Opinión

H. J. Nicol y el fut

Muy pocos sabemos que el futbol guatemalteco se creó el 23 de agosto de 1902, con 22 jugadores. Cuando los ojos del mundo entero se han posado sobre el Mundial, la celebración del Día del Padre pareciera que se opacó. Sin embargo, en esta ocasión le hago un homenaje a mi progenitor, Henry J. Nicol, conocido también como Enrique Nicol, quien no solo fue un gran futbolero, sino además campeón nacional de tenis. Fue un amoroso padre de familia, con gran don de gentes, caballerosidad, honestidad, inteligencia y honorabilidad, y fue además un exitoso empresario, pionero de la industria automovilística guatemalteca.

Por VIDA AMOR DE PAZ

<p>Vida Amor de Paz</p>
Vida Amor de Paz

Muy pocos sabemos que el futbol guatemalteco se creó el 23 de agosto de 1902 con 22 jugadores. El primer juego fue todo un acontecimiento en lo que conocemos como Hipódromo del Norte. Los espectadores eran los amigos y familiares de los jugadores, y muchos curiosos abarrotaron el lugar. Al día siguiente, la patojada que había presenciado el partido ya jugaba con balones de trapo, al no contar con pelotas de futbol.

Los iniciadores del futbol en Guatemala fueron los hermanos Jorge y Carlos Aguirre Matheu, Delfino Sánchez Latour y Eusebio Murga, quienes habían cursado estudios en Saint Georgian's College y jugado en Inglaterra de 1896 a 1901. Siendo mi padre inglés, también trajo la técnica inglesa después de haber jugado en Londres por los años de 1910 a 1915, integrándose al futbol guatemalteco por el año de 1920.

Los primeros juegos atléticos se dieron ese año, durante el cumpleaños del presidente Manuel Estrada Cabrera en lo que antes se llamaba barrios del Guarda Viejo y Pamplona. Se inscribieron los clubes Hércules, Allies, y otros. Al pasar del tiempo se creó la Selección Nacional y fue en el Campo de Marte donde mi padre fungió como un sobresaliente delantero, y a veces haciendo de portero en la cancha junto a otros jugadores como Rafael Villacorta, Manuel Ramírez, Ramiro Gálvez, Wenceslao Aldaz, Julio Dougherty, José Minondo, Constantino Kienhle, David Barrios y Enrique Álvarez.

El primer partido se dio el 14 de septiembre de 1921 contra Honduras, a quien Guatemala derrotó por un marcador inapelable de 9 goles a 0. Tras muchos otros juegos de la extinta Copa CCCF, antecesora de la posterior Copa Concacaf, Guatemala inició con el preliminar al Mundial de 1958 en el grupo 1, junto a las selecciones de Costa Rica y Antillas Neerlandesas. Cabe recordar a Guatemala en su primera gira al exterior como ganador contra México. En otra ocasión, mi padre se lució junto a sus compañeros jugando de "tú a tú" en contra de los campeones británicos, superándolos con el veloz pase corto. El capitán del equipo británico mencionó haber tenido por contrincante al mejor equipo desde que salieron de Inglaterra, y reiteró que jugaban constantemente en países al sur del nuestro y hacía más de un año que no habían conocido la derrota como la que habían tenido contra Guatemala. Y así podríamos enumerar numerosas anécdotas que se han venido perdiendo. Por todo ello, ¡no bajemos la cabeza y lleguemos algún día al Mundial!

Hoy, estamos ilusionados en que gane Costa Rica, y si sucede, se sentará un precedente de que un país pequeño centroamericano ¡puede ser campeón!

vidamordepaz@yahoo.com