Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

Prensa Libre

19/07/05 - 00:00 Opinión

HOMO ECONOMICUS
Ejemplo de liderazgo positivo

Sí es posible trabajar juntos para superarnos

POR: JOSé RAúL GONZáLEZ MERLO

¿Qué tenemos que hacer para re- ducir el número mundial de infecciones de polio de mil casos diarios a mil anuales? Tendríamos que movilizar a 1.2 millones de voluntarios para vacunar gratuitamente a dos billones de niños en 120 naciones luego de haber recaudado US$600 millones.

Y ¿qué tendríamos que hacer para alfabetizar a 170 mil guatemaltecos? Necesitaríamos movilizar a cerca de 450 voluntarios por más de una década. ¿Es posible lograrlo?

La respuesta es que sí es posible; es más, los rotarios ya lo lograron. El Club Rotario es una organización privada sin fines de lucro que reúne a personas en todas partes del mundo para servir a su comunidad y promover la buena voluntad y la paz en el mundo.

Este año, el club cumplió cien años de fundación. Los clubes de Guatemala se han destacado particularmente ya que varios de los programas de asistencia que han sido desarrollados e implementados acá, han servido como ejemplo para otros clubes alrededor del mundo.

Inclusive, han sido tan exitosos que ameritaron la reciente visita del presidente mundial de Rotary International.

Tenemos mucho que aprender de la visión y el liderazgo mostrado por los miembros del Club Rotario.

Todos son profesionales honorables y exitosos que donan su tiempo y recursos en la consecución de algún trabajo de ayuda social.

Se proponen metas agresivas y siempre las cumplen. En un momento en el que la protesta y la demanda parecen ser el común denominador en la población, es refrescante observar cómo el Club Rotario goza de iniciativa, trabajo en equipo y espíritu de servicio como su común denominador.

La gran lección que nos deja este tipo de organización es que es posible superar progresivamente nuestros graves problemas sociales en tanto tengamos una visión común y trabajemos con optimismo para alcanzarla.

Si con tan pocos miembros, como porcentaje de la población nacional y mundial, los rotarios han logrado mucho más de lo que los mismos gobiernos han podido hacer, imagínese lo que podríamos alcanzar si más guatemaltecos compartiéramos y practicáramos los valores rotarios...

Afortunadamente, el Club Rotario sigue con nuevos planes de servicio. Además de la educación y un banco para marcapasos, también trabajarán para que más ciudadanos tengan acceso a agua potable, a mitigar el hambre en las regiones más pobres del país y a promover la salud.

Seguramente, lo harán, como siempre, eficientemente, honradamente y promoviendo la paz y la armonía entre todos.

En verdad que el resto de nosotros tiene un gran ejemplo a seguir en la labor de servicio que cada rotario realiza. Con razón y merecidamente, el Gobierno les otorgó hace poco la Orden del Quetzal.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.