Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

09/04/13 - 00:00 Política

Presidente Otto Pérez destituye a jefe de Migración

El presidente Otto Pérez Molina destituyó ayer a Fredy Viana como jefe e interventor de la Dirección General de Migración (DGM), por no haber resuelto de la “mejor manera” varios problemas en esa entidad, entre estos la carencia de libretas para emitir pasaportes.

“Ha habido una serie de problemas y nos ha parecido que no han sido resueltos de la mejor manera, y a eso se debe que tomé la decisión de relevarlo del puesto”, informó el mandatario, en conferencia de prensa, al final de una reunión con la Fundación para el Desarrollo de Guatemala.

Horas antes, cuando terminó la reunión de Gabinete, el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, había anunciado el retiro de Viana y que los ministros fueron notificados de la decisión del mandatario en esa junta.

Por las libretas

“La decisión de relevar a Fredy Viana es por el tema de los reclamos que hemos tenido en los procesos de pasaportes, que ha sido un reclamo muy fuerte tanto aquí en Guatemala como en el extranjero”, explicó Pérez Molina.

El gobernante expuso que en ese tema hubo una serie de atrasos y complicaciones que fueron innecesarios y que se hubieran podido agilizar de mejor manera.

“No vamos a negar que ha habido un retraso —en la compra de libretas para pasaportes—, es parte de las cosas por las que se está dando el relevo. Hubo procesos que se entramparon y hubo responsabilidad administrativa en ello. Esto llevó a que se dieran retrasos en los procesos de licitación y agilizar la compra de libretas”, refirió Pérez Molina.

El ministro de Gobernación aseguró que dentro de 10 días una empresa alemana traerá 20 mil libretas, y una semana después se recibirán cien mil más, gracias a que se firmó un convenio con la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas.

Además de la falta de cartillas, según el presidente surgió un problema durante la Semana Santa, cuando la DGM no cumplió con un acuerdo logrado entre Guatemala y El Salvador para agilizar el ingreso de salvadoreños para vacacionar.

Evalúa intervención

El mandatario también dijo que analizan levantar la intervención en Migración —que data de diciembre del 2001, durante el período del presidente Alfonso Portillo, según acuerdo gubernativo 469-2001—, ya que evalúan que “si los resultados que se obtendrían sin la intervención son mejores, entonces se levantaría”.

Prensa Libre intentó comunicarse con Viana, para conocer su postura, pero no atendió en las oficinas de Migración ni por teléfono, ni mensajes de texto.

Medida acertada

Marvin Otzoy, vicepresidente de la Coalición Nacional de Inmigrantes Guatemaltecos en Estados Unidos (Conguate), aprobó la medida, la cual calificó de “acertada” y solicitó que quien releve a Viana tenga conocimientos y esté capacitado en lo relativo a los migrantes.

López Bonilla indicó que analizan tres nombres de la base de datos del Ministerio de Gobernación.

Otzoy afirmó que aún esperan la resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre un amparo que interpusieron contra Viana y López Bonilla, por la falta de libretas para pasaportes.

El vicepresidente de Conguate aseguró que la noticia de la destitución “se regó como pólvora en la comunidad” y fue celebrada.

Felipe Alejos, de la Comisión del Migrante del Congreso, emitió un comunicado en el que aplaude la decisión de destituir a Viana, aunque aseguró que este es solo un paso para reencauzar a la institución.

Larga Intervención

Desde hace 12 años no se ha nombrado un jefe definitivo en la Dirección  de Migración.

La Dirección General de Migración fue intervenida en diciembre del 2001, durante el período del presidente Alfonso Portillo, según acuerdo gubernativo 469-2001.

El acuerdo especifica en el artículo 1 que la duración será “por el tiempo que sea necesario, con el fin de asegurar la eliminación de procedimientos o acciones ilegales o anómalos”.

El interventor también cumple las funciones de director y, según el acuerdo 42-2004,  responde  directamente a Gobernación.

Desde hace 12 años la dependencia ha estado al mando de siete interventores-directores, pero no han desaparecido los señalamientos de irregularidades.

El hasta ayer interventor-director, Fredy Viana, fue designado en el puesto el 19 de enero del 2012.

Tenía a su cargo el nuevo proceso de licitación para la emisión de pasaportes.

Al momento de su nombramiento, el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, dijo que Viana fue quien mejor currículo presentó.

Fue diputado, integrante de la Comisión de Finanzas del Congreso por el Partido Patriota en la administración anterior. En el 2011  buscó la reelección, pero no la consiguió.

Es ingeniero civil,  con maestrías en ingeniería sanitaria y formulación y evaluación de proyectos.

POR ANDREA OROZCO /

Viana y los escándalos

Fredy Viana fue nombrado interventor de la Dirección General  de Migración el 19 de enero del 2012. Su comienzo no fue el mejor, era uno de los tres funcionarios  que iniciaron  su trabajo sin el finiquito de la Contraloría General de Cuentas. Así continuó hasta el 29 de agosto de ese año, cuando recibió el documento.  

Después, para evitar gastos “onerosos”,   decidió dejar de alquilar un vehículo blindado que utilizaba para su seguridad y ordenó la compra de uno. Fue así como Migración compró una camioneta modelo 2012 con el nivel de blindaje 7, uno de los más altos. El automóvil fue acondicionado para resistir ataques  con fusiles y granadas y costó Q855 mil 733. Poco después explicó que ya se había cancelado la compra. 

Además, cuatro agentes de la Policía que eran parte de su escolta recibieron tres trajes completos cada uno, por lo que Migración erogó Q55 mil.    

Esa dependencia contrató a una empresa para remodelar el despacho de Viana por Q80 mil. Entre las obras se incluía pintar un espacio de 80 metros cuadrados, además de la instalación de un lavatrastos, una cocina nueva de melamina,  un clóset y la instalación de 67 metros cuadrados de piso cerámico. 

A Viana también se le cuestionó porque autorizó el pago de Q28 mil a un hotel, por 157 almuerzos para los integrantes de uno de los sindicatos de Migración. También autorizó un  desembolso   de Q18 mil para costear almuerzos para otro sindicato.


Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.