Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

22/02/13 - 03:29 Política

Gobierno disuelve Comisión de Belice

El Gobierno decidió disolver la Comisión de Belice —órgano asesor de la Cancillería— por “dejadez” ya que no avisó oportunamente a Guatemala de que el vecino país endureció los requisitos para la consulta popular, lo cual afectaría el referendo previsto para octubre próximo.

 

El 29 de enero último, el presidente Otto Pérez Molina ordenó al canciller Fernando Carrera “investigar” las circunstancias de ese cambio legal y saber por qué Guatemala no se enteró de ello. El mandatario señaló a las anteriores autoridades.

Carrera informó ayer, en conferencia de prensa, que hicieron  ocho hallazgos y enfatizó  que la consulta popular del 6 de octubre, para llevar el diferendo territorial, insular y marítimo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), es solo “un medio para alcanzar dicho objetivo”.

Belice no avisó

Entre los descubrimientos  el Canciller mencionó que en el Acuerdo Especial suscrito en diciembre del 2008, ambos países se comprometieron de buena fe en un resultado positivo del referendo,  “nunca se consideró”, ni el Acuerdo lo incluye, qué sucedería si la consulta no fuera aprobada por alguno de los dos países.

Resaltó que Belice debió haber comunicado a Guatemala y a la Organización de los Estados Americanos (OEA) la enmienda en la ley.

“Dicho cambio en la legislación fue compartido por Belice con nuestro país, de manera informal, únicamente hasta el 2011”, refirió. Afirmó que esa omisión de comunicación no debió haberse dado.

Según la investigación, el cambio en la ley de Belice, donde se aumentó de cero a 60 por ciento la participación ciudadana para que todo referendo sea válido, ocurrió mientras se desarrollaban las negociaciones del Acuerdo Especial.

Tampoco alertaron

El Canciller manifestó que hubo “dejadez en sus responsabilidades” por parte de la Embajada de Guatemala en Belice y de la Comisión de Belice.

“Las dos instancias de Gobierno que dan seguimiento a la relación con Belice y el diferendo territorial tampoco fueron capaces de alertar adecuadamente al país sobre el cambio de legislación realizado a mediados del año 2008”, indican las conclusiones de la investigación.

De esa cuenta, la Comisión de Belice queda disuelta y la Cancillería establecerá las responsabilidades administrativas de la Embajada de Guatemala en ese país, aunque Carrera afirmó que dialogará con el embajador Manuel Téllez, quien sufre quebrantos de salud.

Carrera anunció la creación de un “grupo asesor de alto nivel” integrado por ministros y asesores políticos y más gestiones en la OEA.

El jefe de la diplomacia guatemalteca expuso que para la estrategia jurídica se buscará a abogados que no necesariamente estarán en  la nueva comisión.

Miembros de la Comisión no quisieron comentar la decisión y afirmaron que no la conocían.



El Gobierno decidió disolver la Comisión de Belice —órgano asesor de la Cancillería— por “dejadez” ya que no avisó oportunamente a Guatemala de que el vecino país endureció los requisitos para la consulta popular, lo cual afectaría el referendo previsto para octubre próximo.

POR GEOVANNI CONTRERAS CORZANTES / Guatemala

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.