Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

10/07/13 - 00:00 Opinión

CATALEJO

Nuevas preguntas sobre Democracia

LO OCURRIDO EN EGIPTO, donde un gobierno electo democráticamente provocó la creación de un gobernante totalitario y por ello de popularidad descendiente de manera indudable, es un caso más de los ejemplos de pueblos deseosos de salir de las dictaduras, militares en este caso, y por medio de los votos llevar a alguien. La idea implícita popular se manifiesta con el convencimiento de varios criterios no hechos realidad luego. Uno: la democracia trae progreso económico. Dos: supone en el gobernante electo una actitud consecuente con los ciudadanos y el país.

MARIO ANTONIO SANDOVAL

Tres: la democracia es comprendida, aceptada, practicada y protegida por cualquier tipo de sociedad, sin distinción étnica, religiosa, cultural, educativa. Eso simplemente no ocurre así.

LOS MILITARES egipcios derrocaron a Mohamed Mursi, y —como hace algunas décadas un político venezolano— lo fácil es sacarlos de los cuarteles. Lo difícil es regresarlos, porque la tentación del poder autoritario es muy grande, sobre todo en países donde los electores piensan en una especie de monarquía, en la cual el presidente es el todopoderoso, es la persona a quien acudir, en vez de hacerlo con las instituciones, muy pronto víctimas de ese tipo de rey cuyos tentáculos abarcan parlamentos y cortes de justicia. No hay necesidad de ser sabio para ver la interrupción de la llamada primavera árabe como la apertura de un largo período de confusión y de un retroceso total, pero específicamente en asuntos sociales como el papel de las mujeres.

LA NUEVA IDEA ACERCA de la Democracia —así, con mayúscula— es agregar al proceso el castigo de la separación del cargo de presidentes, diputados, jueces, magistrados y alcaldes. Es decir, todo funcionario electo. Ciertamente, los períodos presidenciales están llenos de días de crisis, errores y problemas, pero la persistencia de corrupción, ilegalidad o irrespeto de cualquier tipo, debe ser motivo suficiente para sacar del cargo a los culpables. Esto debe hacerse luego de un acuerdo de todas las entidades de la sociedad civil, con participación de los políticos, pero nunca solo a criterio de ellos. Así, las sustituciones del caso se harían con orden, sin necesidad de manifestaciones, cuartelazos, represión y demás lacras de índole política.

LOS EXPERIMENTOS POLÍticos democráticos normalmente fallan por culpa de quienes llegaron por las urnas. En el caso de Guatemala, los errores del gobierno demócrata cristiano abrieron el paso a un megalómano Serrano y después a un despótico Arzú, un anodino Berger, un irresponsable Portillo, y un lamentable Colom. El actual desprestigio de la democracia entre los ciudadanos guatemaltecos se debe a esos primeros yerros de Cerezo. Lo mismo pasó en Egipto. La intentona de Serrano se debió también a su desesperación por estar cercado por los opositores. Y ahora nadie puede negar la actitud de irracional oposición planificada por Baldizón. Con todo esto, disminuye la idea de la democracia como el menos malo de los sistemas políticos.

EN TEORÍA DEMOCRÁTICA, todo gobierno electo es bueno y todo régimen no electo es malo. No es así, y ese es el problema. En una sociedad históricamente dirigida en forma autoritaria, como Guatemala, las esperanzas puestas en la democracia la hacen impopular, cuando la gente se cansa de la inseguridad, el alto costo de la vida, la corrupción. Por ello la clase política, analizada como unidad, es la responsable cuando se dedica a crear tribus políticas y luego las bautiza como partidos, con lo cual los estudios teóricos sobre los partidos políticos del país provocan sonrisas si no empiezan con expresar cuáles son las condiciones para poder hablar de estas entidades. Todo eso, mezclado, provoca las nuevas y necesarias preguntas sobre la Democracia.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.