Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

05/02/13 - 02:52 Política

Expertos abogan por más prevención de desastres naturales

David Monterroso, geofísico y subdirector de Mitigación de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred) y el químico y matemático Abraham Mencos Vásquez, conversaron ayer en Diálogo Libre respecto de la importancia de la permanente prevención para enfrentar los sismos.

CIUDAD DE GUATEMALA - Mencos también dio a conocer un método matemático que permite establecer las probabilidades  de que en determinado lugar y momento se produzca un terremoto.

 INFOGRAFÍA - Haz clic en la imagen o en este enlace para conocer de qué trata el método de probabilidades

¿Cuál es el temblor que recuerdan más?

Monterroso: Vivimos en un país altamente sísmico, y no pienso en uno en particular.  Debemos estar conscientes de la naturaleza sísmica que tiene nuestro país. En cualquier momento podemos presenciar un sismo significativo,  y  puede causar cierto nivel de daño. Por eso debemos estar siempre preparados.

¿Considera que la cultura de prevención es aún endeble?

Monterroso: Eso ha cambiado. Hace unos 10 años no había mayor información ni actividades de preparación y concienciación. Afortunadamente ahora hay una apertura de comunicación al resto del mundo, a través de los medios globales. Hay más cultura de prevención.

¿Por qué siendo químico se interesó por los sismos?

Mencos: Por el simple hecho de saber que vivo en Guatemala, un país vulnerable a los sismos.

Además, soy profesor de Matemática Avanzada en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de San Carlos, y por eso hacemos esfuerzos sinceros por tratar  de establecer las probabilidades de que ocurra uno. Pero lo mejor que podemos hacer es prevenirlo.

¿Qué aspectos se han mejorado respecto de la prevención?

Monterroso: Hemos empezado a incidir a través de la educación. Eso está más avanzado. Hay mucha más conciencia en la población infantil. También hay mayores esfuerzos para hacer simulacros y  concienciar respecto del tema.

Pero vemos en el país muchas regiones donde las construcciones no son las adecuadas. ¿Qué piensa de eso?

Monterroso: Ese es otro de los aspectos positivos que puedo mencionar. Desde hace algunos años se iniciaron los esfuerzos, por parte de la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Sísmica Estructural, para elaborar normas que puedan regir determinado tipo de obras. Se han dado pasos importantes en eso, y esos pasos fueron la creación de estas normas de recomendación para la construcción.

¿En qué consiste el método que ha desarrollado  para permitir ver las posibilidades de que ocurra un sismo?

Mencos: El modelo matemático utiliza catálogos sísmicos. Algunos tienen hasta 600 mil eventos registrados; otros, menos. Tratamos de nutrir un catálogo y aplicar sobre este ciertas leyes fundamentales de la naturaleza,  como la conservación de la energía. Esas leyes después  las aplicamos a esos catálogos.

¿Cómo se involucró en esta investigación?

Tuvimos acceso a muchos datos que están disponibles de manera libre en internet. Pensamos qué podíamos hacer con esos millones de datos y con el recurso de la matemática. Nació como un reto intelectual.

¿En qué se basa el modelo que señala?

Mencos: Se basa en que la energía liberada por un sismo tiene que ir a alguna parte, y una falla que se encuentra a una distancia donde ocurre un terremoto es capaz de absorber una pequeña fracción de esa energía, pero como existen miles o millones de sismos alrededor del planeta, la pequeña contribución de energía que cada sismo hace a esa falla va en aumento hasta que alcanza un nivel de activación lo suficientemente grande como para desencadenar un desplazamiento de la falla en estudio.

El modelo ha sido puesto a prueba y tenemos tres historias de éxito. Aún así, sigue bajo evaluación y tiene que reproducirse muchas veces antes de ser validado. Fue puesto a prueba en Italia, cuando se estableció la probabilidad de que se produjera el sismo de L’Aquila en el 2009.

¿Cómo se estableció ese riesgo?

Mencos: Se asemeja a cuando usted se fractura un hueso. Años después se cae y se fractura el mismo hueso, porque ya tiene una lesión. Eso se asemeja al planeta, pues donde ocurren los sismos es donde  hay fallas. Hay que considerar la extensión de la falla, el área que ocupa y características del terreno.

Donde ya han ocurrido sismos es probable que vuelvan a ocurrir.  Esto no quiere decir que se pueda  predecir en qué lugar y a qué hora sucederá uno de grandes magnitudes; eso no se puede hacer. Pero el modelo sí permite estimar las probabilidades de que exista un sismo significativo en un rango de tiempo aproximado.

¿Se estimó esa probabilidad para el reciente sismo en San Marcos?

Mencos: Los datos se publicaron en la revista científica de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia de la Universidad de San Carlos. Esa publicación salió en noviembre del 2011, y el evento ocurrió un año después.

POR JUAN MANUEL CASTILLO ZAMORA / GUATEMALA

Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.