Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

08/07/13 - 00:02 Opinión

PRISMA ECONÓMICO

Acerca de los precios

Por inflación se entiende el alza generalizada y sostenida de los precios de bienes y servicios en una economía. Lo anterior se experimentó en muchos países de América Latina en la década de los 80, y en Guatemala, a finales de la misma década, cuando la inflación alcanzo el 60%.

MARíA ANTONIETA DE BONILLA

Para obtener un dato exacto de la variación de precios en un período determinado se requeriría medir la totalidad de bienes y servicios que se transan. Sin embargo, esto resulta impráctico y poco viable. Es por ello que se elabora un índice a partir de una muestra de bienes y servicios que reflejen los patrones de consumo de las familias, estructurado con base en encuestas de ingresos y egresos a los hogares.

La ponderación de cada producto dentro del índice reflejará sus preferencias de consumo, las cuales están estrechamente vinculadas con su nivel de ingresos. Es así como en países con ingresos bajos o intermedios el renglón de alimentos puede llegar a representar un 50% o más del gasto de las familias, mientras que en países de ingresos elevados es inferior al 10%.

En Guatemala, el Instituto Nacional de Estadística actualizó la estructura del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en 2011, con base en la encuesta realizada a los hogares entre 2009 y 2010, incrementando a 440 los productos que se ponderan dentro de 12 divisiones, de las cuales Alimentos tiene el mayor peso, con 28.75%; seguido de vivienda, agua, electricidad y gas, con 12.75%; transporte, 10.43%, y ropa y calzado, con 7.41%. Como estos son cálculos promedios, una familia con ingresos por debajo de la media con seguridad destinará una proporción mucho mayor de su ingreso en alimentación.

Al analizar el comportamiento de precios en lo que va del año, observamos que, a mayo, el renglón de alimentos ha sido el que ha registrado mayor incremento interanual, con 8.68%, prácticamente el doble de la inflación total a esa misma fecha, que alcanzó en términos interanuales un 4.27%, por lo que para los hogares con más bajos ingresos en donde alimentos representa una significativa proporción de su ingreso, el impacto ha sido mayor. Además, la inflación interanual en los departamentos del interior ha sido mayor al promedio para la República.

En el contexto descrito es necesario tener un diagnóstico claro sobre el comportamiento de los precios. A nivel total, la inflación se encuentra dentro de la meta establecida por la Junta Monetaria, lo que indicaría que no existen por el momento desequilibrios macroeconómicos importantes que ameriten medidas de política de tipo restrictivo, tomando en cuenta además que el crecimiento se ha desacelerado. Es importante entonces establecer las causas de los incrementos de precios de algunos productos, si obedecen a factores temporales (Ej. climáticos) o permanentes, internos o externos, para implementar así las acciones puntuales de política que correspondan a efecto de mitigar los efectos y resguardar a los grupos más vulnerables de la población, evitando exacerbar en forma generalizada las expectativas de inflación de los agentes económicos, ya que ello sí podría repercutir negativamente en el comportamiento futuro de los precios.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.