Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

13/03/13 - 00:00 Política

Escaso interés en interpelación de ministro de Cultura

Aunque el tablero marcaba 123 congresistas dentro del hemiciclo, la sesión plenaria de ayer volvió a importarles poco a los diputados, quienes rompieron el quórum una hora y 10 minutos después de haber iniciado la sesión, muchos de ellos para refugiarse en sus oficinas para ver el partido entre el Barcelona y el AC Milán, y otros, para intentar salir del Palacio Legislativo, que se encontraba rodeado por estudiantes normalistas.

Como ha sido en las últimas semanas, la sesión se inició tarde, esta vez con una hora y 43 minutos de retraso, y dentro del hemiciclo se registraban solo 84 diputados.

En esta oportunidad el presidente del Congreso, Pedro Muadi, no invitó de inmediato a pasar al hemiciclo al ministro de Cultura, Carlos Batzín, sino por el contrario, le dio la palabra al diputado oficialista Haroldo Quej, quien criticó el proceso de interpelación de los opositores de Libertad Democrática Renovada (Líder).

“No sé si es una estrategia o qué, lo que sé es que solo cinco diputados de Líder están en el pleno, a pesar de ser los interpelantes”, expresó Quej.

A esta discusión se unió el diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza Mario Taracena, quien, antes de salir del pleno, refirió: “Llevamos cinco o seis semanas hablando de pelotas, dan vergüenza las preguntas que se le han hecho al ministro, es una falta que todos los diputados hemos permitido”.

Baudilio Hichos y José de León, de Líder, intentaron que Muadi les devolviera la palabra a los opositores e indicaron que no se había faltado al orden, para que se interrumpiera la interpelación de esa manera, pero no lo lograron.

El juicio político continuó y el interpelante, Leonardo Camey, de Líder, retomó las preguntas sobre los artículos adquiridos a la Industria Militar. “Explíqueme, señor ministro, ¿dónde se han guardado las pelotas en mal estado. Fue en bodegas del Ministerio?”, refirió Camey.

“En las bodegas no se encuentran los implementos deportivos a los que hace mención, porque estos fueron recibidos y devueltos a la Industria Militar, tal y como correspondía porque se encontraban en mal estado”, respondía Batzín cada vez que le preguntaban al respecto.

Estrategia

Desde tempranas horas los diputados oficialistas se reunieron en un salón cercano al Congreso, donde, según su jefe de bancada, Valentín Gramajo, definieron las estrategias a futuro.

Según diputados del Partido Patriota, la idea es “ya no permitir que Líder continúe la interpelación”, y lo harán a través de críticas en el pleno o declaraciones a los medios de comunicación.

A cambio recibirán arreglos en sus oficinas y se priorizará la contratación de asesores para ese bloque, manifestaron los parlamentarios.

POR JESSICA GRAMAJO /

Táctica acordada

Mario Taracena, diputado de la UNE, afirmó que “en plática de pasillos” del Congreso  varios  bloques acordaron que deben poner un alto a la interpelación, la cual está siendo “mal utilizada” por el bloque de Líder. “Ya estamos cansados y creemos que debemos hacerlo ver a toda la población”, dijo.

Evidencia negocios

Según el jefe de Líder, Roberto Villate, el problema es que durante la interpelación se han demostrado compras “corruptas” en el Ministerio de Cultura, lo cual ya no es “conveniente para los diputados del —Partido— Patriota, quienes ahora usan a sus aliados para bloquear que se sigan evidenciando más cosas”.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.