Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

14/01/09 - 00:00 Nacionales

Sin resultado operativos contra narcotraficantes 

Unos 250 agentes de las Fuerzas Especiales Policiales y cien efectivos del Ejército, apoyados por dos helicópteros de la Fuerza Aérea Guatemalteca, participaron ayer en la operación Zaculeu, cuyo objetivo era allanar cuatro residencias de la familia Mendoza Mata y tres fincas de la familia Ponce, ambos grupos señalados de tener nexos con el narcotráfico.

Sin embargo, se cree que hubo fuga de información, ya que los resultados obtenidos tras los allanamientos fueron escasos.

Las acciones se iniciaron a las 6 horas, en Morales, Izabal, y en la aldea Playitas, de ese municipio. Éstas fueron coordinadas de forma simultánea, a fin de buscar armas y municiones.

Los vecinos de Morales observaban asombrados helicópteros y avionetas de la Fuerza Aérea. Incluso se usaron camiones cisterna, para abastecer de combustible a las aeronaves, ya que el vuelo era constante entre el referido municipio y Playitas, donde se efectuaron los cateos.

En las fincas, las autoridades encontraron autos que han sido reportados como robados, algunos proyectiles de calibre 5.56, para fusil M-16, y de calibre 7.62, para fusil AK-47, los cuales estaban esparcidos en habitaciones de algunas casas allanadas.

Efectivos de la unidad Antiexplosivos de la Policía encontraron al menos un kilo de un explosivo, quizás C-4, de fabricación estadounidense. En una etiqueta del producto se leía el nombre Charlye Demolition.

También se cateó un área oculta de la finca La Esperanza, en Playitas, donde se construye una lujosa mansión.

Entre los detalles de este inmueble que llamaron la atención de los detectives están que la construcción es similar a una fortaleza y que tiene una puerta blindada, con circuito digital combinado para abrirla.

En una acción efectuada en la finca El Triunfo fue localizado un vehículo cuyo número de placa no aparece registrado en la Superintendencia de Administración Tributaria ni en la Policía Nacional Civil (PNC). También se encontró un juego de placas de un camión que fue reportado como robado, y está a nombre de Mario Ponce.

Rémber Larios, subdirector de la PNC, expresó que la operación fue planificada con extrema discreción, y que sus unidades se instalaron desde la madrugada, para valerse del factor sorpresa. Los efectivos del Ejército llevaban ametralladoras antiaéreas.

Debido a la ausencia de los dueños de los inmuebles, autoridades de Gobernación sospechan que se filtró información sobre el operativo.

Los Mendoza y los Ponce son ligados por las autoridades estadounidenses y guatemaltecas al tráfico de drogas, y se cree que son socios del cartel de Sinaloa, de México.

Mario Ponce es investigado por su participación en un tiroteo entre narcos, ocurrido en Morales, Izabal, el 19 de noviembre último.

En esa fecha, las autoridades encontraron un fusil AR-15 y 10 granadas M-79, en un terreno baldío.

Detectives que investigan ese caso establecieron que tres autos de lujo a nombre de Ponce estaban resguardados en un predio de la zona 13 de la capital, y creen que fueron usados en al menos tres narcomatanzas, cometidas en Zacapa, Izabal y Cobán, Alta Verapaz.

Hasta ahora, en el país no se tienen procesos judiciales abiertos en contra de las referidas familias, pero informaciones de inteligencia las catalogan como líderes de agrupaciones de narcos en Izabal.

Amílcar Velásquez Zárate, fiscal general, expresó ayer que hace más de tres meses se inició un trabajo de inteligencia contra supuestos líderes del narcotráfico en el país, por lo que finalmente se procedió a los cateos.

Las pesquisas también establecieron la supuesta responsabilidad de los habitantes de las viviendas allanadas con la desaparición de ocho policías, a mediados del 2008, en una finca de Izabal, aparentemente porque éstos secuestraron y mataron a un sobrino de Jorge Mario el Gordo Paredes, recién extraditado a EE. UU.

También se cree que narcos locales tienen relación con el asesinato de guardabosques en Izabal.

Además, existe información de que narcos presionan a finqueros en Izabal, para que vendan sus inmuebles.

Carlos Zúñiga, presidente de la Cámara del Agro, confirmó que varios finqueros afrontan esa situación, por el acoso del narcotráfico, sobre todo en la franja fronteriza.

Las autoridades han informado que Izabal, Zacapa, Alta Verapaz, Huehuetenango y Petén son regiones preferidas por el Cartel del Golfo, y que por ello esté envió a grupos de sicarios denominados los Zetas para disputarles territorio a narcos locales.

El presidente Álvaro Colom fue escueto al opinar anoche sobre los operativos efectuados en Izabal, y se limitó a decir que es parte de un proceso de recuperación del territorio.

El ministro de Gobernación, Salvador Gándara, coincidió en que las acciones son parte de una estrategia para recuperar áreas donde se reportan hechos delictivos como robo de autos y de maquinaria, portación ilegal de armas y abuso de poder.

Añadió: “Buscamos armas de grueso calibre, que sabemos hay en el área. Había muchas denuncias en esos lugares, y será el primero de otros operativos”.

/

Más noticias de Nacionales

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.