Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

24/09/10 - 11:32 Opinión

Productos no tradicionales

La principal crisis que  enfrentan los proyectos productivos en Guatemala es su credibilidad. Credibilidad para invertir, para apoyar y propiciar los medios eficaces para que la inversión rinda sus frutos. Mientras el mercado interno está saturado de clientelismo, tráfico de influencias y mercados sobrevalorados, el externo de Guatemala es exigente, competitivo, operado bajo normas definidas que propician un ambiente de libre competencia.

POR JOSé MIGUEL ARGUETA

El trabajo realizado por la Gremial de Exportadores de Productos No-Tradicionales tiene su historia, su naturaleza y sus resultados en la actividad económica y productiva de Guatemala.

Primero, toda actividad económica se mueve por un incentivo. Ese incentivo atrae capital de inversión, atrae tecnología e involucra a profesionales en desarrollar cadenas cada vez más largas de productos que transformen la vida social.

Los guatemaltecos encuentran en los supermercados, en los mercados cantonales, en las tiendas de conveniencia una serie de productos  que hace 30 años era imposible comercializar y mucho menos hacerlo a un precio tan accesible.

Imagínese,  verduras como el brócoli, la arveja y los tomates están presentes en cualquier puesto de venta. Lo que menos se imagina el que los vende o el que los compra es que esa facilidad para la adquisición de su producto viene dada por el apoyo visionario y tesonero de un grupo de guatemaltecos que con su esfuerzo y su trabajo formaron una gremial que con el tiempo sería la gerente de todo el esfuerzo exportador de este país.

La enorme diferencia entre los productos tradicionales de exportación y el verdadero desarrollo de la actividad agroexportadora y similares ha sido no tanto el hecho de la concesión de privilegios, como la desgravación arancelaria mediante los parámetros de admisión temporal.

El papel de la gremial siempre es el incentivo y soporte a toda actividad empresarial que busque nuevos mercados de competitividad, progreso y oportunidades de desarrollo par los guatemaltecos.

La gremial de exportadores de productos no tradicionales incentiva tanto cuantitativa como cualitativamente la empresa productora y exportadora, conciliando las acciones productivas con las políticas económicas del Gobierno de Guatemala. La labor de reconocimiento a la labor de pequeñas, medianas y grandes empresas fortalece su nivel de competitividad, calidad y uso de tecnología.

La facilidad y soporte a las empresas favoreció el ambiente empresarial guatemalteco frente a lo competitivo de los mercados regionales. Se propició un clima que facilitara a través de la iniciativa privada la regulación de políticas de calidad y competencia exigidas por el Ministerio de Economía y por la política industrial del país.

Al realizar el trabajo la gremial no invoca privilegios para sus asociados, sino criterios de eficiencia pública para que los trámites burocráticos tengan la función de incentivar en todo sentido. Incentivar la innovación, la calidad, el ingenio, el alcance del mercado, la mano de obra calificada y el uso de recursos propios de las organizaciones mundiales de comercio.

Enhorabuena a Agexpront y su equipo de guatemaltecos que propician la competitividad en un mercado sin coerción ni privilegios.

Más noticias de Opinión

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.