Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

11/01/13 - 00:00 Opinión

IMAGEN ES PERCEPCIÓN

Educación

La próxima semana inician las clases en escuelas y universidades del país por lo que vale la pena hacer una profunda reflexión sobre la educación en Guatemala, porque “educación” es sinónimo de desarrollo integral. Gobierno. Iniciemos por chequear los números, porcentajes y estadísticas que tristemente nos indican que nuestro país está en caos, “también” en educación, pero este “también” diría yo que es la raíz de todos los males que nos acechan, por ejemplo, Guatemala junto con Perú y Nicaragua son los países que menos invierten en educación,

BRENDA SANCHINELLI IZEPPI

 la tasa de analfabetismo en personas de 15 a 24 años es del 25%, 657,233 niños no asisten a la escuela primaria, correspondiendo a un 26% de la población total entre los 7 y 14 años de edad. El 25% de las personas que actualmente no tienen trabajo no han completado la secundaria. El 25% de mujeres no poseen ningún grado de escolaridad, de ellas el 92% se incorporan al trabajo entre los 5 y los 14 años.

Un millón 300 mil personas padecen de desnutrición crónica, lo que coloca a Guatemala en el vergonzoso sexto país a nivel mundial en este rubro y el primero en Latinoamérica y el Caribe. La pobreza es del 51%, colocándonos incluso, sobre Kenia, que tiene un porcentaje menor equivalente a un 46%. En el índice de desarrollo humano, ocupamos el deshonroso 131 puesto, y solo para que usted imagine, Costa Rica que está casi a la vecindad, ocupa el lugar 69… ¡Ojo Mineduc y Secretaría de Desarrollo Social!

Niños y padres. Para los pocos que tienen la oportunidad de accesar a un centro educativo, asistir debería ser un evento excitante y agradable para muchos niños y jóvenes, pero para otros es una verdadera tragedia, desinterés e ignorancia de para qué y por qué asistir. ¡Para qué tantas materias —dijo Pepito— de qué me sirve saber la capital de Rusia, si nunca iré! ¡Logaritmos me dan escalofríos!

Por esta razón es necesario que los padres expliquen a sus hijos el planteamiento y la relación lógica entre educación y libertad, que los educandos comprendan a profundidad que el conocimiento los hará libres, la importancia de la transformación que puede conllevar el aprendizaje, tanto para ellos mismos, como para construir un mejor país. Si la persona se educa y titula, podrá ganarse la vida independientemente, a mediano y largo plazo, trabajando dentro de una empresa o aún llegar a ser un pequeño, mediano o gran empresario, siendo aún más libre porque no tendrá ni siquiera que depender de un jefe. ¡Ojo chicos y papás!

Las mujeres sin un nivel educativo al menos diversificado tendrán muchas veces que soportar el maltrato físico o verbal de un marido abusivo, que se aprovechará de su vulnerabilidad y ellas tendrán que callar por la necesidad de mantener a sus hijos. Y también los hombres que no tienen un nivel educativo competitivo deberán someterse a maltratos, abusos y subempleos, de un patrono que aprovechará su debilidad.

La oportunidad es ahora y si usted tiene acceso a educarse y superarse hágalo con entusiasmo y entrega, recuerde que todo el esfuerzo que hoy siembra, lo cosechará mañana y será su recompensa.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.