Política

Embajador de EE. UU.: “La corrupción daña a la sociedad”

El nuevo embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, afirmó en entrevista con Prensa Libre que la Embajada que ahora dirige "va a luchar" en contra de la corrupción y que su país tiene la voluntad de continuar con su contribución a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), si el Gobierno pide la extensión de su mandato.

Por POR GEOVANNI CONTRERAS Y CLAUDIA ACUÑA

Todd Robinson, embajador de EE. UU. en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Todd Robinson, embajador de EE. UU. en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

CIUDAD DE GUATEMALA- El embajador también habló acerca de la seguridad, pobreza, migración, Corte Suprema de Justicia entre otros temas que interesan a su país.

¿Cuáles son las prioridades de EE. UU. en Guatemala?

Estuve aquí hace cuatro años como encargado de negocios, y las prioridades desde ese entonces siguen siendo nuestras prioridades; o sea, seguridad, la economía y la creación de empleo, la pobreza, tratando de crear condiciones mejores para que todos puedan participar en el mejoramiento del país.

Por eso tenemos que buscar maneras de mejorar las condiciones y tratar de evitar que ellos vayan a las pandillas, a ser víctimas de los coyotes, a tomar drogas o tratar de viajar ilegalmente al Norte.

En cuanto a seguridad, ¿cuáles son las principales preocupaciones?

La violencia es muy preocupante aquí en Guatemala. El número de homicidios de mujeres es algo alarmante, así como el número de jóvenes y de policía que están involucrados en estos temas.

Podemos ver en la prensa que cada día hay una o dos páginas con artículos sobre la violencia en este país, es algo trágico.

¿Cómo ve la situación política del país?

La política es la política, y siempre vamos a ver debates entre los diferentes grupos y partidos. Es importante que las agrupaciones políticas se sienten y hablen sobre su proyecto para el país, eso es lo más importante.

¿Habrá focalización de algunas áreas en donde se vaya a apoyar más en el área social?

Sí, de hecho los presidentes de la región van en dos semanas a Washington para participar en la reunión del Banco Interamericano de Desarrollo, y también van a reunirse con el vicepresidente de Estados Unidos.

Vamos a enfocarnos más en los temas fundamentales que hacen que la gente quiera salir del país; o sea, vamos a enfocarnos en la educación, pobreza, en abrir el sistema económico en el país para ayudar los pequeños y medianos negocios que quieren contribuir en esa área.

En la lucha contra el narcotráfico, EE. UU. ha brindado mucha cooperación en los últimos años. ¿Qué se espera en este ámbito?

Vamos a continuar ayudando. Tenemos buenas relaciones con el Ministerio de Gobernación, con la Policía, con todos los departamentos y agencias involucrados en la lucha antinarcótica, pero también es importante tratar de ayudar a la gente que es víctima del narcomenudeo.

Estamos hablando más de alternativas al encarcelamiento y despenalización, y eso es importante, es un cambio en los Estados Unidos.

Antes estábamos hablando de la seguridad y encarcelamiento, y ahora estamos hablando de un programa más abierto y que tiene más opciones.

Algunos de sus antecesores mantuvieron presencia en la vida política, asistieron a juicios y fueron a comunidades a conocer la realidad de nuestro país. ¿Cómo será su participación?

Muy activa también. Lo he visto cuando estuve antes con el embajador —Stephen— McFarland, con quien trabajé muy de cerca; él era muy activo y yo quiero viajar por todo el país y llevar el mensaje de esperanza a las comunidades afuera de la Ciudad de Guatemala.

Ha estado en la palestra de los temas de corrupción, ¿qué opina?

La corrupción es un tema muy importante para nosotros. Es importante que los gobiernos, partidos políticos, el sector privado, todos, sepan que la corrupción es un mal, es un crimen y daña a la sociedad, pero más que todo a la gente que necesita más, y la Embajada va a luchar en contra de la corrupción, y a ayudar a la gente que lucha también contra ese mal.

¿Cómo ve el papel de la Cicig; Estados Unidos tiene voluntad de seguirla apoyando si el Gobierno decide extender su mandato?

Absolutamente. Nosotros creemos que el papel de la Cicig en Guatemala ha sido muy importante, con mucho impacto y ha ayudado mucho en ese tema de impunidad. Hay mucho por hacer y si el Gobierno pidiera una extensión del mandato, nosotros como gobierno vamos a continuar nuestra contribución; vamos a ayudar, a apoyar.

El comisionado —Iván— Velásquez es un hombre valiente, es un hombre trabajador que está haciendo un buen trabajo y vamos a tratar de ayudarlo.

Dice que hay mucho por hacer, ¿considera entonces que el mandato de la Cicig debe ser extendido?

Es una pregunta mejor para el Gobierno. Lo que nosotros decimos es que si hay voluntad de extender el mandato, nosotros vamos a continuar nuestra contribución y vamos a empujar la comunidad internacional.

Hay un grupo de la comunidad internacional que también quiere continuar su contribución, por lo que vamos a empujarlos también a continuar, si es la decisión del Gobierno.

