Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

12/03/13 - 00:00 Política

Uso de explosivos genera diferencias

Aunque no se ha confirmado el uso de explosivos para construir un tramo carretero dentro del Parque Nacional Cuevas de Candelaria, en Raxruhá, Alta Verapaz, la responsabilidad del daño en las cavernas sería de la empresa Conkrete, afirmó ayer el presidente Otto Pérez Molina, después de una reunión de Gabinete de Gobierno.

“El problema es que en ningún momento se habló de que se usarían explosivos; eso no lo autorizó el alcalde ni el Ministerio de Ambiente. Fue una decisión inconsulta por parte de la empresa, así que, en todo caso, es a la empresa a la que se responsabilizará por los destrozos causados”, expresó el gobernante, quien solicitó un informe a la gobernación de Alta Verapaz.

El sábado último, Prensa Libre publicó sobre la construcción de una carretera que, según denuncias, pone en riesgo las Cuevas de Candelaria, debido al supuesto uso de explosivos para abrir el paso.

Peligro

Después de librar al alcalde de responsabilidades, Pérez Molina expuso que el proyecto es apoyado por la población de Raxruhá, y que habitantes han intimidado a personal del Ministerio de Ambiente que llegó al lugar, porque pensaron que detendrían la obra.

Un representante de la empresa Conkrete, identificado como Mauricio, negó que se haya utilizado algún tipo de explosivos, y no dio información.

POR ÁLEX ROJAS Y GEOVANNI CONTRERAS /

Carretera prohibida

El acuerdo 188-99 impide  ciertas acciones dentro del Parque Nacional Cuevas de Candelaria. 

No se pueden  cortar árboles, arbustos ni plantas.   

Se prohíbe portar armas de fuego dentro del Parque Nacional.

Es contra  la Ley quemar cohetes,  cohetillos o explosivos. 

Las sanciones se regirán según   la Ley de  Protección del Patrimonio.


Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.