Política

Empresarios temen persecución de SAT

Cámaras empresariales externaron su rechazo ayer a la intención de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de contratar una asesoría externa, al advertir de que eso podría facilitar una “cacería de brujas”, en un intento por captar más recursos para el Estado.

Por POR ALEX F. ROJAS

<p>La SAT ya a reconocido en varias ocasiones que no podrán alcanzar la meta tributaria. (Foto Prensa Libre: Archivo)<br></p>
La SAT ya a reconocido en varias ocasiones que no podrán alcanzar la meta tributaria. (Foto Prensa Libre: Archivo)

CIUDAD DE GUATEMALA- Representantes del sector privado señalaron que ha habido poca información sobre las intenciones y objetivos de la SAT para la contratación de una asesoría. Aseguran que el “fracaso de la actualización fiscal y corrupción aduanera” han sido los mayores problemas que han causado la caída de la recaudación.

Sobre el señalamiento vertido por el presidente Otto Pérez Molina el pasado martes de que “los que evaden impuestos” son quienes se oponen al fortalecimiento de la SAT, el sector empresarial coincide en que son “declaraciones riesgosas”, y de tener pruebas, se deberían dirigir los esfuerzos hacia estos.

EL SISTEMA, NO LA GENTE

Para Carolina Castellanos, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham), la SAT tiene personal calificado para efectuar el trabajo de mejorar la recaudación, pero los sistemas implementados no son los correctos.

“La baja en la recaudación es por varios factores: un presupuesto hiperinflado, al igual que las metas; la evasión se ha incrementado, igual que el contrabando; la intervención operativa incidió mucho, por lo menos en aduanas, favoreciendo el contrabando”, dijo Castellanos.

Para Fernando López, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala, la reestructuración interna sería suficiente para comenzar a solventar los problemas de recaudación, y no una asesoría, como se ha insistido.

Agregó: “La recaudación ha crecido, lo que pasa es que los impuestos por internación de productos por aduanas no ha crecido, y estamos preocupados por el contrabando e informalidad detrás de esto”.

López, al igual que Castellanos, señaló que la tercerización de los impuestos podría ser un agravante en el sistema de recaudación tributaria en el país, y que se deberían considerar otras opciones antes de originar desorden.

“Ese desorden genera mucha incertidumbre en la forma como se van a cobrar los impuestos. Hay una preocupación porque esto se convierta en cacería de brujas y así buscar captar más dinero”, opina Castellanos.

Para López, “la decisión debe tener en cuenta los mejores intereses del país. Lo ideal sería una reestructuración interna, sin necesidad de otra cuestión”.

Germán Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), consideró que hizo falta información para conocer los beneficios que una asesoría le proporcionaría a la SAT.

“El Cacif cree que la institucionalidad debe fortalecerse, y eso incluye a la SAT. Los empresarios representados en el Cacif apoyamos los esfuerzos que se realicen para mejorar la recaudación”, destacó Girón.

CAMBIOS A LA LEY

Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio, aseguró que se deben considerar enmiendas a la Ley de Actualización Tributaria, porque esta es responsable en gran medida del agujero fiscal que el Gobierno señala y la SAT confirma.

“Es un tema grave que desafortunadamente no ha obtenido los resultados que ellos previeron y, adicional, genera graves daños a la economía del país, y ahí está el problema, en una reforma irresponsable”, afirmó Briz.

López agregó que la baja recaudación también ha afectado la calificación de riesgo para el país y desestabiliza el clima de inversión, “porque tiene un efecto en lo que ven los inversionistas en Guatemala y en el costo de los fondos”.

MEDIDA POLÉMICA

- La intención de contratar asesoría externa para la SAT se oficializó el 12 de junio, cuando el directorio aprobó el dictamen del proyecto.

- El dictamen presentado por el superintendente Carlos Muñoz propone contratar una asesoría extranjera, con pago de hasta el 30% de comisión de lograr incrementar los tributos.

- Comenzó la suspicacia al trascender que desde el 2012 los superintendentes, gerentes y directores de la SAT viajaron para conocer la empresa Kolektor, en Córdoba, Argentina, dedicada al cobro de impuestos.

- Trascendieron hipótesis de que la SAT buscaría beneficiar a la empresa argentina con el contrato y tercerizar el cobro de impuestos.

- El pasado 20 de junio, el directorio decidió revocar el dictamen y suspender la contratación.

- El presidente Otto Pérez Molina de inmediato cuestionó al directorio y amenazó con su destitución.

EXPERTOS

“Cambiar a personas es volver a empezar, y no importa a quién se ponga en el directorio o en la Superintendencia, es el sistema el que no sirve, no la gente”. Carolina Castellanos, directora de Amcham.

“La decisión —de la SAT— debe tener en cuenta los mejores intereses del país. Lo ideal sería una reestructuración interna, sin necesidad de otra cuestión”. Fernando López, Cámara de Industria.

“Lo que sucede es que el sistema —tributario— es complejo, altamente discrecional, difícil de aplicar, costoso de administrar y no responde a la realidad del país”. Jorge Briz, Cámara de Comercio.