Política

Clientelismo político hace malos burócratas en el país

La inexistencia de un sistema de partidos políticos sostenible hace que Guatemala sea vulnerable a la contratación de burócratas mal calificados. Esta cultura puede desarrollar la peligrosa articulación de redes de corrupción, según el Segundo informe barómetro de la profesionalización del empleo público en Centroamérica y República Dominicana.

Por MANUEL HERNÁNDEZ

  pERSONAS   participan en campaña política con el objetivo de conseguir un empleo.
pERSONAS participan en campaña política con el objetivo de conseguir un empleo.

El informe indica que esa movilidad ha generado discontinuidad en las políticas públicas, en particular porque los cambios de gobierno no únicamente implican la renovación de las máximas autoridades, sino “las barridas” de importantes proporciones de empleados públicos de todos los niveles jerárquicos.

Se señala que el clientelismo político hace que las personas sean contratadas sin que tengan la experiencia deseada; solo se requiere que hayan apoyado directamente al partido político que ganó la elección presidencial.

Esos aspectos hacen que Guatemala ocupe la sexta casilla o sea el penúltimo lugar en la clasificación de rendimiento burocrático de la región. Honduras se ubica en la séptima.

El estudio revela que la evaluación general del sistema de servicio civil se mantiene inalterable desde la alcanzada por Guatemala en el 2004, con 24 puntos. El país se coloca en una situación de mayor debilidad en relación con sus pares de la región centroamericana.

Intentan cambios

El informe señala que la Oficina Nacional del Servicio Civil (Onsec) ha desarrollado instrumentos que desde varios frentes apuntan a la profesionalización del servicio civil, y para ello ha contado con el apoyo de la cooperación internacional. Sin embargo, la falta de respaldo político le ha impedido avanzar hacia el siguiente nivel de desarrollo.

A pesar de que se ha avanzado en ese punto, aún se desconoce si finalmente el Congreso puede concretar la aprobación de una nueva normativa en ese sentido.

Aumentan plazas

El estudio detalla que a partir del 2005 se observa un crecimiento constante en el número de puestos, que pasó de 105 mil 251 ese año a 236 mil 298 en el 2011. Entre el 2006 y el 2008, la evolución fue estable en todos los rubros, salvo en el magisterial, que creció un 45 por ciento, según la Onsec.

En el 2008, las plazas registraron un aumento de 37 por ciento, y en el 2009 el crecimiento fue de 22 por ciento e incrementos menores del 7 por ciento entre el 2010 y el 2011.

De los 131 mil puestos nuevos, 74 mil 670 se otorgaron por la construcción de escuelas y el consecuente aumento de maestros; el 6 por ciento, por el incremento de policías, que pasaron de 21 mil a 28 mil 400.

Los restantes 43 mil 400 corresponden al personal transitorio, incluido en los renglones 0-21 y 0-31. Según la Onsec, la mayoría de esos contratos son del Ministerio de Educación.

La última iniciativa sobre reformas a la Ley de Servicio Civil fue presentada en el 2010 por el diputado Roberto Alejos, cuando era presidente del Congreso. El proyecto está pendiente de ser aprobado en tercera lectura y redacción final.

Alejos dijo que la iniciativa cuenta con el apoyo de los diferentes sindicatos del país, que aportaron para que avanzara el proyecto, que es una de tantas leyes que se pueden aprobar antes del receso parlamentario.

Recomendaciones

El segundo informe aporta tres recomendaciones al Gobierno de la República.

La primera se refiere a la necesaria inclusión de la reforma del servicio civil como una condición necesaria para el resto de transformaciones que requiere Guatemala.

La segunda recomendación es que se deben sostener las capacidades existentes y enriquecer los planteles profesionales de la propia Onsec.

Por último, propone reducir el período de transición y evitar demoras innecesarias para la implementación del Sistema Integrado de Administración de Recursos Humanos.