Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

12/01/13 - 00:04 Opinión

Q’ANO’JB’AL

Momentos políticos

Dos momentos políticos impor- tantes para América Latina en estos últimos días, por un lado la movilización zapatista del 21 de diciembre, en el momento justo del cambio de ciclo maya, y el 10 de enero, la movilización social para la defensa del modelo venezolano.

KAJKOJ MáXIMO BA TIUL

1. Cuando en todo el mundo se pensaba que el movimiento zapatista había sido diezmado y terminado por el Estado mexicano, el 21 de diciembre el sur de México fue escenario de una movilización de más de 40 mil representantes de las bases del zapatismo. Rompiendo el silencio que habían tenido durante casi 10 años, volvieron a rebelarse contra el cordón político, económico y militar al que habían estado sujetos durante más de 10 años, por el Estado y el gobierno anterior y este nuevo.

Este movimiento vuelve a poner a la discusión de la opinión pública que los pueblos originarios no están dispuestos a que el modelo de desarrollo capitalista y el mismo modelo neoliberal se sigan comiendo sus tierras y arrebatándoles sus territorios, a cosa de las peores condiciones de vida, a la que han sido objetos durante muchos años.

Bajo la consigna “Hemos roto el silencio, porque mientras las oligarquías, los partidos tradicionales, los medios de comunicación, informaban que nosotros ya no existíamos, ahora decimos, nosotros vivimos y viviremos para defender lo que es nuestro, porque nosotros somos pueblos que hemos vivido aquí durante miles y miles de años. El cambio que queremos para este ciclo, es que el Estado y el gobierno entienda que no puede existir un México sin nosotros”.

2. Cuando la intervención mediática del capitalismo mundial anunciaba por todo lados la “muerte de Chávez y el modelo venezolano”. Este 10 de enero se dio un acontecimiento que nadie esperaba, millones de venezolanos, bajo el liderazgo del vicepresidente Maduro, salieron a las calles a defender la Constitución e institución venezolana, gritando al unísono “Chávez no se va”. Haciendo el juramento público “defenderemos la Constitución y el modelo socialista bolivariano”, le ganaron la guerra mediática a las pretensiones de los opositores de ver caer de un solo tajo todo un proyecto de nación que desde hace años se está impulsando en Venezuela.

Estos momentos son importantes no solo para México y Venezuela, sino para América Latina, porque se está demostrando que solo unidos se podrán defender los derechos de las mayorías a cambio del descalabro que promete el modelo capitalista neoliberal, que cada vez más está aumentando el número de pobres en los países del primer mundo.

Solo basta ver lo que pasa en Grecia, España, Francia, Italia, Estados Unidos, donde cada día las estadísticas de los organismos internacionales (BM; FMI; ONU) se escandalizan del elevado número de desempleo, pobreza y falta de vivienda.

Por la esperanza de construir un modelo más humano, está en América Latina, por eso ahora sigue siendo el tiempo del Sur.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.