha llegado a acuerdo alguno.

Lo cierto es que ya se han registrado incidentes derivados de la falta de claridad en torno a los límites entre uno y otro país, como se asienta en la comunicación interna de la Subsecretaría para América Latina y el Caribe SSAL-1353, obtenida por este diario.

La comunicación contiene un reporte entregado por la Marina mexicana a la Cancillería en el que se destaca que el 23 de mayo de 2006, una embarcación de la Armada de Guatemala se internó "sin percatarse de ello" en aguas mexicanas durante una persecución de dos lanchas comandada por contrabandistas de personas.

"De acuerdo con la propia Secretaría de Marina, al identificar y comprobar que los marinos guatemaltecos actuaron en consecuencia con la operación que estaban realizando desde sus aguas territoriales, después de efectuarse la plena identificación de los marinos guatemaltecos por personal de la Armada de México, se les permitió regresar a su país como acto de buena vecindad", se añade en el informe.

También con Belice

La misma falta de fronteras claras ocurre con Belice en el Caribe. Las primeras negociaciones sobre delimitación con ese país datan de 1893, cuando todavía era una colonia inglesa y se le conocía como Honduras Británica, regida por Londres. Pero desde entonces —a más de ciento diez años— no se ha llegado a un acuerdo final sobre dónde termina la soberanía de México y dónde comienza la beliceña en el mar. O viceversa.

"La frontera marítima con Belice, que aún no ha sido trazada, se encuentra en el Mar Caribe. Actualmente se está en proceso de negociación para un eventual tratado de Límites entre México y Belice, ya como estado independiente, que reafirme los límites establecidos y que incluya la delimitación marítima", indicó la dependencia federal.

Aun así, Relaciones Exteriores expuso que México ha tratado de ejercer una especie de "soberanía de facto" sobre la zona, adyacente a la península de Yucatán, basándose en un decreto publicado en el Diario Oficial el 7 de junio de 1976, en el que se fijaron coordenadas provisionales de explotación. (Belice no ha interpuesto queja alguna).

Esta zona experimenta también sus complicaciones. En tierra, la frontera entre México y Belice se encuentra marcada por el Río Hondo, un cuerpo de agua que corre su curso de oeste a este y desemboca en la Bahía de Chetumal, compartida por los dos países. Pero como no existe una frontera clara, las embarcaciones mexicanas que zarpan de la capital de Quintana Roo deben navegar por aguas internacionales, pese a que están a sólo unos cuantos kilómetros del territorio nacional.

Desde 2002 se ha mantenido abierta una Conferencia sobre Delimitación Marítima en el Caribe, con la que Relaciones Exteriores se planteó como prioridad resolver las disputas en torno a los mares territoriales de la zona, donde media docena de países tienen fronteras que se traslapan entre sí.

La iniciativa, empero, generó amplia resistencia por parte de Venezuela, que hubiera tenido que ceder derechos sobre sus mares territoriales a varias naciones caribeñas. Desde entonces, el proceso se ha estancado y no ha tenido avances significativos.

El estado de las negociaciones entre México y Belice sirve de ejemplo: registraron ante la conferencia el inicio de su nueva ronda de negociaciones en 2002.

A ocho años de distancia, todavía no hay un acuerdo. Ni una frontera verdadera en los mapas.

CON INFORMACIóN DE MILENIO / México

Más noticias de Nacionales

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.