¿Qué opina del accidentado proceso para la selección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia?

Es un proceso bien democrático porque todo mundo está involucrado en las decisiones. Creo que la Corte de Constitucionalidad ha hecho una buena labor en su decisión de suspender la decisión del Congreso y averiguar más a fondo las decisiones.

Lo que de mi juicio es más importante ahora es que ellos tomen una decisión que va a ser respetada por el país, que tomen su tiempo, con calma, revisar las pruebas y las decisiones del Congreso y dictar una decisión fundamentada en la ley, y tomando en cuenta la experiencia jurídica de los magistrados de la Corte, lo cual es importante.

En cuanto a los migrantes, no hay mucha claridad con lo que se impulsa en la reforma migratoria en EE. UU. ¿Qué nos amplía de ese tema?

El tema global de migración en los Estados Unidos es un tema bien político, por lo que no creo que vayamos a ver una solución este año; quizá con el nuevo Congreso, en enero del 2015, seguramente van a discutirlo. Vamos a tener elecciones en 2016 y seguramente eso va a ser un tema bastante importante, tanto para los republicanos como para los demócratas.

Vamos a continuar ayudando y enfocando las causas de migración; ¿por qué los jóvenes quieren salir del país?, ¿por qué quieren vivir en otro país y por qué quieren hacer un viaje trágico, difícil para llegar al norte?.

No solo EE. UU., pero los gobiernos de los países en el Triángulo Norte tienen que mirar a sí mismos y preguntar por qué la gente quiere hacer esto.

¿Cómo ve el clima de negocios en Guatemala?

Queremos ver más compañías de los Estados Unidos, queremos hacer más asociaciones entre las empresas americanas y guatemaltecas, pero se necesita protección jurídica.

Las compañías de afuera, de EE. UU. y Europa, quieren asegurar que sus inversiones sean protegidas, y ahora yo veo muchos problemas en proteger esas inversiones, pero vamos a continuar ayudando en ese tema.

¿Esos nuevos negocios de los que hablan están en riesgo de permearse por el narcotráfico o el lavado de dinero?

Claro que sí. Nosotros no sabemos lo que no sabemos y es bien difícil asegurar que no hay dinero ilegal entrando en el sistema económico del país; tenemos que invertir en mecanismos para hacer monitoreo de las inversiones y averiguar exactamente de dónde viene el dinero.

CARRERA DIPLOMÁTICA

Todd Robinson llegó a la Ciudad de Guatemala el 10 de octubre.

Recientemente se desempeñó como subsecretario adjunto en la Oficina Internacional de Asuntos Narcóticos y Aplicación de la Ley.

Del 2009 al 2012 desempeñó el cargo de ministro consejero de la Misión en la Embajada de Estados Unidos en Guatemala.

Previamente fue cónsul general y el funcionario principal en el Consulado de los Estados Unidos en Barcelona, España.

Fue jefe de la Sección Política y Económica en la Embajada de Estados Unidos en Tirana, Albania.

Otros cargos en el extranjero incluyen la República Dominicana, Bolivia, la Ciudad del Vaticano, Italia, El Salvador y Colombia.

En Washington DC desempeñó cargos en el Centro de Operaciones del Departamento de Estado, y asistente especial de la entonces secretaria de Estado, Madeleine Albright.

Es nativo de Nueva Jersey y es periodista profesional.

ALFONSO PORTILLO -Nadie sobre la ley-

Respecto al caso del expresidente Alfonso Portillo, preso en EE. UU. por corrupción, dijo: “Hay procedimientos ya hechos en cuanto al expresidente, creo que cuando se termine su tiempo en los EE. UU. va a volver a Guatemala. No sé si hay un juicio que tiene que atender él, pero cuando esté aquí, estará bajo las leyes de Guatemala y si no hay nada más, él va a ser un ciudadano libre”.

“Es muy importante el procedimiento de él en Estados Unidos, por el mensaje de que nadie está sobre la ley, ni en Guatemala ni en Estados Unidos”, agregó.

Comunidades de CHIXOY

Restricciones sobre la exigencia de EE. UU. para cumplir con el plan de resarcimiento a las comunidades de Chixoy, explicó: “Vamos a estudiar el acuerdo —entre Gobierno y comunidades afectadas—, y elogiamos que ellos lo hayan logrado.

El Gobierno de Guatemala ha logrado cumplir con algunas —condiciones—, pero hay otras que no y que deben trabajar más.

En el área de derechos humanos todavía deben cumplir. Estamos con 25 casos ahora de adopciones.

COMENTARIO

“Es importante que los gobiernos, partidos políticos, el sector privado, todos, sepan que la corrupción es un mal, es un crimen y daña a la sociedad”. Todd Robinson, embajador de EE. UU. en Guatemala.

“Vamos a continuar ayudando y enfocando las causas de migración; ¿por qué los jóvenes quieren salir del país?, ¿por qué quieren vivir en otro país?” Todd Robinson, embajador de EE. UU. en Guatemala.