Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

24/06/13 - 00:00 Opinión

Urbanismo y sociedad

Inseguridad ciudadana

Chiapas tiene un área de 73 mil 887 km cuadrados, y en el 2003 se estimaba que contaba con una población de cuatro millones 224 mil 800 habitantes. Existían entonces 32 municipalidades autónomas, producto de los rebeldes de la época de los zapatistas.

ALFONSO YURRITA CUESTA

La franja fronteriza México-Guatemala les brinda a las maras un espacio para actuar con mucha impunidad. Todo esto ha ocasionado ser una amenaza a la seguridad nacional de Guatemala. Los antecedentes son aspectos de índole económico y social, como remanentes de los conflictos armados.

Por ejemplo, la guerrilla de Guatemala movilizó en esta zona alrededor de ocho mil hombres con una fuerza de irregulares de 60 mil hombres y con una influencia en 250 mil indígenas. Muchos de estos emigrarían hacia el norte junto a los salvadoreños. Se estima que 400 mil personas se refugiaron en México, Belice, Honduras, Costa Rica y Estados Unidos. Aquí será donde se integrará el narcotráfico y las pandillas juveniles llamadas “maras”.

Según estudios presentados en el 2006 por Mynor Godoy, de El Salvador, de la The Mexican Security, Intitute for National Strategic Studies de Estados Unidos, la violencia urbana será más evidente en asaltos a autobuses y personas, extorsiones y asesinatos en la capital, a pesar de que se han desplegado fuerzas militares.

Esta violencia cae en especial en los sectores populares, pues los sectores económicos altos ya han estructurado sus sistemas de defensa y sus cuerpos de seguridad. La OIM estima que entre seis mil y 12 mil emigrantes guatemaltecos arriban ilegalmente a Estados Unidos vía México y están sujetos a deportación. Sesenta mil guatemaltecos han sido deportados desde México y un promedio de dos mil 500 de Estados Unidos, que incluyen pandilleros, quienes, al volver, han hecho que la violencia haya crecido en Guatemala.

Desde esta época, dos mil 400 soldados dejaron los cuarteles para patrullar las calles de Guatemala; el número de homicidios ha continuado ascendiendo y la agenda de los Acuerdos de Paz, enfocada en fortalecer a la Policía Nacional Civil y la seguridad democrática, prácticamente se ha aparcado. El modelo histórico de seguridad interna de Guatemala la había ejercido la institución militar desde su fundación en 1872, precisamente para eso fue creada, pues la Policía nunca ha sido una institución y siempre han tendido a la represión.

Según Mynor Godoy, la tecnología es la que ha ayudado a las maras a desenvolverse dentro de la arena internacional. Esta cualidad de investigación de documentos las ha ayudado a incorporarse dentro del crimen. Esto significa una organización social interna y comunicaciones con las estructuras internacionales que las han ayudado a sostener su organización y resolver la proliferación de las pandillas internacionales.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.