Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

08/02/13 - 00:00 Política

Sobrevalorada compra de ropa en Ministerio de Cultura

Durante la interpelación al ministro de Cultura, Carlos Batzín, la bancada de Libertad Democrática Renovada (Líder) señaló que ha habido sobrevaloración en las compras de ropa para los empleados de esa cartera.

De acuerdo con el diputado interpelante Leonardo Camey, el Ministerio de Cultura adquirió varias prendas de vestir a un costo que, según él, es elevado.

En la factura que Batzín le entregó a Camey se indica la adquisición de cinco mil pantalones de lona a Q126.50 cada uno, para un total de Q632 mil 500; cinco mil pantalones de gabardina estilo columbia y la misma cantidad de camisas del mismo estilo a Q174 por unidad, que suman Q368 mil.

También se compraron tres mil 500 chalecos tipo reportero a Q357 la unidad, por Q1.2 millones.

La factura refiere que los artículos fueron adquiridos a la Industria Militar, que pertenece al Ministerio de la Defensa, por Q3.6 millones.

“Es inaceptable la compra de vestimenta para los empleados del Ministerio de Cultura porque está sobrevalorada, y preocupa aún más que se haya hecho a través de la Industria Militar, porque alguien se debe estar beneficiando con ello”, denunció Camey.

Selvin García, diputado de Compromiso, Renovación y Orden (Creo), respaldó la afirmación de que los precios son muy elevados.

“Diputados que han trabajado en la industria textil aseguran que una camisa con la descripción que adquirió el ministro de Cultura no sobrepasa los Q60. Lo mismo sucede con los pantalones; creo que los precios están muy por arriba de su costo por mayor”, expuso García.

Para el personal

De acuerdo con Batzín, la vestimenta fue adquirida como uniforme para los empleados de ese ministerio, que son tres mil 181.

“Se compraron —pantalones— de lona y de gabardina para que puedan alternar cuando lo deseen”, manifestó el funcionario en el hemiciclo.

Ante los reiterados cuestionamientos de Camey durante el interrogatorio, el ministro de Cultura respondió: “Sí, compramos chalecos, pantalones, incluso botas, y hubiéramos querido ir más allá en las compras, con el fin de dignificar al trabajador del Ministerio”. La declaración fue vertida en el pleno, mientras sonreía junto a un asesor.

POR JESSICA GRAMAJO /

Exigen comisiones

Jefes de los  bloques minoritarios exigieron conocer el dictamen que el Departamento Jurídico del Congreso elaboró  sobre la labor de las comisiones de trabajo, las cuales están detenidas por una directriz del presidente del Legislativo, Pedro Muadi.

Muadi aseguró que ese departamento dictaminó que las salas de trabajo son órganos permanentes y  deben continuar con su trabajo.

Luego aclaró: “Eso lo vamos a conocer en la Junta Directiva, para ver qué decisión se toma”.

Durante la sesión de ayer trascendió que los bloques mayoritarios establecieron que el PP tendrá 16 presidencias de comisión; Líder, 10; Todos, cinco; Creo, la Unidad Nacional de la Esperanza y la Multisectorial, dos cada uno, y las bancadas con menos de cuatro integrantes,  una cada una.

Seis horas de interpelación

A pesar de que  el martes último los diputados tardaron más de dos horas en discutir la conveniencia de declarar sesión permanente, durante las tres plenarias que hubo esta semana solo se interpeló durante seis horas y 30 minutos al ministro de Cultura, Carlos Batzín. El resto del tiempo se perdió en discutir la sesión permanente y conocer el estado de Calamidad.


Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.