Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

08/01/13 - 02:51 Opinión

Otto Pérez anuncia primeros cambios

El presidente Otto Pérez Molina anunció ayer los primeros cambios en el comienzo del segundo año de su período, de los cuales en realidad ninguno conlleva sorpresa, la que sí se presenta en su afirmación de que habrá otros muy pronto, así como su decisión de clausurar el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), al cual calificó de una entidad corrupta que el Gobierno no pudo controlar.

EDITORIAL

A este respecto, el presidente necesita aclarar qué se hará para que el Ministerio de Desarrollo, al cual serán trasladados los miles de millones de quetzales asignados al Fonapaz, no pueda hacer uso sin control alguno de ese dinero, ni pueda adquirir bienes y servicios sobrepreciados. El ministerio mencionado, con esta decisión, se convierte de pronto en un puesto deseable para aquellas personas que de alguna manera quieren aprovecharse del dinero del erario.

Al señalar el presidente que esa entidad del Estado era nido de corrupción, queda implícita la tarea de poner orden en toda una serie de otras fuentes de corrupción que han desangrado las arcas nacionales. Por aparte, la decisión implica la depuración de las filas de burócratas que tradicionalmente han sido los responsables del despilfarro, robo, así como de comadrazgo político y familiar a todos los niveles.

El cambio del canciller era esperado desde hace tiempo, debido a su falta de experiencia en el campo diplomático, por lo que desde el principio ese nombramiento causó sorpresa en diversos sectores. Parece que ese criterio no ha sido abandonado, porque el sustituto, Fernando Carrera, tampoco tiene una carrera en el campo de la diplomacia.

Por aparte, la salida del ministro de Agricultura, Efraín Medina, tampoco causó sorpresa, debido a que desde hace tiempo era clara su intención de retirarse del equipo de gobierno. La salida de Luis Reyes Mayén de la Presidencia del IGSS abre la puerta a suspicacias, porque llega alguien cuya única carta de presentación es la cercanía con el presidente de la República. La entidad encargada de la seguridad social del país ha sido en muchas ocasiones un premio para personas que no necesariamente tienen interés en manejar de manera correcta el dinero aportado por los trabajadores y los empresarios.

Los cambios en el gabinete y otros lugares claves de la administración pública deben ser vistos desde dos ópticas posibles. Una los considera una acción natural dentro del ejercicio de un gobierno, pero la otra, sobre todo cuando son numerosos, es tomada como una prueba de falta de cohesión en las filas de quienes son llamados a colaborar en el ejercicio de la conducción del país, además de provocar sospechas de divisiones internas o de triunfos de uno de los grupos internos sobre otros.

Cuando termine la serie de sustituciones y se hayan logrado cambios en el fondo y en la forma de la conducción del país, será posible saber si son acertados o no. Mientras menos tiempo tarde el presidente Otto Pérez en informarlo, menor será el natural nerviosismo que se provoca en muchos de los mandos medios de todo el gobierno.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.