Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

05/03/14 - 00:00 Opinión

UKEMIK NA’OJ

Día de la dignidad

El 25 de febrero se conmemora el Día Nacional de la Dignidad de las Víctimas del Conflicto Armado (1960-1996). Este fue uno de los períodos más siniestros y oscuros de nuestra historia, en el que más de 200 mil personas fueron detenidas, desaparecidas, torturadas y asesinadas por las fuerzas de (in)seguridad del Estado terrorista guatemalteco. La fecha nos recuerda a aquellas y aquellos mártires que fueron desaparecidas por dedicar su esfuerzo y vida a la transformación de las injusticias e inequidades sociales de carácter estructural que imperaban e imperan en Guatemala.

FRANCISCA GóMEZ GRIJALVA

Por sus acciones valerosas fueron condenados a una muerte violenta que deparó mucha congoja a sus familiares y comunidades.

Este crimen de lesa humanidad empezó a generalizarse en la década de 1960, afectando a un gran porcentaje de la población guatemalteca, especialmente a mujeres y hombres mayas. Son cientos de familias que en la actualidad exigen al Estado de Guatemala, por conducto del sistema de justicia, asuma su obligación de implementar los mecanismos necesarios para esclarecer la verdad y cumplir con la reparación integral a las familias de las víctimas, así como a las y los sobrevivientes.

La desaparición forzada de personas sin importar que fueran niñas, niños, hombres, mujeres, jóvenes indefensos, constituyó una práctica sistemática tendente a la desarticulación de movimientos sociales, expresiones organizativas proclives o no a los frentes guerrilleros, con el fin de extender el terror en la población, paralizar y silenciar cualquier acción de oposición al régimen dictatorial y que cuestionaran toda forma de opresión, exclusión y/o explotación.

Es gracias a la decisión tenaz de sobrevivientes y familiares de las víctimas que, de manera organizada, han accionado y accionan incansablemente para esclarecer el crimen de la desaparición forzada en Guatemala. De esa forma, se han logrado significativos avances en la lucha contra la impunidad. Entre estas organizaciones figuran: la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Guatemala (Famdegua), Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (Conavigua), Hijas e Hijos por la Identidad y la Justicia (H.I.J.O.S), Asociación para la Justicia y la Reconciliación (AJR), que han contado con el apoyo de activistas sociales y organizaciones de derechos humanos.

Estas acciones son necesarias para honrar la memoria y la lucha de quienes derramaron su sangre por legarnos un país justo donde se respeten los derechos y la dignidad de las personas en igualdad de condiciones. Es de reconocer estas incansables luchas que nos siguen alimentando la esperanza para la búsqueda de la verdad, la justicia, recuperar nuestra memoria histórica. Especialmente para que nos atrevamos a luchar contra el olvido, vencer el miedo y el silencio.

Sirvan estas reflexiones para animar a las personas, a familias cuyos seres queridos fueron desaparecidos durante el conflicto armado interno para que se acerquen a las oficinas de la Fundación de Antropología Forense (FAFG). Allí conservan muchos restos exhumados y aún no identificados. Pueden llamar al 1598 o bien a los teléfonos: 22334843, 22203537, 22384674.

Más noticias de Opinión

Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.